Defensa del hombre natural ventajas y desventajas Rousseau

Enviado por Anónimo y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 5,19 KB

 

estado de naturaleza es una hipótesis obtenida por abstracción. Esto es quitando del ser humano todo aquello que pone en él la sociedad de lo que se trata es de descubrir la auténtica naturaleza humana, para juzgar, a partir de ella, a la sociedad actual y para iniciar una reforma acorde con esa naturaleza.
carácterístícas del hombre natural
El animal humano. Una vez eliminadas la convencionalidad y el artificio con el que la sociedad recubre la naturaleza humana, descubrimos que:
-los hombres viven aislados, luego los vínculos familiares se disuelven.
-los seres humanos son, en su mayoría, fuertes, sanos y autosuficientes.
-los hombres son básicamente iguales, ya que las desigualdades que existen se deben únicamente a sus condiciones físicas. A este respecto hay que decir que Rousseau distingue entre desigualdad física o natural y desigualdad política o moral.
Esta última es un producto de las convenciones humanas,
-los hombres se mueven en virtud de dos pasiones o impulsos básicos, que son: (1) El deseo de autoconservación: (2) La piedad o compasión por sus semejantes
Las carácterísticas señaladas las comparten los seres humanos con otros animales. Hay, no obstante, dos rasgos que les distinguen de cualquier otra especie. Estos rasgos serán tos que, finalmente, aparten a tos seres humanos del estado de naturaleza haciéndole degeneraren un ser social, en miembro de una comunidad política. Y son:
a)La libertad natural:
es la capacidad que tienen los seres humanos para elegir lo
que quieren hacer al margen de cualquier regla natural. Capacidad que tos
diferencia de tos animates, que son determinados por su instinto siguiendo pautas fijas
de comportamiento.
b)La perfectibilidad o capacidad de autoperfeccionamiento


el hombre no es ni bueno ni malo, ya que la moral es un producto social, no natural. Pero el hombre se vuelve malo, se llena de vicios, con la creación de las sociedades humanas, convirtiéndose, entonces, tal como decía Hobbes, en un lobo para el hombre.

o La propiedad privada y el abandono del estado natural¿Qué hace a los seres humanos abandonar el estado de naturaleza y organizarse en sociedades con la creación final de Estados, gobiernos y leyes? Rousseau explica el proceso del siguiente modo:
En un primer momento los hombres pudieron descubrir que su uníón les
proporcionaba ciertas ventajas para defender mejor sus intereses.
En un segundo momento aparecíó la propiedad privada, que trajo consigo el trabajo forzado, la rivalidad y los intereses opuestos, la inseguridad, etc., y se convirtió en origen de una desigualdad creciente. El estado de naturaleza dejo paso a una especie de guerra de todos contra todos.

La reforma de la comunidad política o El contrato social
Llegados a esta situación, ¿cual es la propuesta de Rousseau? ¿Volver al estado natural? No; Por eso Rousseau propone reformar las sociedades actuales con el objeto de crear un modo de organización política que permita mantener las ventajas de vivir en sociedad, pero que sea acorde con la naturaleza humana (esto es, que permita conservar la libertad e igualdad de las que gozaba el hombre natural).
Para llevar a cabo esta reforma es necesario encontrar un modo de organización en la que el individuo se someta a la ley sin perder su libertad anterior. Este problema se resuelve con el contrato social.
El contrato social consistirá, para Rousseau, en un acuerdo mediante el cual cada contratante se somete enteramente a la voluntad general, a condición de que cada uno de los demás asociados haga to mismo.

La voluntad general
La voluntad general puede ser definida como la voluntad que surge de la uníón de todos los individuos estableciendo leyes que han de ser aplicadas por igual a todos.
o El Estado y el soberano
Los modos de actuación del cuerpo político. Mediante el contrato social los individuos acuerdan acatar la voluntad general.
La soberanía es inalienable e indivisible.
Si el pueblo dejase en manos de unos representantes la capacidad de decidir por él, en ese momento perdería su libertad. Por eso la soberanía es inalienable. Esto es, no puede enajenarse, cederse.
Dado que la voluntad general es una. Por esta razón, Rousseau, frente a Locke y a Montesquieu, rechaza la división de poderes.

Entradas relacionadas: