Características de la novela de aventura

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Español

Escrito el en español con un tamaño de 5,08 KB

 

Características de la Novela


Pertenece a uno de los mas importantes subgéneros de la narrativa en prosa, suele tener una extensión y complejidad mayores que el cuento. Este subgénero no tiene límites y puede contener desde diálogos con clara intención dramática o teatral hasta fragmentos líricos o descriptivos. Los subgéneros novelescos son númerosísimos. La única condición es que esté escrita en prosa y que en ella intervengan unos personajes sobre los que se nos diga algo. Actualmente, la novela es el principal de los subgéneros literarios. Es el género por excelencia a través del cual se desarrolla la narrativa o épica, es una forma de transmitir información desde una perspectiva determinada ante la realidad de la que se habla. La presencia en la novela de los elementos que intervienen en la comunicación se realiza mediante los llamados elementos de la narración:
narrador y narratario, acción, personajes, espacio y tiempo.

Los personajes:

son los que llevan a cabo las acciones contadas por el narrador.
Según la función que realicen en la novela, de la relación que mantiene con los otros, con la acción y con el sentido global del texto, los diferenciamos en principales, secundarios y fugaces. Dentro de los principales distinguimos entre protagonista y antagonista. En algunas novelas no hay un personaje que destaque sobre los demás, sino son varios los que soportan la acción principal, entonces hablamos de protagonista coral.

El narrador:

por narrador se entiende la voz que cuenta lo que sucede en la novela, en una misma narración puede haber distintos tipos de narradore.

Tipos de narradores

Narrador-personaje: puede ser narrador-protagonista (la narración suele ser autobiográfica, se sitúa como centro de acción y relata echos en primera persona) o puede ser narrador secundario (es espectador de la acción y la presenta según su grado de proximidad al protagonista).
El narrador omnisciente: nos cuenta todo lo que los personajes hacen, dicen o piensan. No justifica porque conoce todos los datos que aporta y el lector acepta su voz que todo lo sabe como la voz del autor. [A partir de la renovación de la novela a mediados del Siglo XX, son más frecuentes las narraciónes colectivas.

La acción:

por acción entendemos la historia que se va desarrollando ante nuestros ojos a medida que leemos la novela.


En una narración se suelen suceder varias acciones a la vez, las primarias y las secundarias, que, entretejidas entre sí, forman el cuerpo de la novela o argumento. Es importante que las acciones sucesivas sean verosímiles o creíbles. El orden de la acción, desde un punto de vista clásico, suele responder a la siguiente estructura interna:

Planteamiento

Es la presentación de los personajes y el establecimiento de la acción que se va a desarrollar.

Nudo o desarrollo

: la situación expuesta en el planteamiento comienza a evolucionar.

Desenlace:

es la resolución del conflicto y el final de los sucesos que se han planteado. [Desde la renovación de la novela a partir de mediados del Siglo XX, es habitual que esta estructura se vea truncada:

In medias res:

consiste en iniciar la acción cuanto esta se encuentra en pleno desarrollo, sin haber presentado previamente a los personajes.

Estructura inversa:

el autor adelanta el desenlace de la novela en las primeras páginas de la misma, y posteriormente se dedica a contar cómo los acontecimientos evolucionan hasta llegar a ese final.

Final abierto

La historia no termina de resolverse, ni positiva ni negativamente, de manera que el lector percibe la sensación de que la acción se extiende más allá de los límites de la novela.

El tiempo:

el desarrollo argumental de una narración suele evolucionar a través del tiempo. Este tiempo de la novela no tiene por qué presentarse de manera lineal u ordenada, sino que puede ser alterado libremente por el autor con finalidad estilística, argumental o estructural. Esta técnica consistente en alterar el orden lógico de la narración se denomina temporalización anacrónica, y cuenta con dos recursos:

Analepsis:

es un salto hacia atrás en el tiempo de la historia.

Prolepsis

: se trata de un salto hacia delante. En relación con el tiempo en la novela no podemos olvidar el concepto duración.

El espacio

La situación física en que se encuentran los personajes es uno de los recursos principales que los autores utilizan para contextualizar las historias narrativas. Una novela se puede desarrollar en un lugar o en varios, en espacios interiores o exteriores, rurales o urbanos, con el fin de dar credibilidad a la historia, contextualizar a los personajes, producir efectos ambientales y simbólicos.

Entradas relacionadas: