Comparacion kant

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 3,91 KB

 
Centrándonos en la teoría del conocimiento, Kant, ante la pregunta que se plantea sobre cómo es posible el conocimiento, encuentra la solución basándose en una concepción resumida en la siguiente frase: “Pero, aunque todo conocimiento proviene de la experiencia (Hume-empirista), no por ello procede todo él de la experiencia (Descartes-racionalista)”. Por lo tanto, hace una mixtificación entre la teoría de Hume y de Descartes al no encontrarse totalmente de acuerdo con ambas posturas. // Kant opinaba que tanto la percepción como la razón juegan un importante papel cuando recibimos el percibimos el mundo, la realidad. Por ello, la epistemología kantiana se presenta como una síntesis entre la teoría de Hume y la de Descartes. Por un lado le daba la razón a Hume y a los empirista en que todos nuestros conocimientos sobre el mundo provienen de las percepciones. Pero, y en este punto les da la mano a los racionalistas y a Descartes, también hay en nuestra razón importantes condiciones de cómo captamos el mundo a nuestro alrededor. Hay ciertas condiciones en la mente del ser humano que contribuyen a determinar nuestro concepto del mundo. // A raíz de esto, Kant defenderá que en el conocimiento intervienen tres facultades: la primera que interviene en él es la sensibilidad, que es la forma en que percibimos el mundo exterior. Además, ésta está formada por unas estructuras: el espacio y el tiempo. Estas son formas a priori de la sensibilidad porque son anteriores a la experiencia, ya que hacen posible dicha existencia del mundo. Por otro lado, la segunda facultad del conocimiento es el entendimiento. Este se caracteriza por la capacidad de pensar o realizar juicios a partir de los datos suministrados por la sensibilidad aplicando conceptos (dan unidad a la multiplicidad de impresiones). Y la tercera y última facultad cognoscitiva es la razón, que entra en escena para relacionar unos juicios con otros construyendo argumentos casa vez más generales. *El ser humano nos sólo conoce, sino que también actúa y vive. Tal vez estas ideas trascendentales puedan ser tenidas en cuenta en el ámbito de la razón práctica. //En cuanto a la ética, Kant pretendía elaborar una que fuese universal para cualquier individuo, con independencia de los intereses de cada uno, autónoma y formal, basada en imperativos categóricos (absolutos o no condicionados: “Obra de tal manera que la máxima de tu conciencia pueda valer siempre como ley universal”; creer que la acción correcta consiste en hacer lo que exigiríamos que hicieran los demás) en la que nuestros deberes tienen su origen en nuestra voluntad racional. Por tanto, no existe nada bueno o malo, sino una buena o mala voluntad, siendo una voluntad buena cuando intenta cumplir el deber por el puro derecho al deber. Así pues, la moralidad de una acción se encuentra en la autonomía de la voluntad, es decir, una persona cumple una ley porque es su deber, o por respeto a la ley misma, por lo que la voluntad es autónoma, ya que se da la ley en sí misma y al ser autónoma es totalmente libre. Por lo tanto, se contrapone al emotivismo moral de Hume que dice que debemos hacer lo que consideramos bueno o malo, aunque primeramente debemos conocer lo que es cada cosa apoyándonos en la vida emocional; en la experiencia, por tanto, la moral debe estar basada en los sentimientos, y no en la razón como afirmaba Kant.

Entradas relacionadas: