Estilo Eloy Sánchez Rosillo - La luz no te recuerda

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 4,39 KB

 
La luz no te recuerda
De la obra La vida, de Eloy Sánchez Rosillo
El poema analizado forma parte de la obra La vida, del poeta murciano Eloy Sánchez Rosillo. En él, el autor relata la tristeza que siente al darse cuenta de que la luz no recuerda el pasado, que sólo él es capaz de recordar aquellas horas con la amada, aquellas tardes ya perdidas en la profundidad del tiempo.
La Narratividad del poema se plasma en el hecho de que la luz, a pesar de ser eterna, es también reflejo del paso del tiempo, y aunque ella no es capaz de recordar el pasado, al poeta si le trae recuerdos de la amada y las horas junto a ella. Ejemplo de esta Narratividad es: Entra la luz hoy en el cuarto como / entraba la otra tarde. Pero no / nos encuentra aquí juntos de nuevo: no has venido. / Pero yo puedo recordarte.
Por otro lado, a través del Biografismo, el autor recurre a la primera persona del singular para hacer referencia a sí mismo, al yo del presente (Yo puedo recordarte, siguen viviendo en mí), y a la primera persona del plural para referirse a los amantes: su yo del pasado, aquél que vivió los momentos más felices junto a la amada (palabras que hablamos, lo que entre nosotros sucedió). También hace uso de la tercera persona para referirse a la luz, una luz que en este poema aparece personificada: no nos encuentra, no te recuerda, la luz ama el presente, no recuerda haber estado aquí,
En cuanto a los símbolos empleados, aparecen claramente los dos más importantes en la obra de Sánchez Rosillo: el Entonces - Allí y el Aquí - Ahora. El primero de ellos simboliza la etapa de juventud y plenitud vital, el pasado junto a la amada en el que se era feliz y no había preocupaciones (en esta habitación / - llena de nada ahora - que
entonces compartimos, ya no sabe que se enredó en tu pelo,) En contraposición a este símbolo, aparece el Aquí - Ahora, el presente del autor, en el que está sólo y triste, y que ya sólo posee el recuerdo de aquellos años de felicidad (no nos encuentra aquí, encuentra a un hombre recordando, recodándote: / un hombre triste, y derrotado, y solo).
La métrica de la obra está dominada por el uso del endecasílabo, combinado en ocasiones con el heptasílabo y versos alejandrinos. La rima empleada en el poema es blanca, es decir, no hay rima entre los versos. También abunda el uso de encabalgamientos , un efecto poético que consiste en cortar una frase inacabada al final del verso, y continuarla en el siguiente, como ocurre en los versos 1-2 y 10-11 . También es muy característico del poeta el empleo de versos descolgados, es decir, escribir un mismo verso en dos renglones distintos, de manera que el de abajo comience en la misma vertical que le correspondería. En este poema aparece un sólo verso descolgado, el número 15.
Por último, los temas empleados en el poema son varios. El principal de ellos es el tiempo, presente en toda la obra: la luz vuelve, pero no recuerda el pasado: un tiempo perdido del que sólo queda el recuerdo (la luz ama el presente, al lugar en que ardiera la otra tarde la vida,..) . Junto al tema temporal aparece el tema de la vida, pero vista desde las vivencias personales de un ser humano: sensaciones, sentimientos, recuerdos, El resto de temas empleados son los clásicos y universales, como el Tempus fugit (El tiempo huye, y su paso duele), la Arcadia temporal (la nostalgia del tiempo perdido, en este caso, el tiempo junto a la amada), y el tema del amor personal, visto desde la perspectiva del pasado y la melancolía.

Entradas relacionadas: