Comparación Kant y Aristóteles

Enviado por Chuletator online y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 5,6 KB

 

 Relación de la teoría del conocimiento y la teoría de la realidad de Kant con la de Descartes.

La filosofía moderna, cuyos fundamentos asienta Descartes y cuya culminación se realiza en Kant, tiene como pregunta básica ¿qué puedo conocer con certeza?
Tanto Descartes como Kant van a dar primacía a la razón en la búsqueda del conocimiento cierto, pero esta razón es considerada de modo bien distinto en ambos autores. La búsqueda de la certeza cartesiana comienza planteando la duda metódica universal: dudar de todo por principio, para ver si después queda algo absolutamente indudable. La apuesta de Descartes es fuerte pero su escepticismo es solo aparente. Este escepticismo radical es tan sólo un método, un camino para alcanzar la certeza. Kant sin embargo parte de la constatación de que la ciencia ofrece conocimiento cierto. Los desarrollos de la matemática y de la física son tan admirables que la confianza en la certeza de la ciencia no puede ser puesta en duda. La Crítica de la Razón Pura de Kant muestra que las matemáticas (geometría y aritmética) y la física ofrecen conocimientos ciertos por estar compuestas por juicios sintéticos a priori, juicios que por ser sintéticos extienden nuestro conocimiento y por ser a priori son universales y necesarios. Vemos así cómo el contrapunto de la duda metódica cartesiana es representado en Kant por el hecho de la ciencia como sistema de los conocimientos ciertos: Descartes comienza su filosofía con la duda escéptica mientras Kant lo hace con la certeza de la matemática y la física. La filosofía de Descartes escapa del escepticismo mediante la primera certeza: puestos a pensar que todo es falso, hay algo indudable, que pienso, luego existo. Y, continúa Descartes, yo soy una cosa que piensa . De este modo la filosofía cartesiana entra en la metafísica: el yo o alma es sustancia, cuya existencia ha sido demostrada mediante la evidencia del cogito, ergo sum. A partir de la existencia del alma, mediante el argumento ontológico Descartes va llegar a demostrar la existencia de Dios: la idea de Dios como Ser Perfecto incluye su existencia. Y por último, Dios Todopoderoso y Veraz será garantía de que a mis ideas claras y distintas les corresponde un mundo real . Alma, Dios y Mundo son las tres sustancias de la filosofía cartesiana cuya demostración ha sido posible con la mera razón y sin la ayuda de lo sentidos. La filosofía de Descartes que comenzaba con la duda concluye en la confianza ilimitada en la razón para conocerlo todo, incluso los temas de la metafísica. Kant presenta su propia filosofía crítica: la razón humana es finita y hay, por tanto, que marcar sus límites, los límites de la razón están en la experiencia. Kant se pregunta si la metafísica es o no una ciencia, si se pueden establecer juicios sintéticos a priori en metafísica. La respuesta de Kant es: la metafísica es una disposición natural del hombre pero no es una ciencia

Comparación de las teorías éticas de Kant y Aristóteles.

 entre ambos autores hay una distanciacronológica de más de 2000 años.
Un primer punto de divergencia entre ambos es la distinta caracterización que hacen de la ley moral:
Mientras que para Kant la ley moral se define por su universalidad y necesidad, para Aristóteles, al contrario la ley moral se define por su universalidad, pero no por su necesidad. Así, para el filósofo griego la ética es un saber práctico que no tiene que por que ser necesario. Como consecuencia de esto, la ética kantiana se basa en un solo imperativo categórico válido para todas las circunstancias posibles. Al contrario, en el caso de Aristóteles, la ética esta formada por muchos imperativos hipotéticos, tantas como circunstancias posibles 
se puedan dar.  En el caso de Kant la ley moral no se basa en la experiencia, sino en el propio sujeto que es capaz de concebir la ley moral. Tiene por lo tanto un fundamento a priori. Para el filósofo griego es la experiencia, en consecuencia a la ley moral, ya que es el hábito y la práctica constante los que nos llevan a un obrar correcto. Su fundamento es, por lo tanto, a posteiori. Pero la diferencia más fundamental entre ambos autores es la siguiente: para Kant el cumplimiento de la ley moral es un fin en si mismo. Al contrario, para Aristóteles, la virtud es un medio para conseguir el Bien Último del hombre que es la felicidad. Por esta razón, la ética aristotélica es una ética material, es decir esta dotada de un contenido concreto. Al contrario, la ética kantiana es una ética formal: lo que importa no es tanto el contenido de la ley moral, sino su forma, y su cumplimiento estricto, es decir, es una ética basada en el deber, por encima de la felicidad. El deber no nos tiene porqué hacer felices, pero si que nos hace dignos de felicidad: para Aristóteles tenemos que ser prudentes al aplicar un principio moral, mientras que Kant es respetuosos con la ley moral. 
La ética kantiana se basa en la autonomía moral, frente a la ética aristotélica que se basa en la heteronomía moral. En el caso de Kant, la posibilidad de que mi conciencia moral tenga la capacidad de concebir el imperativo categórico frente a mis deseos e inclinaciones es una muestra clara de la autonomía de la razón. En el caso de Aristóteles, al contrario, es el deseo de ser felices el que nos arrastra, es el objeto deseado  el que marca la pauta de mi conducta moral. Al querer ser feliz no soy plenamente autónomo. 

Entradas relacionadas: