Descripción de blanca trueba

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 11,65 KB

 

1.  ASPECTOS POLÍTICOS


Aunque la primera parte de esta novela está más centrada en los avatares de la familia Trueba, el hecho de que la autora inicie su relato a principios del Siglo XX se explica por su intención de pre-sentar el Golpe de Estado de 1973 como el resultado de un proceso en el que tienen trascenden-Cía los cambios históricos y políticos ocurridos en la primera mitad del siglo, cambios debidos, en-tre otros hechos, a la importancia de las minas en la dinamización de la economía, a la reivindica-ción del voto femenino, al acceso de la mujer a la universidad, a las dos guerras europeas y su repercusión –a través de la inmigración– en América, a la vida despreocupada de la oligarquía an-te las transformaciones sociales, y a la propagación de las ideas comunistas y del sindicalismo en los fundos (fincas rústicas).  La segunda parte de esta novela gira en torno a la elección y derrocamiento de Salvador Allende como presidente de Chile. En esta parte aparecen frecuentes referencias a las elecciones presidenciales, al crecimiento de los sindicatos, a la lucha obrera, a las huelgas y a las moviliza-ciones del proletariado.

2.  ASPECTOS SOCIALES

En lo que al aspecto social se refiere, el mundo que describe la novela está basado en la institu-ción de la hacienda.
Se trata de un sistema de poder que se define por su carácter Esta protección del patrón origina, también, relaciones de sumisión, afianzadas, entre otras cosas, con la creación de una escuela donde no se promueven más conocimientos que los básicos, para evitar ideas inapropiadas a su estado y condición, y un almacén donde los campesinos puedan abastecerse, pero no con dinero sino con una especie de vales de color rosa;
Por otra parte, el pa-trón les proporciona gratuitamente jabón, lana o jarabes, porque no quería a su alrededor gente sucia, con frío o enferma. A lo largo de toda la obra el poder también se ejerce a través de la violencia:
Esteban True-ba y otros patrones de la regíón son violentos y ambiciosos, y cometen sádicos homicidios ante la pasividad de las autoridades.Frente al poder ejercido por los oligarcas, el campesinado carece de espíritu de rebelión y acepta sin cuestionamiento de ningún tipo lo impuesto por la tradición o el tiempo. Esta sumisión se acen-túa en el caso de las mujeres, que sufren una doble discriminación: por su estatus y por su géne-ro, razones por las que viven totalmente anuladas, sometidas a la violencia sexual del patrón y al marido.Junto a todo esto, en La casa de los espíritus, hay otra violencia, la de los conservadores, a la que se oponen los liberales y los revolucionarios, caracterizados por la racionalidad y el idea-lismo. Así, mientras la derecha conspira para derrocar a sus adversarios políticos, sin descartar el asesinato, la izquierda consigue sus objetivos políticos mediante la persuasión: la propaganda, la canción protesta (Pedro Tercero)
O las actividades sociales (Alba)
.  En este ambiente cabe mencionar a Severo del Valle, que simboliza la modernidad y el pro-greso, pues defiende el laicismo, los avances técnicos y la participación de la mujer en la vida polí-tica.  Al retrato social de la novela podemos añadir al conde Jean de Satigny, un aristócrata euro-peo que representa la influencia perniciosa del imperialismo extranjero, como lo confirman sus os-curas actividades de expolio de las excavaciones y el tráfico de momias y antigüedades.Por último, no puede obviarse la presencia de dos instituciones tan poderosas como el Ejército y la Iglesia.
El Ejército (que se comporta cruelmente con un pueblo al que, se supone, debe defender) está representado en la figura de Esteban García, el nieto bastardo de Trueba que se venga en Alba por todo lo que él no ha tenido.Y en cuanto a la Iglesia, la novela ofrece tres perspectivas distintas: la más retrógrada (la del pa-dre

Restrepo


), la orientación social del padre Antonio, y la más politizada del padre

José María Dulce


.

ANÁLISIS DE LOS PROTAGONISTAS DE LA CASA DE LOS ESPÍRITUS

  Si algo caracteriza a esta novela es la cantidad de personajes que aparecen en ella y que tie-nen un importante papel en la historia que se cuenta, que no es otra que la historia de Chile desde principios de Siglo XX hasta el derrocamiento del presidente Salvador Allende, primo hermano del padre de Isabel Allende. En la novela, los personajes femeninos se van sucediendo hasta en cuatro generaciones, míen-tras que solo hay un personaje masculino que se mantiene desde el principio hasta el final: Este-ban Trueba. Alrededor de estos cinco personajes (Nívea, Clara, Blanca, Alba y Esteban) se van aglutinando el resto.  Entre los principales personajes femeninos de la saga hay muchos nexos de uníón. El más gráfico de ellos es el de sus nombres luminosos: todos remiten a la blancura.   
Nívea es la matriarca y actúa como madre protectora del núcleo familiar. También interviene en el ámbito social reivindicando el derecho de las mujeres al voto  Clara es el personaje femenino principal, y sin sus cuadernos de anotar la vida no se hubiera podido escribir esta historia. Representa el mundo dominado por la espiritualidad y actúa en busca de lo que ella llama ‘justicia social’ acogiendo a la gente necesitada y ocupándose de los niños y de las mujeres de Las Tres MaríasBlanca es la hija de Clara y Esteban.
Es uno de los personajes que se rebela contra su des-tino por amor (a Pedro Tercero) y por autonomía. Y esa rebelión la pagará llevando una vida po-bre y llena de obstáculos, pues su padre se niega a darle dinero y a facilitarle las cosas. Es, tam-bién, la primera mujer de la familia que trabaja: hace figuritas de barro y las vende, además de dar clases para enseñar a trabajar el barro. Fue obligada a casarse ya embarazada con el Conde de Satigny, al que abandona cuando descubre su doble vida.Por último, Alba es la hija de Blanca y Pedro Tercero.
Ella rescata la historia familiar del olvido y la reconstruye. Alba posee los rasgos típicos de toda la saga: el amor clandestino que sintió su madre; los rasgos paranormales, creativos y afectivos de su abuela; y la entrega de su tío Jaime. Al final de la obra está embarazada fruto de una violación marcada por el odio y la violencia de Es-teban García, el hijo bastardo de Esteban Trueba y Pancha García. Esa niña que aún no ha nací-do representa el futuro y el mundo mejor que desea Alba.  Junto a estas cuatro mujeres, la excepción es Rosa (hermana de Clara y primer amor de Este-ban) cuyo nombre alude a la belleza efímera. También ella, como las rosas, morirá pronto a causa de un envenenamiento casual. Aparece descrita como un ser de una belleza sobrehumana y pelo verde Alrededor de estos personajes femeninos aparecen otras mujeres cuya presencia sirve para entender la situación de las mujeres en el campo o en la ciudad. Entre ellas destacan Pancha Gar-cía, Férula, Tránsito Soto y Amanda.
Pancha García tiene una vida miserable por ser campesina. Su violación pone de manifiesto una tradición machista secular: el derecho de pernada de los pa-tronos.
Férula (la hermana de Esteban) es el prototipo de solterona sacrificada a la que le hubiera gustado nacer hombre para poder vivir otro tipo de vida.
Tránsito Soto es una prostituta ambicio-sa que representa a la clase marginal poderosa capaz de adaptarse a los cambios del país. Y, por último, Amanda es una joven mujer de ciudad que representa el espíritu libre. Se siente atraída por todo lo nuevo, drogas incluidas. Se cree que el nombre de este personaje fue elegido pensan-do en Te recuerdo Amanda, título de la canción más popular de Víctor Jara En cuanto a los personajes masculinos, podemos clasificarlos en dos grupos dependiendo de su clase social: Severo del Valle, Esteban Trueba y los gemelos Jaime y Nícolás (clase alta)
Y los Pedro García, Esteban García y Miguel (clase baja)

Severo del Valle es el padre de Clara. Pertenece al Partido Liberal, es un anticlerical confe-so y fanático de todo lo moderno. Es el que introduce el automóvil en la ciudad (y muere en un acci-dente de tráfico junto a su mujer)  
Esteban Trueba representa la autoridad del patrón en el ámbito rural y la del patriarca ma-chista en el doméstico. Es violento y ultraconservador, aunque aparece algo humanizado cuando admite los errores cometidos y acepta a Pedro Tercero. Acaba solo, con la única compañía de su nieta Alba, a la que complementa como narrador Jaime y Nícolás son los gemelos hijos de Esteban y Clara. Tienen personalidades muy dife-rentes:
Jaime es un socialista solidario, y morirá al lado del presidente electo.
Nícolás es más es-trafalario y seductor. Ambos están enamorados de Amanda, aunque es Nícolás el que más se re-laciona con ella y el que la ayuda cuando lo necesita.En el otro grupo tenemos a los tres Pedro García, a Esteban García y a Miguel.  De los Pedro García destaca el nieto, Pedro Tercero, que es el que representa a la generación rebelde. Ena-morado de Blanca, introduce las ideas marxistas en la hacienda y las difunde con sus canciones. Es el padre de Alba, y acaba huyendo de Chile junto a Blanca ayudado por Esteban. Se cree que Isabel Allende se inspiró en el cantautor Víctor Jara (torturado y asesinado en el Estadio Nacional en 1973) para crear este personaje.  En cuanto a Esteban García, es el hijo ilegítimo de Esteban Trueba, al que odia profundamen-te por no haberlo reconocido como hijo suyo. Acaba siendo soldado para conseguir poder y ven-gar su vida miserable, por eso centra todas sus torturas en Alba, a la que también odia por ser hija legítima de su sobrino, algo que él nunca pudo ser  Y, por último, queda Miguel, el joven revolucionario que se convierte en el gran amor de Alba. Es el que lidera las protestas estudiantiles, y se hace guerrillero tras el derrocamiento del presi-dente electo. Se supone que bajo este personaje está Miguel Enríquez, dirigente del MIR (Moví-miento de Izquierda Revolucionaria) asesinado en 1973 tras el Golpe de Estado que derrocó a Salvador Allende.

Entradas relacionadas: