Cubicación de arboles apeados

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Diseño e Ingeniería

Escrito el en español con un tamaño de 14,76 KB

 
22. El relascopio de
Bitterlich, nos permite, situarnos a determinadas distancias de un árbol directamente en Proyección Horizontal, sin necesidad de utilizar una cinta métrica. Para ello debemos utilizar una mira de dos metros, que se coloca en el árbol. Una vez ubicados en la Distancia de escala deseada (De), con la banda correspondiente podemos medir la altura del árbol. Nos desplazamos a una distancia similar a la que deseamos medir y desde ella lanzamos con el relascopio una visual paralela al terreno, con las escalas liberadas (botón presionado), fijando las escalas cuando estas dejan de oscilar. Giramos el relascopio 90º en sentido contrario a las agujas del reloj, y con las escalas fijas lanzamos una visual hacia la mira, acercándonos y alejándonos hasta conseguir enmarcar esta entre el borde inferior de la banda de los “dos” y el borde donde aparece la distancia a la que nos queremos situar. Cuando conseguimos esto estaremos a la distancia deseada directamente en P.H. Podemos medir diámetros de cualquier sección del árbol, para ello nos debemos situar a una distancia determinada del mismo, y cubrir la sección a medir por bandas de “1/4”, tendremos que cada banda de “1/4”, nos cubrirá una porción del diámetro de la sección a medir 200 veces inferior a la distancia a la que estamos situados, Medición de diámetros del tronco del árbol desde cualquier distancia conocida:
Para medir diámetros, el máximo de bandas de “1/4” que podemos utilizar son ocho. Las correspondientes a la banda de los “unos”+los ”cuartos”. •Desde 10m. El máximo diámetro que podemos medir es de 40cm. Si deseamos medir diámetros mayores debemos alejarnos más. Así desde 20m. Podemos medir diámetros de 80cm. •La medición de diámetros desde una distancia conocida, el relascopio no la realiza con gran precisión. Pero siempre podemos conocer el error de apreciación. Así para diámetros medidos desde 10m. Podemos garantizar que el caso más desfavorable el error será de ±2,5cm. •Para diámetros medidos desde 20m. Podemos garantizar que el caso más desfavorable el error será de ±5cm Medición de diámetros a cualquier altura del árbol:
1. Nos hemos de situar a una distancia determinada del árbol. En función de dicha distancia en metros conocemos que cada banda de “1/4”, nos cubre la mitad de la misma en cm. 2.Desde dicha distancia con el botón apretado (escalas liberadas), debemos cubrir la sección cuyo diámetro queremos medir por bandas de “1/4”, utilizaremos para ello la banda de los cuartos y la de los unos, hasta un máximo de ocho bandas de “1/4”. 3.Cuando las bandas dejen de oscilar, podemos fijar las escalas soltando el botón. Multiplicado el número de bandas que cubren la sección por la distancia a la que nos hemos situado en m. Y dividiendo por dos tendremos el diámetro en cm.

Cubicación de árboles en pie por Pressler -Bitterlich

1º/Medimos el diámetro normal del árbol con forcípula. 2º/Nos desplazamos unos diez o doce pasos en el sentido en el que mejor se observe la mitad superior del tronco del árbol, y lanzamos una visual con la banda de los “unos+los cuartos” (escalas liberadas-botón apretado), hacia la sección normal, alejándonos o acercándonos, hasta cubrir el “dn”, por un número par de bandas de “¼”, preferentemente 6 u 8. 3º/Desde esa posición elevamos la visual, siempre con las escalas liberadas, hasta localizar la sección en altura del tronco del árbol, que es cubierta por la mitad de bandas de “1/4”, con que cubríamos el “dn”. Si en el caso anterior lo cubrimos por ocho serían cuatro. Tendríamos así localizado el punto directriz. 4º/Siempre con el botón apretado, desplazamos ligeramente hacia nuestra izquierda la línea de puntería, haciendo lectura del desnivel del punto directriz en la escala de medir alturas de “De=25”(lp1), con la misma escala hacemos lectura en la base del árbol (lp2), y sumando ambas tendremos una altura del punto directriz “P” (hpNa). Esta altura será aparente ya que hemos realizado la medición desde una posición desconocida y mucho más cercana que los 25m. Que nos hubieran dado la altura real.

REPLANTEO DE PARCELAS CIRCULARES CON EL RELASCOPIO DE BITTERLICH.:

1º/Localizado el centro de la parcela, situaremos en él la mira de diámetro adecuado sobre un jalón portamira. 2º/Nos desplazamos del centro de la parcela, hacia el exterior una distancia aproximadamente igual al radio de la parcela y desde ella lanzamos una visual con la banda de los “unos+loscuartos”, hacia la mira. Cuando el diámetro de la mira coincida con el ancho de la banda, estaremos en el límite de la parcela. 3º/Vamos dando un giro de 360º hasta volver al punto de partida, intentando mantener esa distancia (la del radio de la parcela), a la mira. A todos los árboles que veamos claramente que están dentro de la parcela, les realizaremos las medidas pertinentes, cuando en nuestro giro nos encontremos con árboles que están próximos al límite de la parcela. Para asegurarnos de si están dentro o fuera, nos situaremos al lateral del árbol dudoso y lanzando una visual a la mira con la banda señalada, tendremos que si vemos, que el diámetro de mira es menor que el ancho de banda el árbol esta fuera de la parcela. Para la cubicación de árboles se manejan básicamente dos parámetros relacionados con la forma del árbol: 1.- “Cocientes de forma” o “Coeficientes de decrecimiento”  2.- “Coeficientes mórficos” Son conceptos que están definidos para árboles de tronco entero, aunque en ocasiones se utilizan en la práctica también para troncos no enteros.“Cocientes de forma”:
Expresan la razón entre diámetros a dos niveles distintos del tronco del árbol, siendo siempre la referencia, el diámetro que se encuentra a menor altura. Los “cocientes de forma” o “coef. De decrecimiento” más utilizados son: El cociente de forma normal “qn”y el cociente de forma base “qb”. El cociente de forma normal “qn ” viene definido por la razón entre el diámetro a mitad de la altura del árbol y el “dn” . zaAAAAABJRU5ErkJggg==Nos refleja en términos relativos la disminución de la magnitud del “dn”, al llegar a la mitad de la altura del tronco.El “cocientes de forma base” “qB ” es el más utilizado viene definido por la razón entre el diámetro a mitad de la altura del árbol y el diámetro en la base“dB ”.gLAIb9bWF+sAAAAASUVORK5CYII=Nos refleja en términos relativos la disminución de la magnitud del “dB ” al llegar a la mitad de la altura del tronco.Es una buena herramienta para asimilar la forma de los troncos de los árboles a los “Tipos Dendrométricos” de referencia: qb>85Cilindro; 0,85>qb>0,70Paraboloide; 0,70>qb>0,50Cono; 0,50>qb>0,35Neiloide.

COEFICIENTE MÓRFICO:

pensado para árboles de tronco entero.GNiXYzRpW+UuSbFFHxb9Pv0B5b0bQj0Wn6QAAAAASe define como la razón entre el volumen del árbol, y el de un cilindro que tiene por diámetro el “dn”, y por altura la del tronco.Se utiliza como valor medio, para los árboles de determinadascategorías diamétricas enmasas concretas.
ALTURA REDUCIDA O ALTURA MÓRFICA (hr o hf)Se entiende por altura reducida del tronco de un árbol, la de un cilindro cuyo volumen es el del tronco y cuya sección es la sección normal, (su diámetro es el dn). Altura mórfica es muy interesante para la cubicación del árbol. Si de un árbol conocemos su hr , con solo medir su dn, podemos determinar su volumen. Cuantificación de la corteza del tronco de los árboles:
La corteza del tronco del árbol, es habitualmente un residuo sin valor, se separa tras la corta o a posteriori en el proceso industrial. En ocasiones tiene ciertas utilidades como materia prima para la  obtención  de:  Sustancia  tánicas  (encina, castaño,…, medicinas, cosméticos, etc.. Esto no trascendencia como producto forestal. El corcho (corteza del Quercus suber), excepción en cuanto a la utilidad de su corteza. Es la base de una de las industrias de mayor importancia en el sector forestal español. Sus  propiedades  de  elasticidad,  capacidad aislante e inalterabilidad, son aprovechadas para el desarrollo de distintos productos como tapones, aislantes, cajas, estuches, trajes, monederos, parquet, etc…Siempre es de interés determinar la cantidad de corteza del tronco o fuste, para poder diferenciar el volumen con corteza del volumen sin corteza.Si  dividimos el tronco en trozas, en cada sección podemos medir el espesor de corteza, como ya hemos señalado a través de una o de dos medidas opuestas.Conocido el espesor diametral de corteza, podemos determinar el diámetro sin corteza:  dsc= dcc-edc. Aplicando cualquiera de las fórmulas conocidas de cubicación, con el dsc en las secciones consideradas, estimaremos el Volumen sin corteza.Por diferencia entre el volumen obtenido con corteza y el volumen  sin  corteza,  obtendremos  el  volumen  de  corteza del tronco: V corteza =Vcc-Vsc La forma habitual de expresar la cantidad de corteza de los árboles es a través del Porcentaje de cortezafZ5lVhn5eyjIRJ1ubP5jMP7oiGO6LxGGWVTXQJLXFactores que influyen en el porcentaje de corteza de los árboles.
1

.La especie:

Por lo general y salvo excepciones puntuales las coníferas tienen mayor porcentaje de corteza que las frondosas.En España los valores medios: gen. Pinus 15-45  %,  los Quercus 15-25 %., Fagus y Betula 5-15%..2.

La edad:

El porcentaje de corteza disminuye con la edad. (Cuanto  más  jóvenes,  mayor  porcentaje  de  corteza). Lógico, ya que el crecimiento en grosor de la madera (xilema), más rápido que el de la corteza (floema). 3.

La calidad de estación:

A mejor calidad de sitio menor porcentaje de corteza, (La corteza cumple entre otras una función de protección ante situaciones adversas). (Pinus pinea Valladolid 40% de corteza,  en Huelva 30 %)  

Cuantificación de la madera apilada

Consiste en estimar o cubicar la cantidad de madera, a veces de panas de corcho, cuando esta se encuentra agrupada, colocada formando pilas o montones.En España utilizado tradicionalmente, para madera procedente de tratamientos silvícolas o aprovechamientos forestales que proporcionan productos de importancia económica secundaria por lo que no es necesario una gran exactitud.En la actualidad existen tecnologías recientes que permiten gran precisión, por lo que se utiliza también en la cubicación de madera de alto valor  económico. Aunque no se suele utilizar para cuantificar madera destinada a sierra o desenrollo. Tradicionalmente en España se utiliza para la cubicación de leñas o de madera de industrias secundarias. El concepto de leñas admite interpretaciones variadas. Una clasificación de las leñas puede ser la siguiente::

Según su procedencia:

de raberón(árboles apeados) .De ramas (árboles apeados, podas o tratamientos de mejora). De cepa (monte bajo).

Según su forma

En rollo (+ o - cilíndrica). Rajada (cortada longitudinalmente). Astillada (paso por astilladora). Según su tamaño: Gruesa: calibre >10 cm. Mediana: calibre entre 4-10 cm. Fina o astillada: astillado manual o maquina, dimensiones inferiores a las citadas. Gruesa y mediana entre 0,5-1,5 m longitud.

Madera para industrias secundarias

Según su procedencia: de fustes pequeños (clareos, claras). De las trozas más próximas a la punta. Madera procedente de incendios. Según su forma: Siempre en rollo, (rollizos). Apeas de mina, postes, puntales construcción, para trituración,.. Tamaño: Diámetro entre 5-25 cm. Longitud mayor de 1 metro (1 a 5 m. O más).

Entradas relacionadas: