Crónica de una muerte anunciada

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 4,37 KB

 

Llevaba una maleta de ropa para quedarse y otra con las casi dos mil cartas que le había escrito Ángela.

Los personajes a los que se alude en el texto son: Ángela Vicario, protagonista de la novela, obligada a casarse porque había sido educada para ello y desencadenante de la tragedia al acusar a Santiago Nasar de la pérdida de su virginidad, por lo que es devuelta a su familia por su marido, al descubrir que no era virgen. A partir de ahí, sufre una gran transformación y es dueña de su destino. Parece actuar de forma deshonesta respecto a Santiago Nasar, que muere siendo inocente. Bayardo San Román es un ingeniero de trenes, bien vestido, muy atractivo. Tenía dinero, orgullo y consideraba que sus deseos siempre se cumplirían, tanto para conseguir la boda con Ángela como la casa del viudo Xius. Es el hombre seguro y dominante que, poco a poco, va conquistando a los habitantes del pueblo. Termina envejecido y volviendo con su mujer. En la obra aparecen muchos más personajes como  los hermanos gemelos, Pedro y Pablo, que serían los asesinos. Pura Vicario, la madre, citada en el texto. El padre, ciego, que había sido  orfebre de pobres; las hermanas de Ángela, ya casadas. Santiago Nasar,  protagonista, su madre, Plácida Linero, el autor-narrador, amigo del muerto y muchos otros personajes.

El espacio. La acción en la novela transcurre en Aracataca, pueblo natal del autor y se hace referencia a Manaure y Riohacha. Toda transcurre en la plaza de un  pueblo y las casas que están alrededor, con referencia a otros lugares (finca de Santiago Nasar). Se describe la casa de Santiago Nasar y la del viudo Xius, la de la familia Vicario, la plaza, el muelle, las calles, la tienda de Clotilde Armenta…En el fragmento  se refiere a Ángela Vicario, por lo que el espacio se sitúa en la casa donde Ángela vivía con su madre, en un pueblo cercano al Caribe: “permanecía en el cuarto escribiendo cartas sin porvenir” “Un mediodía de agosto […] sintió que alguien llegaba a su puerta”.

El tiempo. El tratamiento retrospectivo es un rasgo de la novela de los años sesenta y la técnica más novedosa de esta novela. Todo ocurre en menos de veinticuatro horas, pero la novela no avanza cronológicamente, sino que aparecen numerosas analepsis y prolepsis, elipsis, etc. Aparte del día del crimen, el sumario se realiza doce días después; el tiempo de las entrevistas con los protagonistas y testigos, unos veinte años después y el tiempo del narrador que escribe la crónica, veintisiete años después. El tiempo es circular, como la estructura de la novela.  En el fragmento se observan referencias temporales: “media vida”, “una madrugada de vientos”, “por el año décimo”, “diecisiete años”.Los hechos narrados en el fragmento ocurren muchos años después de los hechos principales del relato.

 El narrador de este fragmento es un narrador omnisciente que conoce todo acerca de los personajes. Sin embargo, los hechos a lo largo de la obra se reconstruyen desde varias perspectivas (el personaje secundario amigo de Santiago Nasar, el propio pueblo que relata sucesos al juez y al narrador o el narrador omnisciente que escribe para hacer una crónica con la información recabada ).  La primera  personase usa en  estilo directo: “En prueba de mi amor te envío mis lágrimas” de Ángela Vicario  o la que pronuncia Bayardo San Román: “Bueno -dijo-, aquí estoy“.

Entradas relacionadas: