Comparación de locke con Santo Tomás

Enviado por Chuletator online y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 6 KB

 

3.Justificación desde la posición Filosófica del autor

JUSTIFICACIÓN. Pertenece, por tanto, a La línea ético-política, que en el caso de Santo Tomás se centra en la Descripción del Iusnaturalismo.

LA DOCTRINA DE LA LEY NATURAL.

Santo Tomás defiende que hay una ley natural dentro de nosotros que fundamenta objetivamente el obrar moral. Esta Doctrina toma su origen en el estoicismo (aunque ya hay ciertas referencias en El pensamiento socrático y aristotélico). Para los estoicos era parte de la ley General que manda en el universo. Santo Tomás la centra en los aspectos éticos Y políticos a partir de la influencia de San Agustín. Toda comunidad está Presidida por las leyes, que deben ser frutos de la razón. De este modo, la Noción de ley traspasa todo el universo real, desde Dios hasta la criatura más ínfima.

Esto provoca la existencia de CUATRO TIPO DE LEYES. En última instancia, toda ley que merezca este nombre procede de La LEY ETERNA, que es Dios mismo, creador del mundo, a cuya sabiduría nada es Ajeno. Dios pone su ley tanto en la naturaleza (ley natural) como en sus Designios de salvación en la Iglesia (ley divino-positiva).

De la ley eterna emana la ley que rige La vida de los seres, llamada LEY NATURAL, que es la parte de la ley eterna que Se encuentra inmersa en las criaturas. En realidad, no es más que una parte de La ley eterna.

En el ser humano esta ley tiene dos Vertientes diferentes. Por una parte, gobierna la parte inconsciente como le Pasa al resto de los seres. Pero, por otra, al ser el hombre alguien libre, en Su actuación consciente esa ley natural aparece como una inclinación natural Que le guía hacia lo que es bueno. Por ser libre, el ser humano puede llevar a Término esa inclinación o evitarla, pero aparece como algo intrínseco, inscrito En su corazón y no puede ser borrada por el ser humano.

Puesto que el orden especulativo es Similar al orden práctico, Santo Tomás estudia primero los principios evidentes Del conocimiento para mostrar después los preceptos evidentes de la razón Práctica. Igual que hay un primer principio en el orden teórico (el principio De no contradicción), hay un primer precepto en el orden práctico. Ese Precepto, evidente y manifiesto, gobierna toda la vida moral y nos lleva a Distinguir el elemento por el que se guía la voluntad: el bien. Bien es, como Dice Aristóteles, lo que todos apetecen y por eso, el primer principio de la Moral es la sindéresis: “Haz el bien y evita el mal”.

Todos intentan hacer esto, pero no Todos aciertan en lo que es el bien. Para eso, hay una regla objetiva: los Preceptos derivados de la sindéresis responden a las inclinaciones naturales Del ser humano.

  1. Como Ente, la concretización de esa primera norma es el mandato de la Supervivencia y de la permanencia de lo propio.
  2. Como Animal, la persona debe buscar la reproducción y la educación de los Hijos.
  3. Como Ser racional, que es su cualidad propia, recibimos la inclinación profunda De buscar la verdad y vivir en sociedad de la mejor manera posible.

De la ley natural debe surgir la LEY HUMANA, que es fruto de la capacidad humana, y por ello no hay una relación Directa entre la ley humana y las leyes natural y eterna. La primera es sólo Una determinación particular de la razón que debe ser ajustada desde fuera. Para ser una buena derivación de la ley natural, y por tanto, una verdadera Ley, la ley humana debe cumplir cuatro caracteres:

  1. Debe Estar promulgada por la autoridad correspondiente. Santo Tomás sólo dice Que debe promoverla el gobernante legítimo, aunque no dice quién debe ser éste.
  2. Debe Ser suficientemente promulgada.
  3. Ser Un ordenamiento de la razón, es decir, ser un acto racional, no pasional. La ley es un acto prescriptivo de la razón.
  4. Lo Más importante: debe estar dirigida al BIEN COMÚN. Si no, no es una Verdadera ley y, por tanto, no obliga en conciencia. Habrá que cumplirla Si su incumplimiento provoca el caos social, pero habrá que modificarla lo Más pronto posible.

De este modo, los aspectos éticos son –para Tomás- más fundamentales que los políticos. El gobernante no es el Creador de las leyes sino su primer cumplidor. Sólo eso garantiza su Permanencia.


Entradas relacionadas: