El problema sucesorio

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 2,06 KB

 
Década Ominosa (abominable): restauración del absolutismo (1823 - 1833): Fernando VII olvidó al instante el documento en que prometía no tomar represalias y firmó un manifiesto en el que anulaba todo lo realizado durante el Trienio Liberal, y se dedicó a perseguir con dureza a los liberales.El nuevo gobierno nombrado por Fernando VII se enfrentaba a la grave tarea de reconstruir el Estado en un ambiente de división entre los españoles. Se intentó mejorar la Hacienda pero, como no se podía tocar a los privilegiados (nobleza, Iglesia), pues solo se retocaron los impuestos tradicionales del Antiguo Régimen: aduanas, monopolios y rentas provinciales.Había grupos de oposición llamados “ultraconservadora”, que creían que se estaban haciendo demasiadas reformas. Se reunían en sociedades secretas como “La Junta Apostólica” o “El Ángel Exterminador” y amenazaban a Fernando VII con apoyar a su hermano Carlos en el problema sucesorio que empezaba a plantearse.Por otro lado continuaron las conspiraciones liberales.EL PROBLEMA SUCESORIO:Nació el Carlismo, un problema dinástico, político e ideológico, caracterizado por ser un partido absolutista agrupado en torno al heredero Don Carlos, hermano del rey Fernando VII.El problema dinástico surgió en 1830 a consecuencia del nacimiento de la princesa Isabel, hija de Fernando VII y de su esposa María Cristina de Borbón.La reina María Cristina y los partidarios de la subida al trono de la princesa Isabel (isabelinos o cristinos) buscaron el apoyo de los absolutistas moderados.Cuando murió Fernando VII en 1833 se produjo una guerra civil, llamada la Guerra Carlista.

Entradas relacionadas: