Crisis del ruralismo

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 5,81 KB

 

CRISIS DEL SIGLO III: EL RURALISMO: A lo largo del S.III, el Imperio, vivió un periodo de crisis que afectó a su sistema político, económico y social. Esta crisis de debió a su gran extensión y a los enormes gastos económicos necesarios para sostenerlo. Además, el sistema esclavista y la falta progresiva de esclavos, debido a la larga paz romana contribuyeron, sin duda, a la crisis económica. El poder político del emperador se debilitó al intervenir en su nombramiento, los ejércitos provinciales, que se convirtieron en árbitros de la vida política. Al mismo tiempo, los gobernantes de las provincias actuaron de forma autónoma. Esta crisis se manifestó en el estallido de guerras civiles y revueltas campesinas, en la destrucción de ciudades, en la penetración de algunos pueblos bárbaros y en el descrédito de la religión oficial frente al cristianismo. // Las condiciones de vida se endurecieron ante la exigencia de recursos por parte del Estado, lo que favoreció la concentración de tierras en manos de señores, que se anexionaron tierras, en ocasiones por la fuerza. La vida urbana fue languideciendo y los propietarios rurales, ante la inseguridad de la ciudad, huyeron a sus villas, alejados de los gobernantes y de cualquier control. Las clases mercantiles de la ciudad fueron perdiendo influencia. Muchos pequeños propietarios de tierras y artesanos urbanos buscaron la protección de los terratenientes, que, a cambio de protegerlos, percibían de estos una parte de su trabajo. De esta forma se inicio lo que se conoce como sistema de colonato, antecedente inmediato del régimen feudal que se implantaría siglos después. La perdida progresiva del valor de la moneda imperial provocó el hundimiento del comercio y las grandes propiedades agrícolas se fueron reconvirtiendo hacia un tipo de economía basada en la autosuficiencia. Este proceso llevó a la > de la sociedad. // ón>Los pueblos germánicos aprovecharon la situación de debilidad del Bajo Imperio para asentarse en las zonas fronterizas del imperio romano, unas veces de forma pacífica y otras a la fuerza. // FEUDALISMO: El Feudalismo es el régimen político, económico y social que imperó en la Europa de la Edad Media (siglos V a XV), y que ha tenido como base fundamental de su constitución los llamados feudos. Consistía en propiedades de terrenos cultivados especialmente por esclavos, parte de la producción que estos elaboraban era entregada en concepto de censo o arriendo al dueño de las tierras, encarnado por un noble señor, leal al Rey. El Señor Feudal en su tierra era al mismo tiempo juez, administrador y militar, por lo tanto, siempre en la última instancia deberían someterse a la autoridad o designios del monarca; y los campesinos se ocuparían exclusivamente de trabajar la tierra a cambio de esa protección que les ofrece el señor feudal como tal. Estos señores feudales tenían pleno poder sobre los territorios que gobernaban, dictando leyes y cobrando impuestos sobre sus vasallos. Casi todos entregaban y a su vez recibían tierras, por lo que eran señores y vasallos. El único que no era vasallo de nadie, y sí señor feudal, era el rey. Él comenzaba la cadena y los siervos de la gleba, que estaban en una condición muy marginal, eran los últimos. A pesar de ser hombres libres se vendían con la tierra a la que se hallaban sujetos y eran los últimos de la cadena. La encomienda es el pacto teórico que existía entre el campesino y el Señor Feudal, el señor feudal acogía en su territorio a los campesinos y estos tenían la obligación de labrar la tierra en la cual se los albergaba. Las principales responsabilidades del señor feudal eran asegurarles justicia, mantenimiento del orden y protección en caso de ser atacados. De esta manera el campesino pasaba a convertirse en siervo o esclavo y también debía pagarle al noble una renta por la explotación de la tierra que realizaba. // En el Feudalismo se dio una clara distinción de estamentos: los privilegiados (eclesiásticos, caballeros), el alto clero (arzobispo, obispo y abades), el bajo clero (curas y sacerdotes) y la nobleza. // La otra cara de la moneda la representaban los no privilegiados, la burguesía, artesanos, sirvientes y campesinos, subdivididos a su vez en colonos y ancianos. A este grupo les correspondía todo el sometimiento, trabajando y entregando parte de los frutos obtenidos al señor Feudal. // Hacia el siglo XIII comienzan a desarrollarse algunas cuestiones tales como los avances en las técnicas agrícolas, el incremento del comercio y una avanzada increíble por parte de la burguesía, las cuales, inevitablemente, desembocarían en una apertura económica, la descentralización de la justicia y de la administración y por supuesto el sistema Feudal comenzaría a desvanecerse ante el estado de cosas que se avecinaba.

Entradas relacionadas: