Calcular amplitud térmica

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Geografía

Escrito el en español con un tamaño de 4,28 KB

 

Elementos que definen el clima

TEMPERATURAS

La temperatura de la Tierra depende del Sol que, como resultado de las reacciones nucleares que se producen en su seno, emite radiaciones electromagnéticas que llegan a nosotros en forma de luz y calor.
Las temperaturas varían con los movimientos de la Tierra en torno al Sol: rotación y traslación. La insolación será mayor durante el día (temperaturas más altas) y será nula durante la noche (temperaturas más bajas).
Por otro lado el movimiento de traslación, a causa de la inclinación del eje de rotación terrestre sobre el plano de la eclíptica, es el responsable de la inclinación con que los rayos solares inciden sobre las diferentes regiones de la Tierra, y por lo tanto de las diferencias de temperaturas que marcan las distintas estaciones climáticas (Primavera, Verano, Otoño e Invierno).
Estos movimientos de nuestro planeta traen como consecuencia que las temperaturas no sean estables ni constantes; habrá por lo tanto unas temperaturas máximas y mínimas de nuestro planeta. La temperatura mínima más baja que se ha medido correspondíó a Vostok, en la Antártida, con -89º C, y la temperatura máxima más alta que se conoce se produjo en el Desierto de Libia, con 58º C.
Sin ser tan extremas, todos los lugares de la Tierra tienen a lo largo del año, y a lo largo del día, temperaturas más altas y más bajas. A la diferencia entre la temperatura máxima y la temperatura mínima observada en un lugar determinado la denominamos Oscilación Térmica, o también Amplitud Térmica.

HUMEDAD

El agua forma la Hidrosfera (océanos y mares), se encuentra en la Litosfera (ríos y lagos) y está también presente en la Atmósfera, en forma de vapor de agua. Su presencia se mide a través de la Humedad Relativa del Aire, un índice que nos señala la cantidad de agua disuelta en el aire. Su valor máximo es del 100%, que se corresponde con la saturación, es decir, con una situación en la que la Atmósfera, en un lugar determinado, no admite mayor presencia de agua. El Arco Iris es una buena prueba de la presencia de agua en la Atmósfera.
El agua de la Atmósfera se condensa y se concentra formando las nubes, de las que existen diferentes variedades. Los principales tipos de nubes son:
-Cirros: pequeñas nubes en forma de manchas o bandas blancas y sedosas, que se encuentran a gran altura, normalmente por encima de los 6.000 metros, y que se asocian al buen tiempo.
-Cúmulos: son las nubes más comunes y se disponen a baja altura, por debajo de los 3.000 metros de altitud. De aspecto algodonoso, y adoptando formas muy variadas, su tamaño aumenta a lo largo de la jornada, pues el calor del día provoca la evaporación del agua, que incrementa la dimensión de la nube. Si el ambiente es propicio, los Cúmulos pueden llegar al extremo de transformarse en un Cumulonimbo, nube de disposición vertical y oscura en su base que da lugar a precipitaciones.
-Estratos: Son nubes que se disponen en capas horizontales a baja altura, por debajo de los 3.000 metros de altitud. El mejor momento para verlas es la salida o la puesta del Sol pues, al estar colocadas a diferentes alturas, los rayos solares inciden con diferentes ángulos, provocando que los Estratos tomen diferentes tonalidades: rojizas, anaranjadas, etc.
-Nimbos: son nubes de color gris oscuro y con bordes mal definidos que anuncian la lluvia.

Entradas relacionadas: