Por que considera inseparable al cuerpo y el alma

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 4,09 KB

 

Ontología:


Platón plantea la existencia de dos mundos, el mundo sensible y el mundo inteligible. El mundo inteligible es el mundo de las ideas, al que podemos acceder a través del conocimiento. Por otro lado, el mundo sensible es el mundo en que vivimos y al que podemos acceder a través de los 5 sentidos. Todos los objetos y seres que forman parte del mundo sensible son "sombras", es decir, imitaciones imperfectas de las ideas.
La opinión de Aristóteles acerca de la ontología consiste en la defensa de la existencia de un solo mundo, el sensible, y que todo el conocimiento reside en la materia. Esto queda perfectamente reflejado en el famoso fresco ubicado en el vaticano que representa la escuela de Atenas, obra de Rafael Sanzio en la que Platón aparece señalando al cielo (mundo inteligible) y Aristóteles gesticula con la mano indicando que todo se encuentra en el suelo (mundo sensible).

Gnoseología:


Platón considera que el alma es inmortal, y que la vida se rige por un ciclo de encarnaciones del que sólo se puede escapar por medio del aprendizaje y el estudio de las matemáticas para lograr acceder al mundo de las ideas.
Aristóteles, en cambio considera que el conocimiento matemático es la antesala del saber, y valora en mayor medida las ciencias experimentales. Además, cree en la mortalidad y el deterioro del alma, ya que alma y cuerpo están unidos de forma natural y necesaria. Así pues el alma es mortal e inseparable del cuerpo. 
Se puede llegar a la conclusión de que tanto Platón como Aristóteles sostienen que los hombres están formados por un compuesto de alma y cuerpo, pero discrepan en cuanto a su uníón y la mortalidad del alma.

Concepción de la felicidad:


Platón argumenta que la felicidad se alcanza por medio del ejercicio matemático y el conocimiento. Quien llega a conocer la idea de Bien (y por tanto, quien más se acerca al mundo de las ideas) deberá realizar buenas acciones para obtener dicho conocimiento. De esta forma quien sea bueno y justo, también será sabio y por consiguiente, será feliz. 
Aristóteles dedica prácticamente el décimo libro de la obra ética a Nicómaco (su hijo) a definir y aclarar el concepto de felicidad y placer. 
Para él, la felicidad se consigue mediante la excelencia, es decir, mediante el ejercicio de las virtudes, y el hombre feliz es aquel capaz de aplicar la razón a las acciones como costumbre.

Política:


En su obra La República, Platón llegó a diseñar un ideal político en cuyo gobierno estarían los gobernantes filósofos. En este ideal, la educación resulta esencial para ayudar a que cada grupo social desempeñe su función de forma organizada mientras que los dirigentes del estado se encargan de buscar el bien común de los ciudadanos.
Aristóteles considera que existen tres modelos de gobierno validos debido a que su objetivo es el bien común. Estos son la monarquía, la aristocracia y república. La aristocracia se posiciona como término medio, y por ello constituye la forma de política más perfecta. Además, Aristóteles contrapone los modelos de tiranía, oligarquía y democracia como las formas de gobierno más imperfectas, ya que su objeto es el interés particular de los dirigentes de gobierno.

Entradas relacionadas: