Descartes sustancia infinita

Enviado por Chuletator online y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 5,87 KB

 

3 Las substancias finitas:
alma y cuerpo
. Al yo tener solo evidencia de mi pensamiento solo puedo responder la pregunta ¿Qué soy? Con una res cogitans, una cosa que piensa. El alma es pensamiento cuya esencia es el pensamiento, no hay lugar para el inconsciente. El cuerpo es una extensión, una res extensa que no puedo decir de serlo yo, ya que mi cuerpo no es evidente y puedo dudar de él, ya que puede que no exista, pero mi pensamiento existe sin que yo pueda dudar. Llego al conocimiento por la evidencia y el pensamiento y no por los sentidos.

Sustancia: En la metafísica cartesiana Descartes define la sustancia como aquello que existe y no necesita de ninguna otra cosa para existir. Vemos que esta condición sólo la cumple Dios. Pero, como las otras dos sustancias son plenamente independientes entre sí y solo dependen de Dios para existir se las llama también sustancias. Existen dos sustancias, la sustancia finita (res cogitans) y la sustancia infinita (res extensa). Pero por otro lado Spinoza y Descartes también tienen sus diferencias porque Spinoza afirma que solamente hay una sustancia

(Dios=naturaleza), no se cree que haya sustancias finitas como creía Descartes y veremos a continuación.

Esencia: = Ser = Naturaleza: término y expresión cartesiana con la que se designa el atributo principal que caracteriza a cada sustancia, proporciónándole no sólo aquello por lo cual esa sustancia es lo que es y distinta del resto de las sustancias, sino que al mismo tiempo, en su conocimiento reside la veracidad del mismo sobre tal sustancia. Serían tales esencias las que nos permitirían distinguir las dos sustancias afirmadas por Descartes: la substancia infinita (Dios) y las substancias finitas (alma y cuerpo).

Res cogitans


Sustancia pensante. Sustancia espiritual, el alma o el yo, cuyo atributo esencial es el pensamiento. “Sustancia cuya esencia entera o naturaleza es la de pensar” y que “para ser no necesita de lugar alguno ni depende de ninguna cosa material”. 


Res extensa: a res extensa (a menudo traducido como "sustancia extensa") es una de las dos sustancias descritas por René Descartes en sus Meditaciones metafísicas, junto a la res cogitans. Según Descartes, la extensión es el principal atributo que identifica a la res extensa. Aparece la idea de perfección, una idea innata puesta en nosotros por alguien que sea perfecto: Dios. Puesto Dios existe. La prueba de Descartes respecto a la existencia de Dios tiene mucho en común con la prueba de San Anselmo

Yo: Este término es descrito por Descartes al enunciar su conocida frase “Pienso, luego existo”  en lo que hace el reconocimiento del Yo como una cosa o sustancia que piensa, duda, quiere, afirma, niega, entiende, imagina, siente... Y que tiene existencia independiente del cuerpo de cuya existencia, como del mundo, no estamos seguros

Existencia: Se refiere a aquello que está ahí, en la realidad, a aquello que es real. Existencia se contrapone a esencia. Mientras que la esencia es universal y puede expresarse en una definición, la existencia es algo concreto.

Alma: Sustancia pensante (res cogitans). Es una de las partes que compone al ser humano, junto con el cuerpo, pero totalmente diferente y más importante que éste. Su propiedad esencial o atributo es el pensamiento, que se concreta en dos modos generales, la percepción y la determinación. Lo propio de la percepción es concebir, imaginar o sentir. Lo propio de la determinación es desear, odiar, afirmar, negar o dudar.

Entradas relacionadas: