Enfermedad endoparasitaria

Enviado por carol y clasificado en Medicina y Salud

Escrito el en español con un tamaño de 56,99 KB

 

ENFERMEDADES INFECTOCONTAGIOSAS

Son las enfermedades de fácil y rápida transmisión, provocadas por agentes patógenos. En algunas ocasiones para que se produzca la enfermedad es necesaria la intervención de otro organismo viviente llamado agente intermediario, transmisor o vector.
Los agentes patógenos —agente etiológico—  de este tipo de enfermedades generalmente son virus, bacterias, hongos, protozoos y pluricelulares.

Las enfermedades pueden clasificarse de diferentes maneras, entre ellas atendiendo al origen, o al órgano que afectan, o al sistema de órganos que ataque (cardiopatías, gastroenteritis, neuropatías, enfermedades endocrina, sicosomáticas, etc.)

Por razones didácticas y por ser las que de alguna manera pueden estar al alcance de una defensa del propio individuo, las enfermedades infectocontagiosas son las que mejor grafican los amplios espectros que alcanzan las patologías del organismo humano.

Los agentes causantes de las E.I. En orden de tamaño, comprenden a los viris, rickettzias, clamidias, mycobacterias, protozoos y hongos, además de gusanos parasitarios pluricelulares normalmente endoparásitos.

Los ectoparásitos, si bien se consideran en la clasificación de agentes patológicos causantes de enfermedades, se les clasifica mejor como vectores, es decir como trasmisores de los agentes microscópicos antes mencionados, siendo estos ectoparásitos la mayoría de las veces hematófagos.

Formas del ataque infeccioso por estos agentes  a) Competencia de metabolitos

B) destrucción de estructuras. Rompen los tejidos (viropatologías)

C) Inmunidad cruzada o autoinmunidad

D) Liberación de toxinas. Bacterias exotoxinógenas o endotoxinógenas

E) obstrucción de conductos por parasitosis (elefantiasis, obstrucción intestinas)

F) daños en estructuras externas. Piel y mucosas por bacterias u hongos (dermatitis, dermatomicosis)

Concepto de Infecciones e Infestaciones


Se denomina infección a la entrada, desarrollo y multiplicación de un agente infeccioso en el organismo. La infección se produce si las defensas orgánicas no actúan o si el número de microorganismos que ingresa en el cuerpo humano vence esas defensas. La infestación se refiere generalmente a agentes que invaden el organismo externamente. Normalmente pertenecen a la clase Insectos teniendo como hábitos alimenticios la sangre del huésped, es decir son hematófagos (pulgas, piojos, chinches, vinchucas) actuando como vectores de agentes microscópicos.

Contagio o mecanismo de transmisión


Es la transmisión de la enfermedad de una persona o animal enfermo a un hombre sano. El contagio puede ser directo o indirecto.

La enfermedad se transmite por contagio directo cuando se toca a la persona o animal infectado, o por las gotitas de Flügge, que el enfermo elimina al hablar, toser y estornudar. Estas generalmente no se diseminan a más de un metro de la fuente de infección.

El contagio es indirecto cuando se tocan objetos contaminados (pañuelos, ropa sucia, ropa de cama, vendajes, utensilios utilizados por el enfermo) o mediante un portador (persona o animal que alberga microorganismos infecciosos sin presentar síntomas de la enfermedad). Los alimentos y las partículas del polvo atmosférico también pueden ser portadores de gérmenes. Las moscas son los reservorios más peligrosos de agentes infecciosos y, por lo tanto, las transmisoras de las peores enfermedades.

Incubación


Se denomina así al período que transcurre desde el contagio hasta la manifestación de la enfermedad. Es muy variable: en algunos casos tarda apenas unas pocas horas, mientras que en otros la enfermedad se manifiesta después de varios meses de ocurrido el contagio.

Concepto de epidemia, endemia, pandemia y zoonosis


La epidemiología es la ciencia que estudia la forma en que se presentan, se transmiten y se previenen las enfermedades. La epidemia es la aparición repentina en una regíón de una enfermedad infectocontagiosa que se propaga rápidamente entre sus componentes. Ejemplo: epidemias de gripe, sarampión, hepatitis, escarlatina, etcétera. Su duración es limitada en el tiempo.

Existen enfermedades que son locales, es decir permanentes en una regíón determinada, como el mal de Chagas o la lepra. En este caso se habla de endemias.

Si las enfermedades infectocontagiosas que se inician en un país transponen sus fronteras extendíéndose a otras naciones, se dice que son pandemias.
Por ejemplo: SIDA, cólera, etcétera.

Cuando las enfermedades infectocontagiosas atacan a los animales reciben el nombre de apizootias.
Por ejemplo: fiebre aftosa; peste bovina.

Las zoonosis son enfermedades comunes al hombre y a los animales. Por ejemplo: rabia, brucelosis, tuberculosis, hidatidosis.

Profilaxis


La profilaxis es la parte de medicina preventiva que estudia las medidas tendientes a impedir el desarrollo y la propagación de las enfermedades.

La profilaxis puede hacerse actuando sobre el medio o sobre el individuo.

La acción profiláctica sobre el individuo se basa en las siguientes medidas:

  • diagnóstico precoz
  • denuncia obligatoria
  • aislamiento y tratamiento
  • inmunización

CLASIFICACIÓN DE LAS ENFERMEDADES INFECTOCONTAGIOSAS.-


Existen variadas formas de clasificar estas patologías. Sin embargo, lo más prácticos es hacerlo por el tipo de agente etiológico comprometido yendo desde aquel de menor tamaño a los de mayor envergadura.

Comenzamos, entonces, con las enfermedades virales.

I.- ENFERMEDADES VÍRICAS O VIROSIS


Son las enfermedades producidas por virus.
Entre las más comunes se encuentran la varicela, la gripe, la rabia, la hepatitis virósica, el sarampión, la rubéola, la parotiditis (paperas).

El virus es un agente genético que posee una regíón central de ácido nucleico, ADN o ARN (genoma) y que está rodeado por una cubierta de proteína o cápsidey, en algunos casos, por una envoltura lipoproteica.
No son considerados seres vivos por la biología ya que no cumplen con las carácterísticas típicas de éstos. Son la asociación de moléculas altamente especializadas y dinámicas

Los virus contienen toda la información necesaria para su ciclo reproductor; que solamente puede ocurrir adentro de las células vivas, apoderándose de las enzimas y de la maquinaria biosintética de sus hospedadores.

Los virus difieren entre sí por el tamaño, la forma y la composición química de su genoma.

En algunos virus, el genoma se presenta segmentado en 8 moléculas de RNA de cadena simple, que se asocian con moléculas de una proteína que le confieren forma helicoidal. Los RNA genómicos asociados con la proteína reciben el nombre de nucleocápsides.
Rodeando las nucleocápsides, existe una membrana lipoproteica a través de la cual emergen las glucoproteínas virales de envoltura (neuroaminidasa y hemaglutinina).

Gripe o influenza.-


Se trata de un enfermedad infectocontagiosa epidémica, y a veces pandémica, que se transmite con gran rapidez y mucha facilidad.

El agente etiológico es un virus que existe en las mucosidades nasofaríngeas y del que pudieron estudiarse cuatro tipos con propiedades biológicas diferentes: A, B, C y D.

El virus A es el más común; los del tipo B y C producen cuadros menos intensos, y el D, aislado en Japón, es el que provoca infecciones graves.

Contagio

El más frecuente es el directo. La entrada se produce por las fosas nasales o por la boca, mediante las gotitas de Flügge que elimina el enfermo al hablar, toser o estornudar.

El contagio indirecto es discutido.

Síntomas generales

La incubación es muy corta, oscila entre unas horas y dos días. La forma de presentación varía según las personas, pero generalmente se manifiesta por un resfrío violento, elevación de la temperatura (39º) y decaimiento. En las formas nerviosas se producen neuralgias y agitación. En las formas respiratorias, laringitis, bronquitis y hasta neumonías. En las formas gastrointestinales, inapetencia, vómitos, diarrea y cólicos.

La convalecencia es larga y los enfermos permanecen bastante tiempo con decaimiento e inapetencia.

En general la gripe es una enfermedad benigna, pero por el debilitamiento que ocasiona puede provocar innumerables complicaciones, a veces temibles. La inmunidad es de muy corta duración.

Profilaxis

Se aconseja el aislamiento del enfermo, así como extremar las medidas higiénicas personales y ambientales.

Si se trata de epidemias, deben desinfectarse los lugares públicos, evitar las aglomeraciones de personas en lugares cerrados, alimentarse bien y evitar los enfriamientos.

Varicela.-


Es una enfermedad infectocontagiosa viral, eruptiva  y benigna.

Frecuentemente se producen epidemias en niños de corta edad. La enfermedad confiere inmunidad para.

El agente etiológico es un virus poco resistente, localizado en las vesículas que se forman al finalizar el período eruptivo.

Contagio


En la mayoría de los casos es por contacto directo con el enfermo y se produce durante la escamación.

Síntomas generales


La incubación abarca un período de 14 a 18 días. Al cabo de ese tiempo aparece un leve estado febril y una erupción que atraviesa sucesivamente distintas fases: mácula, pápula, vesícula y costra, que al cabo de unos 8 días cae dejando una pequeña cicatriz cuando el enfermo se rasca.

Esta enfermedad eruptiva se caracteriza porque aparece por brotes, a causa de lo cual en una misma regíón del cuerpo pueden observarse lesiones cutáneas en diferentes fases de su evolución.

Profilaxis


El enfermo debe ser aislado hasta el final de la escamación. La profilaxis se dirige especialmente a las escuelas por medio de desinfecciones periódicas y el mantenimiento de la higiene individual.

Sarampión.-


Es un enfermedad infecciosa muy contagiosa que se manifiesta por catarro, conjuntivitis, manchas en la mucosa bucal y una erupción típica de la piel. Si bien se observan casos aislados durante todo el año, las epidemias se producen al fines del invierno.

El agente etiológico es un virus filtrable muy resistente, aún a muy bajas temperaturas.

Contagio


Comúnmente es directo y se transmite a través de las secreciones oculares o de las vías respiratorias, y por las gotitas de Flügge. El contagio indirecto es más difícil.

Síntomas generales


La enfermedad tiene tres períodos: a) el período de incubación, dura de 10 a 12 días;       b) período catarral o preeruptivo, que se caracteriza por congestión de la conjuntiva y de las mucosas, tos, fotofobia (rechazo de la luz) y en el 80% de los casos por manchas "manchas de Koplik" de color blanco en la mucosa bucal; c) el período eruptivo, en el que la fiebre y la tos aumentan hasta que se manifiesta con un exantema cutáneo que comienza en la cara, para extenderse al tronco y luego a las extremidades.

Lo más peligroso de esta enfermedad son las complicaciones que puede provocar, como otitis, neumonía y encefalía, entre otras.

Profilaxis


Actualmente se está tratando de erradicar esta enfermedad tan contagiosa mediante la inmunización masiva por medio de la vacuna antisarampionosa.
En esta campaña tienen prioridad los niños susceptibles, desnutridos y de familias de bajo nivel socioeconómico, de entre 6 meses y 2 años de edad, que no tuvieron sarampión naturalmente. Los que padecen cardiopatías y neumopatías congénitas por tener sus defensas disminuidas.

La vacunación antisarampionosa está contraindicada en los tres primeros meses del embarazo.

Rubéola.-


Es una enfermedad infectocontagiosa exantemática o eruptiva común en niños menores de 15 años, principalmente en escolares.

En la mayoría de los países se presenta con mayor frecuencia en primavera. Su peligrosidad reside en el hecho de que cuando se produce en mujeres embarazadas, sobre todo en el primer trimestre, generalmente ocasiona malformaciones congénitas en el feto (sordera, alteraciones cardíacas, retardo mental, etc.) La frecuencia de los niños anormales es del 50% cuando la rubéola ataca en el primer mes del embarazo, del 22% en el segundo mes y del 6% durante el tercer mes.

El agente etiológico es un virus.

Contagio


Como en todas las enfermedades eruptivas, el período exantico es el más contagioso, y la vía directa es la más peligrosa.

Síntomas generales


La incubación varía entre una y dos semanas, y pasa desapercibida. Al cabo de es tiempo se observan las primeras manifestaciones que son leves y se caracterizan sobre todo por el aumento del tamaño de los ganglios del cuello, un catarro ligero acompañado o no de fiebre no muy elevada (hasta 38ºC).

El período eruptivo es igual al del sarampión comienza por la cara y cuello para extenderse al tronco y a las extremidades.

Profilaxis


Como la enfermedad es breve y no es muy molesta generalmente no existe un tratamiento específico, y sólo se utilizan medicamentos para combatir los síntomas más incómodos. La verdadera profilaxis está destinada a los cuidados que deben prodigarse a las mujeres embarazadas que contrajeron la enfermedad o que estén en contacto con enfermos, por las malformaciones congénitas que pueden afectar al feto.

A las mujeres embarazadas que están es contacto con enfermos de rubéola se les debe administrar gammaglobulina como medida preventiva y consultar inmediatamente al médico ginecólogo que las asiste. A partir del cuarto mes los fetos están protegidos y generalmente se les permite continuar al embarazo sin mayores recelos.

Si la mujer embarazada ya tuvo rubéola, no debe alarmarse porque esta enfermedad confiere inmunidad permanente.

En caso de padecer la enfermedad durante el embarazo es el médico el que debe decidir, después de un minucioso examen, si éste puede continuar o debe interrumpirse.

Parotiditis o Paperas.-


Es un enfermedad infecciosa transmisible que ataca preferentemente a niños de 5 a 16 años de edad y se caracteriza por el aumento de tamaño de las glándulas salivales, sobre todo de las parótidas, que se ubican a ambos lados del cuello. Si afecta a una sola de ellas, se dice que es unilateral, y bilateral si compromete a ambas. En los adultos y jóvenes puede extenderse a los testículos.

El agente etiológico es un virus denominado Mixovirus parotiditis.

Contagio


El contagio es directo y se realiza por la gotitas de Flügge. Esta enfermedad confiere una inmunidad permanente.

Síntomas generales


Al período de incubación, que dura entre 18 y 21 días, le sigue un cuadro leve de malestar general con una desagradable sensación en la garganta, provocada por el aumento de las parótidas y la sequedad bucal, porque disminuye la secreción de saliva.

En los adolescentes el cuadro puede complicarse cuando afecta a los testículos. Si la enfermedad es tratada oportunamente la curación es integral, pero en algunos casos puede producirse atrofia del testículo con posterior esterilidad.

Profilaxis


Las medidas preventivas están destinadas a los adolescentes para evitar las complicaciones testiculares, y a los niños desnutridos y susceptibles.

A los 15 meses de edad se administra una única dosis de vacuna, que confiere inmunidad activa.

Rabia.-


La rabia o hidrofobia es una enfermedad virósica transmitida por la mordedura o lamida de un perro o de otro animal infectado. El virus actuante se localiza en los centros nerviosos.

Cuando una persona es mordida por un perro o su saliva ha penetrado en un herida, y se sospecha que el animal está rabioso, éste debe ser conducido inmediatamente a un instituto especializado, para determinar si el animal está enfermo.

De confirmarse la existencia de rabia, el paciente debe ser sometido a un serie de inyecciones antes de que aparezcan los síntomas, ya que después de las consecuencias pueden ser fatales. De no encontrarse al animal, habrá que someterse a la inmunización.

Los síntomas de la rabia, que pueden tardar semanas en aparecer, son: fiebre, vómito, tos, dolor de cabeza, y de garganta, sensación de hormigueo, agitación e insomnio. El enfermo se torna depresivo e irracional, experimenta contracciones musculares y convulsiones. Al beber, al querer procurarse agua y aún al pensar en ella, el enfermo sufre espasmos de garganta. De ahí el nombre de hidrofobia con que se designa a la rabia.

Prevención


Vacunación obligatoria de los perros. La persona mordida debe ser vacunada si el animal está rabioso, ha muerto o no se lo encuentra.

Síntomas


Fiebre, cefalea e hiperexicitabilidad. Aumento de la sensibilidad de la vista, el oído y la piel. Hidorfobia.

Tratamiento


Suero antirrábico. Vacunación (serie de inyecciones).

Sida (Síndrome de la Inmunodeficiencia Adquirida).-


El tema fue tratado de manera detallada en el seminario de igual nombre y en los trabajos de investigación presentado por cada alumno ya que se considera una de las enfermedades virales de mayor importancia en la época actual.

II.- ENFERMEDADES PRODUCIDAS POR BACTERIAS.-


No todas son patógenas. Otras pueden ser patógenas sólo en circunstancias especiales (flora bacteriana). La clasificación en cuanto a sus formas suele ser muy útil al momento de analizar la patogenia de una bacteria.

Formas redondeadas


- Pertenecen al género cocos y se pueden presentar aisladas (Bordetella pertussi que provoca la tos convulsiva), en pares o diplococos (Neisseria gonorrhoeae causante de la gonorrea o blenorragia), en hileras (Streptpcocos) o en racimos (Estafilococos dorado).

Formas de bastón


- Pertenecen al género bacilos con carácterísticas propias. Entre las más conocidas está Escherichia coli, Mycobacterium tuberculosis y leprae, Corynebacterium diphteriae y Clostridium tetani.

Formas de resorte


- Pertenecen al género espirilos (con forma de espiral). Entre ellos está Treponema pallidum causante de la sífilis.

Formas de coma


- Pertenecen a los vibrios, semejantes al signo ortográfico coma. Hay varias formas patógenas, entre ellas el Vibrio cholera.

En la lucha contra las enfermedades bacterianas la introducción de los antibióticos se ha constituido en un factor decisivo. En muchas enfermedades bacterianas, como en la tuberculosis, la meningitis y la fiebre tifoidea, se ha advertido una notable disminución de la frecuencia y la mortalidad, pero en otras, como la difteria, la tos convulsa y el tétanos, el tratamiento más eficaz son las medidas preventivas.

Difteria.-


Es una enfermedad infectocontagiosa grave que se caracteriza por la presencia de falsas membranas blanquecinas, principalmente en la garganta (amígdalas y faringe). Es más común en la segunda infancia y en la adolescencia, y raramente ataca a los adultos.

El agente etiológico es una bacteria alargada conocida como bacilo diftérico o bacilo de Loeffler, (Corynebacterium diphteriae)
Que se localiza en las falsas membranas. Este bacilo segrega toxinas, que se difunden por todo el organismo y causan la enfermedad.

Contagio


El contagio es directo cuando se produce por las microgotas de saliva del enfermo o del convaleciente que contienen trocitos microscópicos de membrana con bacilos, y que son expulsados al hablar, con la tos o con el estornudo.

La transmisión también puede ser indirecta, a través de ropas u otros objetos que hayan estado en contacto con los enfermos.

Síntomas generales


La incubación es corta, dura de 1 a 3 días. Luego aparece un ligero estado febril (37 a 37,5º) que desemboca en una angina, la cual se recubre de la falsa membrana típica. Poco a poco ésta va invadiendo toda la garganta (amígdalas, úvula, velo del paladar) y se hace cada vez más gruesa. Se inflaman los ganglios del cuello, la fiebre se eleva y la deglución es dolorosa.

Algunas veces, en el curso de la convalecencia se presentan complicaciones graves como el "crup diftérico", que puede provocar la muerte por asfixia.

La inmunidad que confiere esta enfermedad es transitoria.

Profilaxis


El aislamiento del enfermo debe ser riguroso, así como la desinfección de todos los objetos que están en contacto con él.

Se dispone de suero y vacuna antidiftéricos, que se aplican, según los casos, como curativo o como preventivo. La revacunación es imprescindible por la corta duración de la inmunización.

Existe una reacción, llamada reacción de Schick, que permite conocer al grado de receptibilidad del individuo con respecto a la enfermedad. Consiste en una inyección intradérmica de una pequeña dosis de toxina diftérica. Si pasadas las 24 hs. De aplicada aparece alrededor de ella una inflación que persiste algunos días, la reacción es positiva e indica que el sujeto puede contraer la difteria. Si, por el contrario, no aparece ningún síntoma, está inmunizado.

Tos convulsiva o tos ferina (coqueluche).-


Es una enfermedad de la infancia, muy contagiosa, que ataca a las vías respiratorias y se caracteriza por típicos accesos de tos. La frecuencia de la enfermedad es mayor en el invierno.

El agente etiológico es el Haemophilus pertussis o Bordetella pertussi, bacilo esférico (cocobacilo). Al producirse los primeros síntomas los gérmenes se agrupan en la mucosa respiratoria.

Contagio


Por tratarse de una enfermedad sumamente contagiosa, el contagio se realiza por vía directa, principalmente por las gotitas de Flügge, o por vía indirecta, mediante objetos contaminados.

La contagiosidad es mayor durante la fase inicial catarral, antes que se declaren los accesos de tos. Esto contribuye a aumentar el contagio.

Síntomas generales


Después de una incubación de alrededor de 2 semanas se inicia el período catarral, que se confunde con un resfrío común. Estos síntomas duran de 10 a 14 días para continuar con el período convulsivo, que se caracteriza por los inconfundibles accesos de tos, a causa de los cuales el niño queda exhausto y fatigado, y con dificultades respiratorias. Estos accesos en algunos casos van acompañados de vómitos. La complicación más común es la neumonía.

Profilaxis


Es fundamental el aislamiento del paciente en la fase catarral del proceso, aunque esto resulta difícil porque el diagnóstico precoz es casi imposible por su similitud con el resfrío común.

Una vez desencadenada la enfermedad es conveniente una buena desinfección para evitar el contagio de otros niños, ya que el de los adultos es muy raro.

La enfermedad confiere una inmunidad duradera, pero ñas vacunas otorgan una inmunidad parcial. A pesar de ello su aplicación con fines preventivos debe ser obligatoria para diminuir los casos y la gravedad de la enfermedad.

Blenorragia.-


También llamada gonorrea o uretritis gonocócica, es la más frecuente de todas las enfermedades infectocontagiosas. Solo el resfrío común la supera en frecuencia.

Produce en principio una inflamación de la uretra (uretritis), pero posteriormente ataca otros órganos del aparato reproductor y puede llegar a causar la esterilidad.

El agente etiológico es una bacteria esférica (coco), denominada gonococo de Neisser, (Neisseria gonorrhoeae)
Que tiene la forma de un grano de café y se presenta en pares. Circula por la sangre facilitando la difusión de la enfermedad a órganos vecinos (testículos, próstata y epidémico en el hombre; ovarios, vagina, útero y oviductos en la mujer) y a órganos alejados como la articulación de la rodilla (artritis) y el corazón.

Contagio


Se produce exclusivamente por contacto sexual, aunque puede trasmitirse en forma indirecta con el uso de termómetros rectales contaminados y no esterilizados.

El recién nacido es contagiado por la madre blenorrágica y generalmente el gonococo se localiza en sus ojos provocando conjuntivitis blenorrágica, que puede convertirse en ceguera por alteración de la córnea. Actualmente es obligatorio instilar en los ojos de todos los recién nacidos gotas de penicilina o de una solución de nitrato de plata (profilaxis de Credé) para evitar la contaminación.

Síntomas generales

La incubación es corta, y puede reducirse a uno o dos días. Al cabo de ese tiempo la enfermedad se manifiesta en el hombre por prurito y comezón bastante intensa en el meato urinario; luego aparece un líquido, que al principio es claro, pero que después se torna purulento, espeso y de color amarillo verdoso. Las micciones son dolorosas. A estos se añaden malestar general, decaimiento y fiebre ligera.

En la mujer el flujo es semejante, aunque los dolores no son tan intensos, por lo que a menudo no se toman en consideración.

La blenorragia no confiere inmunidad, y actualmente la curación es muy rápida, ya que en algunos casos con un tratamiento específico el enfermo puede curar en 24 horas.

Sífilis


. Su evolución es crónica, a veces congénita. Ataca a la piel, las mucosas, el sistema nervioso, los huesos y otros órganos internos.

El agente etiológico es una bacteria espiralada (espirilo), flexible, brillante y muy móvil, con uno o dos flagelos en cada extremo. Mide de 13 a 14 m de largo, y se denomina Treponema pallidum (espiroqueta pálida).

Se encuentran en gran cantidad en las lesiones recientes de sífilis. Como son muy débiles, mueren fácilmente fuera del cuerpo humano.

Contagio


La sífilis es congénita cuando se contrae antes de nacer (alrededor de sexto mes de embarazo), a partir de la madre infectada, o adquirida, cuando se adquiere después del nacimiento, por contagio.

El contagio ocurre cuando los treponemas entran en contacto con pequeñas heridas de la piel o de las mucosas. Según algunos autores, atraviesan incluso la piel sana.

En la mayoría de los casos, los treponemas penetran durante las relaciones sexuales, pero también pueden contraerse por medio del beso u otro contacto directo.

El contagio indirecto no es común a causa de la poca resistencia del treponema en el ambiente externo.

Síntomas generales


La enfermedad se manifiesta aproximadamente al cabo de tres semanas de incubación. En su evolución se distinguen tres períodos con carácterísticas especiales.

Período Primario: En el lugar de entrada de los treponemas se forma el sifiloma primario o chancro de inoculación, pequeña prominencia indolora a modo de botón rojo oscuro. Este origina una lesión circular brillante rojo-amarillenta con bordes bien marcados, que luego va desapareciendo y deja una cicatriz blanquecina. Al mismo tiempo de inflaman los ganglios de la zona vecina a la infección (adenopatía).

Período Secundario: Si el mal no es tratado, los treponemas invaden el organismo, por vía linfática o sanguínea, y aparece en al piel de todo el cuerpo una roséola (manchas rosadas) que dura alrededor de dos semanas y luego desaparece. Mientras tanto, en la dermis (capa más profunda de la piel) parecen pápulas duras. Es el período más contagioso por la abundancia de treponemas.

Período Terciario: En la actualidad es muy difícil encontrar enfermos con las manifestaciones típicas de este período. Generalmente se presentan en individuos mal tratados o no tratados. La sífilis terciaria o sífilis tardía es muy difícil de curar y puede presentarse después de muchos años. Ocurre cuando los treponemas, que se han diseminado por todo el organismo, se localizan en distintos órganos y afectan los tejidos que los forman. Pueden comprometer las arterias, especialmente la aorta, la médula espinal (tabes) o el cerebro, produciendo parálisis progresiva. No existe órgano que no pueda ser atacado por los treponemas.

Cólera.-


Esta enfermedad muy grave prende donde los servicios sanitarios son nulos o defectuosos, especialmente donde faltan agua potables y redes cloacales. La infección es provocada en el intestino por la bacteria Vibrio cholera.

La acidez estomacal es un medio de defensa natural contra los vibriones, pero es insuficiente en las personas débiles o desnutridas, en los aquejados por enfermedades consecutivas, en los drogadictos y los que mascan coca, que son los más atacados por el mal.

Los vibriones no colonizan órganos para destruirlos sino para inundarlos de agua, en tanto se reseca el resto del cuerpo. El enfermo puede perder siete u ocho litros de agua por día, se cierran los vasos capilares de la piel, que se apergamina, baja la temperatura superficial, los músculos se postran por falta de potasio y disminuye la glucosa, combustible natural del cerebro, motivando el sopor de la conciencia. Si no se puede rehidratar al paciente, éste muere.

Entretanto la diarrea de los enfermos pone a los vibriones en el contacto con el mundo exterior, al que contamina, desparramando la infección. Esta epidemia inunda los barrios pobres, sin cloacas ni agua potable.

Esta enfermedad, como tantas otras, resulta más fácil prevenir que curar.

Prevención


Beber únicamente agua hervida o mineral y leche hervida. No consumir verduras crudas. Tomar alimentos y condimentos ácidos. Observar una higiene estricta: lavarse las manos con jabón antes de cocinar y de comer, fundamentalmente después de ir al baño. Lavar y secar bien los utensilios de mesa y de cocina. Cepillarse los dientes con agua de red o hervida.

Higienizar los lugares de aseo con productos clorados.

Síntomas


Dolores abdominales, diarrea, náuseas y vómitos. En el período crítico, las deposiciones son acuosas, con copitos mucosos blancos, semejantes a granos de arroz. El volumen diarreico puede alcanzar 6 o 7 litros por día. Al deshidratarse el cuerpo, aparecen calambres musculares dolorosos, la lengua se pone áspera, se siente mucha sed y el rostro se cubre de sudor frío.

Tratamiento


Consiste en la rehidratación inmediata y en la administración de antibióticos, además de aislar al enfermo durante veinte días.

Brucelosis.-


Es una enfermedad provocada por una bacteria que ataca a los animales pudiendo trasmitirse a los seres humanos. El agente etiológico es Brucella abortus.

Control


Se combate vacunando los animales jóvenes y sacrificando los enfermos.

Transmisión


La transmite al humano la leche sin hervir o mal pasteurizada proveniente de animales enfermos, o por el contacto directo de la carne cruda, mal cocida o secreciones de esos animales infectados.

Síntomas


En las personas fiebres intermitentes muy variables a diversas horas del día, inflamaciones articulares, orquitis. Pueden quedar secuelas, por ejemplo, alteraciones cardíacas, afecciones articulares y otras.

Tiempo de aparición de los síntomas. En las personas, la sintomatología clínica desde el momento de la infección tarda en aparecer varios días, hasta un mes.

Cuidados y prevenciones


Se previene perfectamente al contagio de la enfermedad cocinando muy bien los productos animales, carne y leche, previamente a su ingestión.

Salmonelosis.-


Es una enfermedad asociada mayoritariamente a Salmonella typhi y en menor grado a los serotipos paratyphi A, B o C. Actualmente en Chile, el largo reinado epidemiológico de la fiebre tifoidea ha entrado en un ocaso progresivo, con una ostensible declinación de las tasas asociadas a esta enfermedad observada en la última década.

La fiebre tifoidea es una enfermedad sistémica prolongada, con bacteremias cíclicas que, sin tratamiento, se prolonga durante cuatro semanas. Es capaz de provocar la muerte en 10% de los casos si los pacientes no reciben atención médica adecuada. La letalidad está asociada principalmente al desarrollo de complicaciones gastrointestinales tales como la perforación y hemorragias intestinales.

Esta enfermedad es producida por un conjunto de salmonelas, que involucran mayoritariamente a Salmonela typhi. Se adquiere a través de agua o alimentos contaminados, con un período de incubación de 11 días aproximadamente. Su reservorio natural es el hombre, que contamina el ambiente por la excreción intermitente de estas salmonelas desde la vesícula biliar. Los portadores de Salmonella typhi son generalmente asintomáticos.

Durante varias décadas, Chile estuvo afectado por tasas estables de esta enfermedad, las que oscilaban ente 40 y 50 casos por 100.000 habitantes, cifras propias de una condición endémica. Esta situación se transformó en 1977 en una extensa epidemia que se prolongó durante 10 años y que sólo retornó a cifras históricas en 1986. Durante el transcurso de este epidemia, en algunas ocasiones se alcanzaron cifras superiores a 120 casos por 100.000 habitantes y en ciertas comunas las cifras superaron los 500 casos por 100.000 habitantes. Entonces era común encontrar pacientes afectados por fiebre tifoidea en las salas de muchos hospitales del país. Posteriormente, esta enfermedad declinó progresivamente, alcanzando cifras inferiores a 10 por 100.000 en 1997, lo que acerca a nuestro país a una realidad epidemiológica propia de países mediterráneos europeos, pero aún muy distante de las cifras observadas en países con un alto nivel de desarrollo (

Transmisión


La transmiten especialmente las carnes de pollo, caballo, huevos o el contacto con humanos y animales portadores.

Síntomas


La sintomatología es variada, se presenta dentro de las 24 horas: fiebre, vómitos, diarreas, dolores abdominales.

Prevenciones


Se previene con un buen lavado de las manos. Protección de los alimentos de las excretas. Correcta cocción de las carnes, se destruyen a 65ºc., y adecuada refrigeración, especialmente de los alimento húmedos.

Estafilocosis.-


Producida por estafilococos que pueden producir enterotoxinas, las que provocan enterotoxemias. Uno de los más peligrosos es Estafilococo dorado (Staphylococcus aureus) conocido a veces como la bacteria de los hospitales por su tendencia a infectar heridas en los quirófanos si estos no están bien esterilizados.

Transmisión


La transmisión se efectúa por los alimentos contaminados por las toxinas de estos gérmenes. Además los enfermos con el rascado de las heridas infectadas provocan, una diseminación inconsciente a todos los alimentos que tocan.

Síntomas


Provoca especialmente vómitos, a veces en una hora o algo más después de ingerir alimentos contaminados.

III.- ENFERMEDADES PRODUCIDAS POR HONGOS.-


La patogenia se conoce de manera general como micosis y las más comunes, dentro de una amplia variedad en algunos casos de alta gravedad, está el genero Trycophita (Ctenomicis interdigitalis) que provoca alteraciones dérmicas principalmente en los pies (“pie de atleta”). También Cándida albicans causante de la candidiasis que suele alojarse en mucosas como la boca o el tracto vaginal

IV.- ENFERMEDADES PROVOCADAS POR UNICELULARES  (PARÁSITOS).-


Son unicelulares con reino propio, fyllum Protozoarios, siendo eucariontes heterótrofos de vida libre. Hay una amplia variedad calificados en muchos casos como parásitos. En el tracto digestivo, intestino grueso, viven de manera parasitaria provocando daño por competencia de metabolitos, aunque pueden volverse agresivos según la circunstancia. Así ocurre, por ejemplo, con Entoamoeba hystolítica causante de la amebiasis con intensos cuadros diarreicos.
Neumocistis carinii, que se puede contraer por aspiración de aguas contaminadas, provoca una forma grave de neumonía. La infección causada por Trycomona vaginalis, tricomoniasis, ataca, como su nombre lo indica, al tracto vaginal y se contrae por contacto físico, en especial en las relaciones sexuales. Hay que señalar también la toxoplasmosis trasmitidas por aves cuyo agente es el Toxoplasma gondii.

Otra patogenia grave es la tripanosomiasis americana, o enfermedad de Chagas, causada por Trypanosoma cruzi, un protozoo flagelado y trasmitido por un insecto, Triatoma infestan conocido como vinchuca y que se describe a continuación a manera de ejemplo.

Mal de Chagas.-


(tripanosomiasis americana) El agente etiológico es un protozoo flagelado, Trypanosoma cruzi, que una vez alojado en el organismo, circula por la sangre, se multiplica activamente en los tejidos y se fija de preferencia en el corazón.

El agente transmisor o vector es la vinchuca, insecto hemíptero de aproximadamente 3 cm de largo y de color pardo.

El contagio


Se puede producir por

  • Picadura del insecto (vía directa).
  • Por transfusiones de sangre infectada, en forma accidental en un laboratorio.
  • Cuando el insecto queda accidentalmente en nuestra ropa.
  • Por forma transplacentaria (es decir de madre a hijo).

Síntomas generales


La enfermedad consta de 3 etapas:

La primera es la denominada etapa aguda que es el período entre la picadura y la aparición de los primeros síntomas que dura entre una semana y un mes. El cuadro clínico se presenta con el agrandamiento indoloro de ganglios en distintas partes del cuerpo, sobre todo en la zona del cuello y las axilas, del hígado y el bazo. En esta etapa es posible descubrir la infección a través de análisis clínicos.

La segunda es la etapa asintomática o de latencia, es cuando el parásito infecta el organismo y se reproduce en el torrente sanguíneo. Este período puede durar años y durante ese tiempo no hay ningún síntoma, se detecta sólo con análisis de sangre. La mayor parte de las personas permanece en esa fase el resto de sus vidas. En este período es posible curar la enfermedad en la mayoría de los casos.

Por último, la tercera etapa crónica, es la manifestación tardía de la infección. Un 15 a 20% presentan alteraciones en el corazón, los síntomas más comunes son: palpitaciones, disnea -sed de aire-, dolores cardíacos, una vez que se llegó a este cuadro es imposible contrarrestar la enfermedad.

V.- ENFERMEDADES PRODUCIDAS POR PLURICELULARES.-


Pueden clasificarse como ectoparasitosis o endoparasitosis según el lugar de ubicación del agente. Entre los ectoparásitos hay una serie de artrópodos, en especial insectos, pulgas, piojos (pediculosis), chinches, que no suelen ser graves, salvo que actúen como vectores de otros agentes infecciosos. Otros, como el arador de la sarna, puede llegar a producir lesiones graves en la piel.

Los endoparásitos, en cambio, son causantes de alteraciones serias, en especial los enteroparásitos.
Entre estos están los Nematelmintos como el áscaris de vida intraintestinal, aunque debe cumplir una parte de su ciclo de manera extracorpórea. Se trasmite por las heces fecales transportadas por aguas servidas que son utilizadas para el regadío de vegetales de consumo humano. El gusano intestinal se desarrolla dañando por competencia de metabolitos al huésped, pudiendo obstruir de manera grave el tracto intestinal. Pueden alcanzar una longitud de 5 cm los machos y hasta 20 cm las hembras. Su presencia se descubre en los excrementos, aunque también se llega a expulsar alguno por la boca.

Otro nematelminto es Enterobius vermicularis, llamado también oxiuro, popularmente “pidulle”, que parasita el colon (12 milímetros la hembra). Los síntomas de su presencia casi nunca se advierten, a no ser cierta irritación rectal o anal, con la consiguiente picazón, sobre todo durante la noche, horas en que estos parásitos avanzan hasta el ano, donde depositan sus huevos.

Cuando aparecen en un niño, es probable que se contagie toda la familia, incluidos los adultos, de modo que el tratamiento debe ser también familiar. Actualmente los avances de la bioquímica permiten contar con fármacos muy eficaces.

Dentro también de los nematelmintos está Trichinella spiralis causante de la triquinosis.

Esta enfermedad pasa al ser humano al ingerir carne de cerdo cruda o mal cocida que tenga quistes de triquina.

Estos quistes en la persona que comíó carne con triquina viva son eliminados algunos por las heces, otros se desarrollan en el intestino y en 48 horas pueden encontrarse hembras fecundadas en la luz intestinal del humano.

Las larvas que nacen, atraviesan las paredes intestinales del individuo y por el sistema linfático circulan ubicándose en los músculos.

Los síntomas pueden presentarse a las 24 hs. O tardar hasta un mes. Estos son grandes dolores musculares, con vómitos, diarreas y fiebre.

No existe tratamiento para la cura de esta afección. Los cerdos enferman por ser alimentados con despojos contaminados o por ratas u otros animales infectados.

Por su parte, otro grupo de gusanos intestinales, los Platelmintos, pueden originar afecciones graves como las teniasis y la hidatidosis.
En el primer caso se encuentran las llamadas tenias, entre ellas a Tenia solium, más común en Chile y que infecta la carne de cerdo, conocida como lombriz solitaria, gusano hermafrodita de vida exclusivamente intraintestinal. Menos común es la Tenia saginata que infecta la carne de vacuno. El daño es parecidos a las ascariasis, por competencia de metabolitos, pudiendo la T. Solium llegar a parasitar gran parte del intestino delgado.

La hidatidosis o equinococosis es una enfermedad parasitaria grave provocada por vermes de la clase de los cestodos del filum

Es una enfermedad grave presente en personas y animales, especialmente en medios rurales.

Ciclo evolutivo


Las carnívoros, en especial los perros, comen vísceras de animales con quistes hidatídicos.

En el perro se transforman en adultos, adhiriéndose en el intestino. Si el perro contaminado defeca en un sembrado de verduras éstas quedan infestadas. Si el perro se lame al ano, en su hocico quedan adheridos los huevos, los que esparce en todo lo que huele, desde las manos del amo hasta sus alimentos.

Ya dentro del tracto digestivo de las personas, los huevos se localizan en hígado, pulmón, etc., formando quistes de agua que crecen muy lentamente y producen severas presiones en los órganos donde se encuentra implantado y en los órganos vecinos.

El tratamiento en las personas es quirúrgico, y no siempre efectivo.

Entradas relacionadas: