Cvdsfvsd

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 3,79 KB

 
El Beso:El momento es cuando el ejército francés se apodera a principios del S. XIX de Toledo.Los soldados se reparten por doquier para dormir y a un capitán le buscan el alojamiento de una iglesia, muy desmantelada pero aún se veían las estatuas de piedra sobre el mármol de sus tumbas.Al día siguiente, los oficiales se aburrían allí mucho y se reunían en el Zocodover, estaban esperando al recién llegado. Cuando le preguntan cómo ha pasado la noche, éste comienza la historia. Un ruido lo despertó y antes de dormirse vio una mujer muy hermosa arrodillada junto a altar, se le antojaba un espíritu, pero era de mármol. Parecía una dama castellana que por algún milagro permanece así.Junto a ella hay un guerreo, su marido. Los demás soldados quieren verla y quedan para esa noche.Se enteran de que son un importante guerrero y Doña Elvira de Castañeda. Los soldados estaban borrachos, le acercaron a la estatua del guerrero el vino a los labios y le arrojaron la copa entera sobre la cara. El capitán dijo que los labios de la mujer le incitaban a besarlos, cuando iba a besarla el guerrero levantó su brazo y le dio un golpe que lo tiró al suelo echando sangre por la boca, nariz y ojos.EL CRISTO DE LA CALAVERA:El rey de Castilla había apelado en son de guerra a todas las regiones de su terreno. Y en Toledo, la noche antes de partir hacia la guerra contra los moros, se encontraba un gran sarao y en los altos sitiales de alerce que rodeaban el estrado real estaba situada Dña. Inés, una hermosa dama deseada por los caballeros. Entre estos enamorados se encontraban Alonso de Carrillo y Lope de vega, dos amigos de toda la vida pero que ahora se deseaban mala suerte uno al otro.




Este odio augmentó cuando se calló uno de los guantes de su amada al lado de ellos, los dos lo agarraron por extremos diferentes, se cambiaban palabras en voz sorda y ya querían establecer otro tipo de comunicación cuando apareció el rey. Este cogió el guante de las manos de los jóvenes y se lo devolvió a la dama.Pero aquellos dos chicos no podían quedarse así como así y decidieron combatir aquella misma noche. Se situaron en una calle donde había un arco rehundido en el muro, en el fondo del cual se veía la imagen del Redentor enclavado en la cruz , con una calavera al pie y un pequeño farolillo encendido colgado de una cuerda. Cuando sus pieles se tocaron para iniciar el combate la luz de aquel farolillo se apagó, los dos se hicieron atrás pensando que era una simple coincidencia hasta que al cabo de intentar iniciar la lucha unas cuantas veces vieron que siempre ocurría lo mismo y luego, aún sin darse por vencidos ni avisados volvieron a intentarlo y esta vez, oyeron una voz misteriosa. Sin saber que decía y asustados se dieron cuenta que aquello era una señal, les impedía romper aquella amistad que se habían jurado mantener. Después de esto, se dirigieron a la casa de su amada para que ella escogiese uno de los dos. Se echaron ha reír los dos al ver que de su balcón bajaba un caballero, por una cuerda y que ella le despedía con una frase amorosa. Y por eso, el día siguiente cuando la joven se encontró con los ojos de aquellos muchachos, que se iban a la guerra y saludaban desfilando a la reina, bajó la cabeza avergonzada y le salió una lágrima de despecho.

Entradas relacionadas: