La casa de Bernarda Alba injusticia social

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 7,06 KB

 
Lo q impresiona al lector o espectador d LCBA,más q la anécdota argumental,es el mundo interior representado n escena: las relaciones humanas y sociales q se establecen entre los personajes,los conflictos q se desarrollan dentro d la casa y los sentimientos apasionados q provocan el drama./N la obra el eje nuclear d la acción dramática es la represión ejercida x una moral estricta y autoritaria y las ansias d libertadd las personas esclavizadas x esta moral.Es decir,es el enfrentamiento entre dos actitudes vitales y dos ideologías (modelo d conducta autoritario y rígido frente al abierto y progresista).Una actitud q defiende una forma d vida dominada x las apariencias,las convenciones sociales y la moral tradicional basada n el autoritarismo -representada x Bernarda,tiránica y anuladora d ilusiones,q impone su poder sobre sus hijas "Hasta q salga d esta casa..."-.Y la otra actitud q proclama x encima d todo la libertad del individuo para pensar,opinar y actuar -encarnado x Mª Josefa y Adela-.N este enfrentamiento reside el tema central y estructurador d la obra.El resto d los temas,secundarios,completan la visión dramática d Lorca.
Entre estos destacan el amor sensual y la búsqueda del varón,la hipocresía (el mundo d las falsas apariencias),los sentimientos d odio y d envidia,la injusticia social,la marginación d la mujer y la honra.La oposición se plantea desde el principio.Bernarda,dueña d una moral muy puritana,niega a sus hijas y a su madre la libertad d poder decidir lo q hacer cn sus vidas e intenta imponer sus normas opresivas basándose n la autoridad q le concede su posición d "cabeza d familia".X ejemplo,impone un luto d ocho años y ello provoca una leve protesta d Magdalena q es sofocada d inmediato: "Aquí se hace lo q yo mando...".Frente a la posición d Bernarda está la d las criadas,la abuela y las hijas,q son las personas esclavizadas,las q más sufren,sobre todo la menor,q no quiere "perder su blancura" encerrada.Esto genera n ellas un ansia d libertad y una pasión incontrolable.María Josefa (madre d Bernarda) y Adela (hija menor d Bernarda) intentan rebelarse y hacer frente a su dominio mientras q las demás hijas (Angustias,Magdalena,Amelía y Martirio) aceptan cn resignación su suerte,siendo Martirio la q ocasionalmente se enfrenta a su madre.La Poncia y la criada viven bajo el dominio y autoridad d Bernarda,pues le temen,no se atreven a enfrentarse a ella y se limitan a murmurar a sus espaldas.El autoritarismo d Bernardaes una constanten su actitud y n su carácter.Se manifiesta desde su primera intervención,siendo ‘¡silencio!
’la primera y última palabra q Bernarda pronuncia n el drama.El principio d autoridad responde,aparentemente,a una visión clasista del mundo n donde cristaliza una moral social fundada n preceptos negativos,limitaciones y constricciones.Además,este principio está condicionado x "el qué dirán" y x la necesidad d defenderse.La dictadura d Bernarda pretende salvar la apariencia,como confiesa a Angustias n el tercer acto,"Yo no me meto n los corazones,pero quiero buena fachada y armónía familiar".El comportamiento d Bernarda se orienta a salvar la "buena fachada" familiar y pese a su vigilancia el sepulcro blanco q es su casa-cárcelcontiene una negra tormenta q acabará estallando.X ello,marca rígidamente la relación q deben tener sus hijas cn los hombres y la q desobedezca sufrirá las consecuencias,"una hija q desobedece deja d ser hija para convertirse n enemiga".Cuando Angustias reivindica su derecho a saber x qué el Romano,su novio,ronda la casa hasta las cuatro d la madrugada,su madre le contesta,"Tú no tienes más derecho q a obedecer".Del mismo modo,restablece el orden cuando sus hijas discuten: "Silencio digo...".Todas las mujeres d la casa deben someterse a su disciplina: "Mi vigilancia lo puede todo"./Bernarda impone n el universo cerrado d su casa el único orden posible,necesario y verdadero,y contra el cual no se admite protesta ni desviación alguna.A lo largo del drama aparece el instinto d poder como otra fuerza más oscura y primitiva q sirve d base del principio d autoridad instaurador d un orden indiscutido.Poder q se quiere absoluto y q negará no sólo toda libertad personal -la propia y la d los demás-,sino todo sentimiento,deseo o aspiración,e,incluso,toda realidad.Bernarda no es sólo autoritaria,tirana,fría y cruel,como la van definiendo la Poncia y la criada,sino q es fundamentalmente ese instinto d poder el q le niega la misma realidad./Frente a este instinto d poder se opone,como fuerza conflictiva,otro instinto no menos elemental: el sexo,tan ciego como el instinto d poder.La consecuencia es la imposibilidad d toda comunicación,d todo compromiso.Bernarda y sus hijas están frente a frente aisladas e incomunicadas.D este enfrentamiento sólo puede resultar la destrucción d una d las dos partes enfrentadas.Sin embargo,el deseo d libertad y el impulso amoroso d Adelason más fuertes q su temor a la autoridad materna.Desde el comienzo d la obra manifiesta su rebeldía: lleva un abanico d flores rojas y verdes n lugar del abanico negro prescrito x el luto;se prueba su vestido verde y lo luce ante las gallinas y expresa sus deseos d libertad y su decisión d romper cn las normas d Bernarda: "Nadie podrá evitar q suceda..." "Mi cuerpo será d quien yo quiera...".Al final se produce el enfrentamiento directo cn su madre,le arrebata el bastón (símbolo d autoridad),lo parte n dos y defiende su recuperada libertad: "Aquí se acabaron las voces d presidio...N mí no manda más q Pepe!".Quien no acepte ese mundo estructurado bajo la ley impuesta x Bernarda sólo tiene dos salidas: la locura o el suicidio.Laúnica vía d escape para el personaje d Mª Josefa,maltratado y enclaustrado n una habitación,es la locura.Su prisión es más asfixiante q la d las hijas,pues su espacio vital es más reducido.Pero su locura le da fuerzas para proclamar sus deseos d libertad,enfrentarse a Bernarda y denunciar su tiranía y sufrimiento así como el sometimiento d las otras mujeres.X otro lado,Adelaacaba suicidándose como último signo d rebelión n defensa d una libertad imposible.La posibilidad d conseguir la libertad contra la tiranía ha tomado cuerpo n escena.Este hecho acaba cn el camino d libertad para sus hermanas.D nuevo se impone la dominación d Bernarda y sus hijas se ven condenadas a vivir encerradas sin esperanza.Si alguna d ellas tuviese la tentación d soñar cn el amor o cn la libertad,se le haría presente el amargo final d Adela x haberse atrevido a desafiar la autoridad d Bernarda.Las palabras finales d Bernarda: "La hija menor d Bernarda Alba ha muerto virgen." ¿Me habéis oído? ¡Silencio,silencio he dicho! ¡Silencio!" cierran aún más herméticamente ese mundo y lo consolidan contra la verdad y contra la muerte.Nadie,a partir d ahora,intentará una nueva rebelión.Todas conocen la verdad pero ninguna romperá el silencio.

Entradas relacionadas: