Égloga I comentario de texto

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 3,07 KB

 

Este fragmento es una estancia que pertenece a la Égloga I de Garcilaso de la Vega (poeta de la primera mitad del siglo XVI). Esta obra expresa el lamento amoroso en boca de dos pastores, Salicio y Nemoroso. Salicio presenta el lamento por el abandono de su amada y Nemoroso el lamento por la muerte de la suya. Esto muestra los sentimientos del autor en dos partes de su vida. Este fragmento en concreto pertenece al soliloquio de Nemoroso.

Esta estrofa es una estancia (combinación de versos endecasílabos y heptasílabos, con risa consonante, combinados libremente por el poeta). Aquí Garcilaso presenta una combinación de catorce versos con rima A, B, C, B, A, C, c, d, d, E, E, F, e, F. 

Podemos distinguir en este fragmento dos partes. La primera parte (los seis primeros versos) nos presenta la descripción idealizada de la naturaleza como un locus amoenus (lugar ameno, propicio para la escena amorosa), a quien Nemoroso se dirige y expresa su lamento. En esta parte, al ser una descripción, se expresa en presente.

En la segunda parte (versos restantes) hay un paso del exterior al interior del poeta, marcado por el pronombre “yo”. Nos presenta el recuerdo de la felicidad del pasado.

La idea central es la evocación del pasado feliz que contrasta con el presente oscuro mediante la contemplación de la belleza de la naturaleza

En esta estrofa aparece tanto el mundo exterior (naturaleza idealizada) como el mundo interior del poeta (los sentimientos).

1º parte. Predomina el uso del presente, ya que se trata de una descripción (de la naturaleza). También aparece una enumeración de elementos de la naturaleza con una rica adjetivación, que nos transmiten la belleza de esta naturaleza idealizada. Uso de epítetos (verde prado), que resaltan la belleza de la naturaleza. Uso de apóstrofes, ya que el autor (emisor) se dirige a la naturaleza (receptor).

2º parte. Predomina el empleo de la primera persona, al trasladar el protagonismo al yo poético. Nos presenta el recuerdo de un pasado feliz, mediante el uso del imperfecto de indicativo (reposaba, discurría), y este pasado contrasta con el presente. La felicidad del pasado se muestra a través de recursos como la sinestesia (dulce sueño) y el paralelismo (con dulce sueño reposaba, con el pensamiento discurría).

En este texto se muestra el equilibrio entre el mundo exterior y el interior del poeta. Muestra la armonía necesaria entre el hombre y la naturaleza.

Entradas relacionadas: