Contexto historico

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 3,2 KB

 
La República presenta la más clara y sistemática exposición de la filosofía de la edad madura de Pláton, de su doctrina psicológica, moral, política, pedagógica, epistemológica y de su teoría de las Ideas. La filosfia de Platón no es un meto producto de la curiosidad intelectual, sino que tiene una finalidad minentemente política: pretende diagnosticar y remediar los males de la vida política ateniense.
Platón contempló en su juventud múltipls calamidades políticas: la degeneración de la democracia ateniense que, guiada por demagogos ineptos y aprovechados, conduciría finalmente a la derrota de Atenas ante Esparta en la guerra del Peloponeso (404a.C.); la violencia y la corrupción de la dictadura de los Treinta Tiranos (404-403a.C.); la condena injusta a muerte de Sócrates, "el hombre más justo de Atenas" (399 a.C.), tras el restablecimiento de la democracia...
Platón atribuye la causa principal de los males de la vida política ateniense a la degradación de la educación moral, que condujo a la aparición en la vida pública de individuos que buscan su propio beneficio antes que el de la ciudad. Pláton responsabiliza de esta degradación a las enseñanzas de los sofistas, que habían convertido la vida política en un campo de batalla donde los individuos pugnaban por hacer prevalecer sus intereses particulares mediante el dominio de la retórica. Así, Platón, siguiendo a su maestro Sócrates se opondrá radicalmente a la filosofía de los sofistas, cuyo relativismo y escepticismo condujeron al vaciamiento de contenido de los conceptos morales y políticos, que quedaron reducidos a meras herramientas de persuasión que cada uno utiliza a su anojo según su propia conveniencia.


Frente al relativismo moral de los sofistas, Platón recoge la convicción socrática de que los conceptos morales pueden ser fijados racionalmente, mediante definiciones rigurosas. Así, Platón, como Sócrates, cree en la existencia de valores absolutos e inmutables. Pero como en este mundo sensible todo es cambiante y perecedero, Platón concluyó que los valores absolutos e inmutables se encotnraban en el mundo inteligible, atribuyendo así a los conceptos ético-políticos el estatuto de Ideas, realidades subsistentes en sí, cuya validez objetiva es independiente de las opiniones de los hombres. La tarea del filósofo consistiría en el conocimiento de las Ideas y de sus relaciones, y para transmitir ese conocimiento del Bien a trabés de la educación, permitiendo así llevar una vida buena al individuo y a la comunidad. La sabiduría acerca de lo que es el Bien nos hace moralmente buenos, y los que poseen esa sabiduría en grado superlatvo o eminente están destinados de forma natural a dirigir la ciudad y los destinos de los demás. En definitiva, Platón defiende en la República que el remedio de los males de la sociedad consistirá en la reforma de la educación moral sobre la base del conocimiento del Bien, creando para ello un marco político adecuado, el gobierno de los sabios: para que haya una ciudad justa, el filósofo ha de ser rey o el rey ha de hacerse filosofo.

Entradas relacionadas: