Edipo rey

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 3,55 KB

 
Edipo: Canoso, Rey de Tebas, llamado “El Salvador”, hijo de Layo, esposos e hijo de Yocasta; Layo: Ex Rey de Tebas, asesinado por su hijo; Yocasta: Madre y esposa de Edipo; Sacerdote: Anciano; Creonte: Hermano de Yocasta y futuro Rey de Tebas; Mensajero de Corinto: El le entrego el niño al Rey de Corinto; Polibio: Rey de Corinto, padre adoptivo de Edipo; Tiresias: Anciano ciego que dice ser adivino.
Resumen: Un día mientras Edipo, el sacerdote y Creonte, hermano de Yocasta, hablaban de la muerte de Layo, ex rey de Tebas, Edipo ordena la búsqueda de los asesinos y los maldice con muerte y destierro. En la conversación Creonte habla de Tiresias, un anciano ciego que es adivino y le dijo que el le podría revelar quien o quienes mataron a Layo y Edipo lo mando a buscar, cuando éste llegó acusó a Edipo del asesinato de Layo, por lo que se enfurece y acusa a Corifeo estar atentando contra él y también lo acusa de haber matado a Layo en lo que aparece Yocasta, esposa de Edipo, y le cuenta la historia de Layo, ex esposo de Yocasta, también le cuenta la historia del oráculo y que Layo había mandado a matar a su hijo y le cuenta que ella conoce al ciervo que llevo al niño al abandono, en esto aparece un mensajero de Corinto que trae la noticia de la muerte de Polibio, padre de Edipo y rey de Corinto, y le dice que tiene que ir a Corinto por que lo quieren coronar rey , pero él se niega por miedo al oráculo que decía que él iba a matar a su padre he iba a unirse carnalmente con su madre cuando el mensajero le revela que el no es hijo de Polibio, pues él fue entregado al mensajero hace muchos años por un ciervo y él se lo entrego a rey quien lo tomó como hijo, en eso Edipo comienza a creer que él es el hijo de Layo pues según las historias que le habían contado él calzaba perfectamente pues cuando viajaba hacia Tebas le dio muerte a un grupo de hombres de los que uno, él cree, es Layo pero la única manera de saber la verdad era encontrar y preguntarle al ciervo, pues el mensajero lo recordaba. Cuando este llegó no quería reconocer nada pero por miedo a un castigo habló y le dijo que hace años le habían entregado un niño nacido en casa de Layo porque al mensajero le había dado lastima matarlo, con esto Edipo no tenía dudas, sabía que el oráculo se había hecho realidad. Mientras se maldice llega un mensajero del palacio y le informa que Yocasta, quien hace unos momentos había salido corriendo del lugar, se había suicidado. Edipo corrió a la habitación, echó abajo la puerta y encontró a Yocasta colgada, la bajó al suelo, le quitó las agujas que ella usaba y se las enterró en los ojos quedando ciego por completo; luego le dijo a Creonte que él merecía ser rey y le pidió que lo desterraran; Edipo pidió que le dieran una buena sepultura a su madre y esposa y le pidió a Creonte que cuidara de sus hijas, se despidió de ellas y fue desterrado.

Entradas relacionadas: