Clima de la cordillera oriental

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Griego

Escrito el en español con un tamaño de 39,11 KB

 

ReséÑA Histórica NEVADO HUAYTAPALLANA

UBICACIÓN

El Huaytapallana se localiza a 32 kilómetros de Huancayo y está situado aproximadamente sobre los 4538 m.S.N.M., es un nevado que pertenece a la cordillera del mismo nombre. Forma parte de la Cordillera Oriental de los Andes Centrales del Perú. Es protegido como Área de Conservación Regional Huaytapallana desde el año 2001.

Etimología

Etimológicamente el significado de Huaytapallana es: "recogedora de flores" o "lugar donde se recogen flores", que proviene de los vocablos Huayta = flor, Pallana = recogedora.

DESCRIPCIÓN

El pico más alto de este nevado es Lasuntay, que se impone a las demás con sus 5768 m.S.N.M. Pertenece a la Cordillera Oriental de los Andes Centrales del Perú, son nieves perpetuas rodeadas de Lagunas pintorescas de color turquesa. Los picos del nevado de Huaytapallana son: Lasuntay grande, Lasuntay norte, Chuspi, Chulla, Ichu, Yanacancha y Tello. Nacen de estos nevados 5 ríos una de ellas se dirige hacia la ciudad de Huancayo llamado Shullcas. Bajo el nevado del Huaytapallana crecen flores de tallo pequeño de colores rojo, amarillo y anaranjado: llamadas "Sumaychuncho","lima lima" y "wuila wuila".

CLIMA

Se considera un clima templado, debido al calentamiento de la atmósfera, muchos días soleados. Cobertura de niebla esporádicamente. La oxigenación del aire es óptima, debido a los vientos que ascienden de la selva alta muy cercana al nevado.

BIODIVERSIDAD

Fauna

Mamíferos:


El zorro andino, taruca, venado, alpacas, vizcachas, llamas, carneros, ratones de campo, lagartijas, truchas, zorros, zorrillos, perdices, caballos y una variedad de insectos.

Aves:


 Huallata, yanavico, pato sutro, liclish, gaviota andina, picaflor quilinchos, huashuas o pato andino, hujujuy, cernícalo, gallina salvaje, pito, yanavicus, gaviotas, halcones, águilas, cuatro variedades de patos que se diferencian por los colores, Entre aves, mamíferos, reptiles, roedores, auquénidos y peces tiene 100 especies aproximadamente, en proceso de inventariado.

LEYENDA

NEVADO HUAYTAPALLANA

Dentro del contexto andino se considera al Dios Wiracocha, como el creador del mundo, quien pobló la tierra de hombres y mujeres, distribuyendo a los dioses menores por toda su extensión. Estos dioses tutelares fueron llamados APUS. Así, en la tierra de los Huancas, el gran Wiracocha envío a dos dioses, cada uno con carácterísticas y rasgos diferentes.

Estos dioses fueron Huallallo y Pariacaca. Ambos se enamoraron de distintas mujeres y tuvieron una familia muy extensa. Sin embargo, con el paso el tiempo nacíó entre ellos una gran rivalidad. Cuenta la historia que la primogénita de Huallallo, llamada Huaytapallana, era muy hermosa, tanto que, para ocultarla de los hombres, su padre la escondíó al abrigo de las montañas y sembró para ella un jardín lleno de flores.

Posteriormente, Pariacaca tuvo un hijo varón a quien llamo Amaru. Este joven amante de los viajes y quien, por ser hijo de un Apu, podía tomar la forma de cualquier animal y de esta manera mientras se trasladaba por los valles de su padre, encontró a su pareja con quien se casó y tuvo una hija.

Sin embargo, un día en el que Amaru sobrevolaba unas montañas, observó a lo lejos un jardín de flores como nunca antes había visto y sin saberlo salíó de los terrenos de su padre y tomando forma humana nuevamente se adentró en este paraje escondido. Al pie de la laguna Carhuacocha se encontraba una mujer tan hermosa que Amaru, olvidando todo, quedó al instante perdidamente enamorado de ella y, esta doncella cuyo nombre era Huaytapallana también se enamoró de él. Así ambos tuvieron cinco hijos.

Entonces Huallallo quiso saber quién era este joven que había tomado el corazón de su hija de esta manera y preguntando a los vientos se enteró que éste no era otro que Amaru, el hijo de su rival Pariacaca, y que además de ello él ya estaba casado y tenía una hija.

Herido en lo más profundo por el adulterio cometido, Huallallo suplicó a los vientos que traigan, a los odios de Amaru noticias de su esposa y de su hija. Al recordar Amaru a su esposa e hija y tomando conciencia de todo lo que había hecho salíó en busca de su familia y al pasar por una quebrada, Huallallo se le acercó subrepticiamente y le dio un golpe mortal que terminó con su vida. Ese fue el momento en el que su padre tomara venganza, Pariacaca al enterarse de la tragedia, en su dolor ahogó a Huaytapallana en la laguna Carhuacocha y a los cinco hijos en las lagunas aledañas.

De esta manera entre ambos dioses se inició una terrible batalla – arrasando con todo a su paso y en el cual Pariacaca salíó victorioso de la sangrienta conflagración. Huallallo al darse cuenta de que su suerte estaba echada, decidíó huir a la selva que se extendía hacia el Oriente, donde sediento de venganza por la muerte de su hija, se convirtió en un devorador de hombres a los cuales señalo como culpables de su desgracia. Al enterarse de todo, el gran Wiracocha, juzgó que estas crueldades no podían quedar sin castigo y decidíó castigar a los responsables, convirtiendo a Pariacaca en una montaña nevada que hoy lleva su nombre, mientras que Huallallo corríó igual suerte, solo que la montaña en la que se convertiría llevaría el nombre de su hija,

Se dice que solo cuando esas nieves perpetuas que las cubren se derritan, ambos dioses podrán liberarse de esa prisión. Sin embargo, debido al calentamiento global que en estos años derrite cada vez con mayor rapidez la Cordillera de los Andes, parece que ese tiempo está por llegar.

Ambos nevados se han convertido actualmente en centros de peregrinación donde se hace ofrendas a estos demonios, para evitar desastres que se podrían dar. Y es que, a pesar de siglos de adoctrinamiento cristiano, los nativos aún siguen adorando a sus dioses ancestrales.


ReséÑA Histórica NEVADO HUAYTAPALLANA

UBICACIÓN

El Huaytapallana se localiza a 32 kilómetros de Huancayo y está situado aproximadamente sobre los 4538 m.S.N.M., es un nevado que pertenece a la cordillera del mismo nombre. Forma parte de la Cordillera Oriental de los Andes Centrales del Perú. Es protegido como Área de Conservación Regional Huaytapallana desde el año 2001.

Etimología

Etimológicamente el significado de Huaytapallana es: "recogedora de flores" o "lugar donde se recogen flores", que proviene de los vocablos Huayta = flor, Pallana = recogedora.

DESCRIPCIÓN

El pico más alto de este nevado es Lasuntay, que se impone a las demás con sus 5768 m.S.N.M. Pertenece a la Cordillera Oriental de los Andes Centrales del Perú, son nieves perpetuas rodeadas de Lagunas pintorescas de color turquesa. Los picos del nevado de Huaytapallana son: Lasuntay grande, Lasuntay norte, Chuspi, Chulla, Ichu, Yanacancha y Tello. Nacen de estos nevados 5 ríos una de ellas se dirige hacia la ciudad de Huancayo llamado Shullcas. Bajo el nevado del Huaytapallana crecen flores de tallo pequeño de colores rojo, amarillo y anaranjado: llamadas "Sumaychuncho","lima lima" y "wuila wuila".

CLIMA

Se considera un clima templado, debido al calentamiento de la atmósfera, muchos días soleados. Cobertura de niebla esporádicamente. La oxigenación del aire es óptima, debido a los vientos que ascienden de la selva alta muy cercana al nevado.

BIODIVERSIDAD

Fauna

Mamíferos:


El zorro andino, taruca, venado, alpacas, vizcachas, llamas, carneros, ratones de campo, lagartijas, truchas, zorros, zorrillos, perdices, caballos y una variedad de insectos.

Aves:


 Huallata, yanavico, pato sutro, liclish, gaviota andina, picaflor quilinchos, huashuas o pato andino, hujujuy, cernícalo, gallina salvaje, pito, yanavicus, gaviotas, halcones, águilas, cuatro variedades de patos que se diferencian por los colores, Entre aves, mamíferos, reptiles, roedores, auquénidos y peces tiene 100 especies aproximadamente, en proceso de inventariado.

LEYENDA

NEVADO HUAYTAPALLANA

Dentro del contexto andino se considera al Dios Wiracocha, como el creador del mundo, quien pobló la tierra de hombres y mujeres, distribuyendo a los dioses menores por toda su extensión. Estos dioses tutelares fueron llamados APUS. Así, en la tierra de los Huancas, el gran Wiracocha envío a dos dioses, cada uno con carácterísticas y rasgos diferentes.

Estos dioses fueron Huallallo y Pariacaca. Ambos se enamoraron de distintas mujeres y tuvieron una familia muy extensa. Sin embargo, con el paso el tiempo nacíó entre ellos una gran rivalidad. Cuenta la historia que la primogénita de Huallallo, llamada Huaytapallana, era muy hermosa, tanto que, para ocultarla de los hombres, su padre la escondíó al abrigo de las montañas y sembró para ella un jardín lleno de flores.

Posteriormente, Pariacaca tuvo un hijo varón a quien llamo Amaru. Este joven amante de los viajes y quien, por ser hijo de un Apu, podía tomar la forma de cualquier animal y de esta manera mientras se trasladaba por los valles de su padre, encontró a su pareja con quien se casó y tuvo una hija.

Sin embargo, un día en el que Amaru sobrevolaba unas montañas, observó a lo lejos un jardín de flores como nunca antes había visto y sin saberlo salíó de los terrenos de su padre y tomando forma humana nuevamente se adentró en este paraje escondido. Al pie de la laguna Carhuacocha se encontraba una mujer tan hermosa que Amaru, olvidando todo, quedó al instante perdidamente enamorado de ella y, esta doncella cuyo nombre era Huaytapallana también se enamoró de él. Así ambos tuvieron cinco hijos.

Entonces Huallallo quiso saber quién era este joven que había tomado el corazón de su hija de esta manera y preguntando a los vientos se enteró que éste no era otro que Amaru, el hijo de su rival Pariacaca, y que además de ello él ya estaba casado y tenía una hija.

Herido en lo más profundo por el adulterio cometido, Huallallo suplicó a los vientos que traigan, a los odios de Amaru noticias de su esposa y de su hija. Al recordar Amaru a su esposa e hija y tomando conciencia de todo lo que había hecho salíó en busca de su familia y al pasar por una quebrada, Huallallo se le acercó subrepticiamente y le dio un golpe mortal que terminó con su vida. Ese fue el momento en el que su padre tomara venganza, Pariacaca al enterarse de la tragedia, en su dolor ahogó a Huaytapallana en la laguna Carhuacocha y a los cinco hijos en las lagunas aledañas.

De esta manera entre ambos dioses se inició una terrible batalla – arrasando con todo a su paso y en el cual Pariacaca salíó victorioso de la sangrienta conflagración. Huallallo al darse cuenta de que su suerte estaba echada, decidíó huir a la selva que se extendía hacia el Oriente, donde sediento de venganza por la muerte de su hija, se convirtió en un devorador de hombres a los cuales señalo como culpables de su desgracia. Al enterarse de todo, el gran Wiracocha, juzgó que estas crueldades no podían quedar sin castigo y decidíó castigar a los responsables, convirtiendo a Pariacaca en una montaña nevada que hoy lleva su nombre, mientras que Huallallo corríó igual suerte, solo que la montaña en la que se convertiría llevaría el nombre de su hija,

Se dice que solo cuando esas nieves perpetuas que las cubren se derritan, ambos dioses podrán liberarse de esa prisión. Sin embargo, debido al calentamiento global que en estos años derrite cada vez con mayor rapidez la Cordillera de los Andes, parece que ese tiempo está por llegar.

Ambos nevados se han convertido actualmente en centros de peregrinación donde se hace ofrendas a estos demonios, para evitar desastres que se podrían dar. Y es que, a pesar de siglos de adoctrinamiento cristiano, los nativos aún siguen adorando a sus dioses ancestrales.

ReséÑA Histórica NEVADO HUAYTAPALLANA

UBICACIÓN

El Huaytapallana se localiza a 32 kilómetros de Huancayo y está situado aproximadamente sobre los 4538 m.S.N.M., es un nevado que pertenece a la cordillera del mismo nombre. Forma parte de la Cordillera Oriental de los Andes Centrales del Perú. Es protegido como Área de Conservación Regional Huaytapallana desde el año 2001.

Etimología

Etimológicamente el significado de Huaytapallana es: "recogedora de flores" o "lugar donde se recogen flores", que proviene de los vocablos Huayta = flor, Pallana = recogedora.

DESCRIPCIÓN

El pico más alto de este nevado es Lasuntay, que se impone a las demás con sus 5768 m.S.N.M. Pertenece a la Cordillera Oriental de los Andes Centrales del Perú, son nieves perpetuas rodeadas de Lagunas pintorescas de color turquesa. Los picos del nevado de Huaytapallana son: Lasuntay grande, Lasuntay norte, Chuspi, Chulla, Ichu, Yanacancha y Tello. Nacen de estos nevados 5 ríos una de ellas se dirige hacia la ciudad de Huancayo llamado Shullcas. Bajo el nevado del Huaytapallana crecen flores de tallo pequeño de colores rojo, amarillo y anaranjado: llamadas "Sumaychuncho","lima lima" y "wuila wuila".

CLIMA

Se considera un clima templado, debido al calentamiento de la atmósfera, muchos días soleados. Cobertura de niebla esporádicamente. La oxigenación del aire es óptima, debido a los vientos que ascienden de la selva alta muy cercana al nevado.

BIODIVERSIDAD

Fauna

Mamíferos:


El zorro andino, taruca, venado, alpacas, vizcachas, llamas, carneros, ratones de campo, lagartijas, truchas, zorros, zorrillos, perdices, caballos y una variedad de insectos.

Aves:


 Huallata, yanavico, pato sutro, liclish, gaviota andina, picaflor quilinchos, huashuas o pato andino, hujujuy, cernícalo, gallina salvaje, pito, yanavicus, gaviotas, halcones, águilas, cuatro variedades de patos que se diferencian por los colores, Entre aves, mamíferos, reptiles, roedores, auquénidos y peces tiene 100 especies aproximadamente, en proceso de inventariado.

LEYENDA

NEVADO HUAYTAPALLANA

Dentro del contexto andino se considera al Dios Wiracocha, como el creador del mundo, quien pobló la tierra de hombres y mujeres, distribuyendo a los dioses menores por toda su extensión. Estos dioses tutelares fueron llamados APUS. Así, en la tierra de los Huancas, el gran Wiracocha envío a dos dioses, cada uno con carácterísticas y rasgos diferentes.

Estos dioses fueron Huallallo y Pariacaca. Ambos se enamoraron de distintas mujeres y tuvieron una familia muy extensa. Sin embargo, con el paso el tiempo nacíó entre ellos una gran rivalidad. Cuenta la historia que la primogénita de Huallallo, llamada Huaytapallana, era muy hermosa, tanto que, para ocultarla de los hombres, su padre la escondíó al abrigo de las montañas y sembró para ella un jardín lleno de flores.

Posteriormente, Pariacaca tuvo un hijo varón a quien llamo Amaru. Este joven amante de los viajes y quien, por ser hijo de un Apu, podía tomar la forma de cualquier animal y de esta manera mientras se trasladaba por los valles de su padre, encontró a su pareja con quien se casó y tuvo una hija.

Sin embargo, un día en el que Amaru sobrevolaba unas montañas, observó a lo lejos un jardín de flores como nunca antes había visto y sin saberlo salíó de los terrenos de su padre y tomando forma humana nuevamente se adentró en este paraje escondido. Al pie de la laguna Carhuacocha se encontraba una mujer tan hermosa que Amaru, olvidando todo, quedó al instante perdidamente enamorado de ella y, esta doncella cuyo nombre era Huaytapallana también se enamoró de él. Así ambos tuvieron cinco hijos.

Entonces Huallallo quiso saber quién era este joven que había tomado el corazón de su hija de esta manera y preguntando a los vientos se enteró que éste no era otro que Amaru, el hijo de su rival Pariacaca, y que además de ello él ya estaba casado y tenía una hija.

Herido en lo más profundo por el adulterio cometido, Huallallo suplicó a los vientos que traigan, a los odios de Amaru noticias de su esposa y de su hija. Al recordar Amaru a su esposa e hija y tomando conciencia de todo lo que había hecho salíó en busca de su familia y al pasar por una quebrada, Huallallo se le acercó subrepticiamente y le dio un golpe mortal que terminó con su vida. Ese fue el momento en el que su padre tomara venganza, Pariacaca al enterarse de la tragedia, en su dolor ahogó a Huaytapallana en la laguna Carhuacocha y a los cinco hijos en las lagunas aledañas.

De esta manera entre ambos dioses se inició una terrible batalla – arrasando con todo a su paso y en el cual Pariacaca salíó victorioso de la sangrienta conflagración. Huallallo al darse cuenta de que su suerte estaba echada, decidíó huir a la selva que se extendía hacia el Oriente, donde sediento de venganza por la muerte de su hija, se convirtió en un devorador de hombres a los cuales señalo como culpables de su desgracia. Al enterarse de todo, el gran Wiracocha, juzgó que estas crueldades no podían quedar sin castigo y decidíó castigar a los responsables, convirtiendo a Pariacaca en una montaña nevada que hoy lleva su nombre, mientras que Huallallo corríó igual suerte, solo que la montaña en la que se convertiría llevaría el nombre de su hija,

Se dice que solo cuando esas nieves perpetuas que las cubren se derritan, ambos dioses podrán liberarse de esa prisión. Sin embargo, debido al calentamiento global que en estos años derrite cada vez con mayor rapidez la Cordillera de los Andes, parece que ese tiempo está por llegar.

Ambos nevados se han convertido actualmente en centros de peregrinación donde se hace ofrendas a estos demonios, para evitar desastres que se podrían dar. Y es que, a pesar de siglos de adoctrinamiento cristiano, los nativos aún siguen adorando a sus dioses ancestrales.


ReséÑA Histórica NEVADO HUAYTAPALLANA

UBICACIÓN

El Huaytapallana se localiza a 32 kilómetros de Huancayo y está situado aproximadamente sobre los 4538 m.S.N.M., es un nevado que pertenece a la cordillera del mismo nombre. Forma parte de la Cordillera Oriental de los Andes Centrales del Perú. Es protegido como Área de Conservación Regional Huaytapallana desde el año 2001.

Etimología

Etimológicamente el significado de Huaytapallana es: "recogedora de flores" o "lugar donde se recogen flores", que proviene de los vocablos Huayta = flor, Pallana = recogedora.

DESCRIPCIÓN

El pico más alto de este nevado es Lasuntay, que se impone a las demás con sus 5768 m.S.N.M. Pertenece a la Cordillera Oriental de los Andes Centrales del Perú, son nieves perpetuas rodeadas de Lagunas pintorescas de color turquesa. Los picos del nevado de Huaytapallana son: Lasuntay grande, Lasuntay norte, Chuspi, Chulla, Ichu, Yanacancha y Tello. Nacen de estos nevados 5 ríos una de ellas se dirige hacia la ciudad de Huancayo llamado Shullcas. Bajo el nevado del Huaytapallana crecen flores de tallo pequeño de colores rojo, amarillo y anaranjado: llamadas "Sumaychuncho","lima lima" y "wuila wuila".

CLIMA

Se considera un clima templado, debido al calentamiento de la atmósfera, muchos días soleados. Cobertura de niebla esporádicamente. La oxigenación del aire es óptima, debido a los vientos que ascienden de la selva alta muy cercana al nevado.

BIODIVERSIDAD

Fauna

Mamíferos:


El zorro andino, taruca, venado, alpacas, vizcachas, llamas, carneros, ratones de campo, lagartijas, truchas, zorros, zorrillos, perdices, caballos y una variedad de insectos.

Aves:


 Huallata, yanavico, pato sutro, liclish, gaviota andina, picaflor quilinchos, huashuas o pato andino, hujujuy, cernícalo, gallina salvaje, pito, yanavicus, gaviotas, halcones, águilas, cuatro variedades de patos que se diferencian por los colores, Entre aves, mamíferos, reptiles, roedores, auquénidos y peces tiene 100 especies aproximadamente, en proceso de inventariado.

LEYENDA

NEVADO HUAYTAPALLANA

Dentro del contexto andino se considera al Dios Wiracocha, como el creador del mundo, quien pobló la tierra de hombres y mujeres, distribuyendo a los dioses menores por toda su extensión. Estos dioses tutelares fueron llamados APUS. Así, en la tierra de los Huancas, el gran Wiracocha envío a dos dioses, cada uno con carácterísticas y rasgos diferentes.

Estos dioses fueron Huallallo y Pariacaca. Ambos se enamoraron de distintas mujeres y tuvieron una familia muy extensa. Sin embargo, con el paso el tiempo nacíó entre ellos una gran rivalidad. Cuenta la historia que la primogénita de Huallallo, llamada Huaytapallana, era muy hermosa, tanto que, para ocultarla de los hombres, su padre la escondíó al abrigo de las montañas y sembró para ella un jardín lleno de flores.

Posteriormente, Pariacaca tuvo un hijo varón a quien llamo Amaru. Este joven amante de los viajes y quien, por ser hijo de un Apu, podía tomar la forma de cualquier animal y de esta manera mientras se trasladaba por los valles de su padre, encontró a su pareja con quien se casó y tuvo una hija.

Sin embargo, un día en el que Amaru sobrevolaba unas montañas, observó a lo lejos un jardín de flores como nunca antes había visto y sin saberlo salíó de los terrenos de su padre y tomando forma humana nuevamente se adentró en este paraje escondido. Al pie de la laguna Carhuacocha se encontraba una mujer tan hermosa que Amaru, olvidando todo, quedó al instante perdidamente enamorado de ella y, esta doncella cuyo nombre era Huaytapallana también se enamoró de él. Así ambos tuvieron cinco hijos.

Entonces Huallallo quiso saber quién era este joven que había tomado el corazón de su hija de esta manera y preguntando a los vientos se enteró que éste no era otro que Amaru, el hijo de su rival Pariacaca, y que además de ello él ya estaba casado y tenía una hija.

Herido en lo más profundo por el adulterio cometido, Huallallo suplicó a los vientos que traigan, a los odios de Amaru noticias de su esposa y de su hija. Al recordar Amaru a su esposa e hija y tomando conciencia de todo lo que había hecho salíó en busca de su familia y al pasar por una quebrada, Huallallo se le acercó subrepticiamente y le dio un golpe mortal que terminó con su vida. Ese fue el momento en el que su padre tomara venganza, Pariacaca al enterarse de la tragedia, en su dolor ahogó a Huaytapallana en la laguna Carhuacocha y a los cinco hijos en las lagunas aledañas.

De esta manera entre ambos dioses se inició una terrible batalla – arrasando con todo a su paso y en el cual Pariacaca salíó victorioso de la sangrienta conflagración. Huallallo al darse cuenta de que su suerte estaba echada, decidíó huir a la selva que se extendía hacia el Oriente, donde sediento de venganza por la muerte de su hija, se convirtió en un devorador de hombres a los cuales señalo como culpables de su desgracia. Al enterarse de todo, el gran Wiracocha, juzgó que estas crueldades no podían quedar sin castigo y decidíó castigar a los responsables, convirtiendo a Pariacaca en una montaña nevada que hoy lleva su nombre, mientras que Huallallo corríó igual suerte, solo que la montaña en la que se convertiría llevaría el nombre de su hija,

Se dice que solo cuando esas nieves perpetuas que las cubren se derritan, ambos dioses podrán liberarse de esa prisión. Sin embargo, debido al calentamiento global que en estos años derrite cada vez con mayor rapidez la Cordillera de los Andes, parece que ese tiempo está por llegar.

Ambos nevados se han convertido actualmente en centros de peregrinación donde se hace ofrendas a estos demonios, para evitar desastres que se podrían dar. Y es que, a pesar de siglos de adoctrinamiento cristiano, los nativos aún siguen adorando a sus dioses ancestrales.


ReséÑA Histórica NEVADO HUAYTAPALLANA

UBICACIÓN

El Huaytapallana se localiza a 32 kilómetros de Huancayo y está situado aproximadamente sobre los 4538 m.S.N.M., es un nevado que pertenece a la cordillera del mismo nombre. Forma parte de la Cordillera Oriental de los Andes Centrales del Perú. Es protegido como Área de Conservación Regional Huaytapallana desde el año 2001.

Etimología

Etimológicamente el significado de Huaytapallana es: "recogedora de flores" o "lugar donde se recogen flores", que proviene de los vocablos Huayta = flor, Pallana = recogedora.

DESCRIPCIÓN

El pico más alto de este nevado es Lasuntay, que se impone a las demás con sus 5768 m.S.N.M. Pertenece a la Cordillera Oriental de los Andes Centrales del Perú, son nieves perpetuas rodeadas de Lagunas pintorescas de color turquesa. Los picos del nevado de Huaytapallana son: Lasuntay grande, Lasuntay norte, Chuspi, Chulla, Ichu, Yanacancha y Tello. Nacen de estos nevados 5 ríos una de ellas se dirige hacia la ciudad de Huancayo llamado Shullcas. Bajo el nevado del Huaytapallana crecen flores de tallo pequeño de colores rojo, amarillo y anaranjado: llamadas "Sumaychuncho","lima lima" y "wuila wuila".

CLIMA

Se considera un clima templado, debido al calentamiento de la atmósfera, muchos días soleados. Cobertura de niebla esporádicamente. La oxigenación del aire es óptima, debido a los vientos que ascienden de la selva alta muy cercana al nevado.

BIODIVERSIDAD

Fauna

Mamíferos:


El zorro andino, taruca, venado, alpacas, vizcachas, llamas, carneros, ratones de campo, lagartijas, truchas, zorros, zorrillos, perdices, caballos y una variedad de insectos.

Aves:


 Huallata, yanavico, pato sutro, liclish, gaviota andina, picaflor quilinchos, huashuas o pato andino, hujujuy, cernícalo, gallina salvaje, pito, yanavicus, gaviotas, halcones, águilas, cuatro variedades de patos que se diferencian por los colores, Entre aves, mamíferos, reptiles, roedores, auquénidos y peces tiene 100 especies aproximadamente, en proceso de inventariado.

LEYENDA

NEVADO HUAYTAPALLANA

Dentro del contexto andino se considera al Dios Wiracocha, como el creador del mundo, quien pobló la tierra de hombres y mujeres, distribuyendo a los dioses menores por toda su extensión. Estos dioses tutelares fueron llamados APUS. Así, en la tierra de los Huancas, el gran Wiracocha envío a dos dioses, cada uno con carácterísticas y rasgos diferentes.

Estos dioses fueron Huallallo y Pariacaca. Ambos se enamoraron de distintas mujeres y tuvieron una familia muy extensa. Sin embargo, con el paso el tiempo nacíó entre ellos una gran rivalidad. Cuenta la historia que la primogénita de Huallallo, llamada Huaytapallana, era muy hermosa, tanto que, para ocultarla de los hombres, su padre la escondíó al abrigo de las montañas y sembró para ella un jardín lleno de flores.

Posteriormente, Pariacaca tuvo un hijo varón a quien llamo Amaru. Este joven amante de los viajes y quien, por ser hijo de un Apu, podía tomar la forma de cualquier animal y de esta manera mientras se trasladaba por los valles de su padre, encontró a su pareja con quien se casó y tuvo una hija.

Sin embargo, un día en el que Amaru sobrevolaba unas montañas, observó a lo lejos un jardín de flores como nunca antes había visto y sin saberlo salíó de los terrenos de su padre y tomando forma humana nuevamente se adentró en este paraje escondido. Al pie de la laguna Carhuacocha se encontraba una mujer tan hermosa que Amaru, olvidando todo, quedó al instante perdidamente enamorado de ella y, esta doncella cuyo nombre era Huaytapallana también se enamoró de él. Así ambos tuvieron cinco hijos.

Entonces Huallallo quiso saber quién era este joven que había tomado el corazón de su hija de esta manera y preguntando a los vientos se enteró que éste no era otro que Amaru, el hijo de su rival Pariacaca, y que además de ello él ya estaba casado y tenía una hija.

Herido en lo más profundo por el adulterio cometido, Huallallo suplicó a los vientos que traigan, a los odios de Amaru noticias de su esposa y de su hija. Al recordar Amaru a su esposa e hija y tomando conciencia de todo lo que había hecho salíó en busca de su familia y al pasar por una quebrada, Huallallo se le acercó subrepticiamente y le dio un golpe mortal que terminó con su vida. Ese fue el momento en el que su padre tomara venganza, Pariacaca al enterarse de la tragedia, en su dolor ahogó a Huaytapallana en la laguna Carhuacocha y a los cinco hijos en las lagunas aledañas.

De esta manera entre ambos dioses se inició una terrible batalla – arrasando con todo a su paso y en el cual Pariacaca salíó victorioso de la sangrienta conflagración. Huallallo al darse cuenta de que su suerte estaba echada, decidíó huir a la selva que se extendía hacia el Oriente, donde sediento de venganza por la muerte de su hija, se convirtió en un devorador de hombres a los cuales señalo como culpables de su desgracia. Al enterarse de todo, el gran Wiracocha, juzgó que estas crueldades no podían quedar sin castigo y decidíó castigar a los responsables, convirtiendo a Pariacaca en una montaña nevada que hoy lleva su nombre, mientras que Huallallo corríó igual suerte, solo que la montaña en la que se convertiría llevaría el nombre de su hija,

Se dice que solo cuando esas nieves perpetuas que las cubren se derritan, ambos dioses podrán liberarse de esa prisión. Sin embargo, debido al calentamiento global que en estos años derrite cada vez con mayor rapidez la Cordillera de los Andes, parece que ese tiempo está por llegar.

Ambos nevados se han convertido actualmente en centros de peregrinación donde se hace ofrendas a estos demonios, para evitar desastres que se podrían dar. Y es que, a pesar de siglos de adoctrinamiento cristiano, los nativos aún siguen adorando a sus dioses ancestrales.

ReséÑA Histórica NEVADO HUAYTAPALLANA

UBICACIÓN

El Huaytapallana se localiza a 32 kilómetros de Huancayo y está situado aproximadamente sobre los 4538 m.S.N.M., es un nevado que pertenece a la cordillera del mismo nombre. Forma parte de la Cordillera Oriental de los Andes Centrales del Perú. Es protegido como Área de Conservación Regional Huaytapallana desde el año 2001.

Etimología

Etimológicamente el significado de Huaytapallana es: "recogedora de flores" o "lugar donde se recogen flores", que proviene de los vocablos Huayta = flor, Pallana = recogedora.

DESCRIPCIÓN

El pico más alto de este nevado es Lasuntay, que se impone a las demás con sus 5768 m.S.N.M. Pertenece a la Cordillera Oriental de los Andes Centrales del Perú, son nieves perpetuas rodeadas de Lagunas pintorescas de color turquesa. Los picos del nevado de Huaytapallana son: Lasuntay grande, Lasuntay norte, Chuspi, Chulla, Ichu, Yanacancha y Tello. Nacen de estos nevados 5 ríos una de ellas se dirige hacia la ciudad de Huancayo llamado Shullcas. Bajo el nevado del Huaytapallana crecen flores de tallo pequeño de colores rojo, amarillo y anaranjado: llamadas "Sumaychuncho","lima lima" y "wuila wuila".

CLIMA

Se considera un clima templado, debido al calentamiento de la atmósfera, muchos días soleados. Cobertura de niebla esporádicamente. La oxigenación del aire es óptima, debido a los vientos que ascienden de la selva alta muy cercana al nevado.

BIODIVERSIDAD

Fauna

Mamíferos:


El zorro andino, taruca, venado, alpacas, vizcachas, llamas, carneros, ratones de campo, lagartijas, truchas, zorros, zorrillos, perdices, caballos y una variedad de insectos.

Aves:


 Huallata, yanavico, pato sutro, liclish, gaviota andina, picaflor quilinchos, huashuas o pato andino, hujujuy, cernícalo, gallina salvaje, pito, yanavicus, gaviotas, halcones, águilas, cuatro variedades de patos que se diferencian por los colores, Entre aves, mamíferos, reptiles, roedores, auquénidos y peces tiene 100 especies aproximadamente, en proceso de inventariado.

LEYENDA

NEVADO HUAYTAPALLANA

Dentro del contexto andino se considera al Dios Wiracocha, como el creador del mundo, quien pobló la tierra de hombres y mujeres, distribuyendo a los dioses menores por toda su extensión. Estos dioses tutelares fueron llamados APUS. Así, en la tierra de los Huancas, el gran Wiracocha envío a dos dioses, cada uno con carácterísticas y rasgos diferentes.

Estos dioses fueron Huallallo y Pariacaca. Ambos se enamoraron de distintas mujeres y tuvieron una familia muy extensa. Sin embargo, con el paso el tiempo nacíó entre ellos una gran rivalidad. Cuenta la historia que la primogénita de Huallallo, llamada Huaytapallana, era muy hermosa, tanto que, para ocultarla de los hombres, su padre la escondíó al abrigo de las montañas y sembró para ella un jardín lleno de flores.

Posteriormente, Pariacaca tuvo un hijo varón a quien llamo Amaru. Este joven amante de los viajes y quien, por ser hijo de un Apu, podía tomar la forma de cualquier animal y de esta manera mientras se trasladaba por los valles de su padre, encontró a su pareja con quien se casó y tuvo una hija.

Sin embargo, un día en el que Amaru sobrevolaba unas montañas, observó a lo lejos un jardín de flores como nunca antes había visto y sin saberlo salíó de los terrenos de su padre y tomando forma humana nuevamente se adentró en este paraje escondido. Al pie de la laguna Carhuacocha se encontraba una mujer tan hermosa que Amaru, olvidando todo, quedó al instante perdidamente enamorado de ella y, esta doncella cuyo nombre era Huaytapallana también se enamoró de él. Así ambos tuvieron cinco hijos.

Entonces Huallallo quiso saber quién era este joven que había tomado el corazón de su hija de esta manera y preguntando a los vientos se enteró que éste no era otro que Amaru, el hijo de su rival Pariacaca, y que además de ello él ya estaba casado y tenía una hija.

Herido en lo más profundo por el adulterio cometido, Huallallo suplicó a los vientos que traigan, a los odios de Amaru noticias de su esposa y de su hija. Al recordar Amaru a su esposa e hija y tomando conciencia de todo lo que había hecho salíó en busca de su familia y al pasar por una quebrada, Huallallo se le acercó subrepticiamente y le dio un golpe mortal que terminó con su vida. Ese fue el momento en el que su padre tomara venganza, Pariacaca al enterarse de la tragedia, en su dolor ahogó a Huaytapallana en la laguna Carhuacocha y a los cinco hijos en las lagunas aledañas.

De esta manera entre ambos dioses se inició una terrible batalla – arrasando con todo a su paso y en el cual Pariacaca salíó victorioso de la sangrienta conflagración. Huallallo al darse cuenta de que su suerte estaba echada, decidíó huir a la selva que se extendía hacia el Oriente, donde sediento de venganza por la muerte de su hija, se convirtió en un devorador de hombres a los cuales señalo como culpables de su desgracia. Al enterarse de todo, el gran Wiracocha, juzgó que estas crueldades no podían quedar sin castigo y decidíó castigar a los responsables, convirtiendo a Pariacaca en una montaña nevada que hoy lleva su nombre, mientras que Huallallo corríó igual suerte, solo que la montaña en la que se convertiría llevaría el nombre de su hija,

Se dice que solo cuando esas nieves perpetuas que las cubren se derritan, ambos dioses podrán liberarse de esa prisión. Sin embargo, debido al calentamiento global que en estos años derrite cada vez con mayor rapidez la Cordillera de los Andes, parece que ese tiempo está por llegar.

Ambos nevados se han convertido actualmente en centros de peregrinación donde se hace ofrendas a estos demonios, para evitar desastres que se podrían dar. Y es que, a pesar de siglos de adoctrinamiento cristiano, los nativos aún siguen adorando a sus dioses ancestrales.

Entradas relacionadas: