Clasificación de los plásticos

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Tecnología Industrial

Escrito el en español con un tamaño de 7,24 KB

 

Un plástico es una material flexible, resistente, poco pesado y aislante de la electricidad y del calor.  Se emplea mucho en la industria porque es fácil de fabricar y moldear, es económico, ligero y admite pigmentos de gran variedad de colores.  Además, puede combinarse con otros materiales y mejorar así sus propiedades.

1.2. ORIGEN Y OBTENCIÓN DEL PLÁSTICO

Un plástico es un material que está formado por moléculas de gran longitud (macromoléculas)
Que se enredan formando una madeja.

Aunque existen plásticos naturales, como la celulosa y el caucho, la gran mayoría de los plásticos son materiales sintéticos.
Se obtienen de materias primas como  el  petróleo,  el  carbón o  el  gas natural.
Aunque  la  inmensa  mayoría  se obtienen básicamente del petróleo.
 

Existen  muchos  métodos  industriales y  complicados  de  fabricación  de plástico. El material plástico obtenido puede tener forma de bolitas, gránulos o polvos que después se procesan y moldean para convertirlas en láminas, tubos o piezas definitivas del objeto.

1.3. PROPIEDADES DE LOS PLÁSTICOS

Conductividad eléctrica nula


Los plásticos conducen mal la electricidad, por eso se emplean como aislantes eléctricos; lo vemos, por ejemplo, en el recubrimiento de los cables.

Conductividad térmica baja


Los plásticos suelen transmitir el calor muy lentamente, por eso suelen usarse como aislantes térmicos; por ejemplo, en los mangos de las baterías de cocina.

Resistencia mecánica


Para lo ligeros que son, los plásticos resultan muy resistentes. Esto explica por qué se usan junto a las aleaciones metálicas para construir aviones y por qué casi todos los juguetes están hecho de algún tipo de plástico.

Combustibilidad


La mayoría de los plásticos arde con facilidad, ya que sus moléculas se componen de carbono e hidrógeno.  El color de la llama y el olor del humo que desprenden suele ser carácterístico de cada tipo de plástico

1.4.1. TERMOPLÁSTICOS

Los plásticos termoplásticos tienen las siguientes propiedades:

Se deforman con el calor.

Solidifican al enfriarse.

Pueden ser procesados varias veces sin perder sus propiedades. Es decir, son reciclables.

La temperatura máxima a la que pueden estar expuestos no supera los 150 ºC, salvo el teflón, que se utiliza como recubrimiento en ollas y sartenes.

1.4.2. TERMOESTABLES

Los plásticos termoestables sufren un proceso denominado curado cuando se les da la forma aplicando presión y calor. Durante este proceso, las cadenas de polímeros se entrecruzan, dando un plástico rígido y más resistente a las temperaturas que los termoplásticos, pero más frágiles al mismo tiempo.  No pueden reciclarse mediante calor. 

1.4.3. ELASTÓMEROS

La macromoléculas de los plásticos elastómeros forman una red que puede contraerse y estirarse cuando estos materiales son comprimidos o estirados, por lo que este tipo de plásticos son muy elásticos.

No soportan bien el calor y se degradan a temperaturas medias, lo que hace que el reciclado por calor no sea posible.

1.5. EL PROCESADO DEL MATERIAL PLÁSTICO. FABRICACIÓN DE OBJETOS


MOLDEADO POR INYECCIÓN


Consiste en inyectar el material termoplástico que se ha fundido

anteriormente en un molde; cuando el material se enfría y solidifica, se abre el

molde y se extrae la pieza.

Con este procedimiento se fabrican utensilios domésticos (cubos, recipientes,

platos…), carcasas de objetos, juguetes…

EXTRUSIÓN

 

Una manga  pastelera para decorar las  tartas  es  una  máquina  sencilla  de extrusión.
Según sea la boquilla de la manga, la nata tendrá una forma y un grosor determinado.  En la industria para fabricar un bolígrafo, por ejemplo, necesitamos dos tubos: uno hexagonal para la carcasa y otro redondo para la tinta.

MOLDEADO POR SOPLADO

Por el método de extrusión, obtenemos material en forma de tubo dentro de

un molde que se cierra cuando el tubo tenga el tamaño deseado; luego se introduce aire a presión, haciendo que ese tubo de material plástico se adapte a las paredes del molde y tome su forma; después de enfriarse, se abre el molde y se extrae el objeto

Sirve para fabricar objetos huecos como botellas de aceite y agua mineral, frascos y algunos juguetes (como balones), etc.

1.6.2. CÓMO SE RECICLA EL PLÁSTICO

Aunque la cantidad de residuos plásticos generados es enorme, únicamente seis plásticos constituyen el 90% de los desechos.  Por tanto, casi toda la industria del reciclado se centra en la recuperación de estos seis tipos. 

La identificación de los envases de plástico recuperables se logra fácilmente mirando  el  número,  o  las  siglas,  del  sistema  de  identificación  americano  SPI (Society of Plastics Industry), que suele aparecer en el fondo de algunos objetos de plástico, donde se ve un triángulo como el de la figura. En su interior aparece un número y en la parte inferior del mismo unas siglas. Tanto el número como las siglas hacen referencia a la composición química del plástico. En general, cuanto más bajo es el número más fácil resulta el reciclado.   Así, una vez se ha producido su recogida selectiva, para reciclar plástico primero hay que clasificarlo de acuerdo con su número, porque cada una de las categorías de plástico son incompatibles unas con otras y no se pueden reciclar juntas.

1.6.3. PROCESOS DE RECICLADO DEL PLÁSTICO

Una vez los plásticos han sido separados y clasificados según el tipo de termoplástico, se procede al reciclado. 

RECICLADO MECÁNICO

 

Consiste  básicamente en aplicar calor y presión a los objetos para darles una nueva forma. Sólo puede aplicarse, como ya sabrás, a los termoplásticos, que funden al ser calentados. 

RECICLADO QUÍMICO

 

Consiste en separar los componentes químicos o monómeros que forman el plástico, invirtiendo las etapas que se siguieron para crearlos. 

RECICLADO ENERGÉTICO

 

Muchos plásticos pueden arder y servir de combustible.   Por ejemplo, un kilogramo de polipropileno aporta en su combustión casi tres veces más energía calorífica que un kilo de madera.  Pero al tratarse de un proceso de combustión, se genera CO2  que es expulsado a la atmósfera y contribuye al efecto invernadero, así como otros compuestos gaseosos que pueden resultar tóxicos. Por eso, el proceso debe ir acompañado de controles y medidas de seguridad que eviten efectos dañinos.


Entradas relacionadas: