Bienio progresista resumen

Enviado por Chuletator online y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 5,89 KB

 
DÉCADA MODERADA (1844-1854)La consolidación definitiva del régimen liberal de España se produjo bajo la hegemonía política del liberalismo moderado, representado por el general
Narváez. La Constitución de 1845 se caracterizó por establecer una soberanía  compartida entre el Rey y las Cortes. Otorgaba además amplios poderes al monarca, que tenía la facultad de disolver las Cortes y vetar sus decisiones. Contemplaba la existencia de dos cámaras: la del Senado y la del Congreso.
Otro de los elementos claves del gobierno moderado fue la organización  administrativa en el que se llevó a cabo una fuerte centralización del Estado. Durante esta etapa también se aprobaron numerosas leyes y reformas dentro de la política interior moderada:
-Año 1844 se suprimíó la Milicia Nacional y en su lugar se creó la Guardia Civil -Se realizó una reforma de la Hacienda pública cuyos encargados fueron Mon y Santillán que lo organizaron em impuestos directos e indirectos. -Año 1851 tuvo lugar el acuerdo global entre la Iglesia y el Eztado a través del Concordato con la Santa Sede. Mediante el, la Iglesia aceptó la desamortización y se concedíó la capacidad jurídica para comprar bienes, reconocíó a Isabel II como reina legítima y permitíó al Estado participar en la designación eclesiástica. -Se procedíó a una unificación  legislativa que contribuyera a la centralización del Estado. Se adoptó un único  sistema métrico decimal, se aprobó un nuevo Código Penal (1848) y se establecíó el sistema nacional de instrucción pública (Ley Moyano de 1857).
Sin embargo la sucesión de los distintos gobiernos moderados no terminó de dar estabilidad política al país y la corrupción fue en aumento.
BIENIO PROGRESISTA (1854-1856)1854 La situación insostenible  del régimen moderado dio lugar a una profunda crisis fruto de la uníón de 3 acontecimientos: la oposición de algunos moderados, la actividad insurreccional de progresistas y demócratas y la movilización popular. Como resultado en Junio de 1854, tuvo lugar el levantamiento del general O’Donnell en Vicálvaro. Los sublevados publicaron el Manifiesto de Manzanares en el que se recogieron la reforma de las leyes electorales y de imprenta, la descentralización del poder estatal y el restablecimiento de la milicia nacional. La participación de las clases populares tuvo un papel importante. Ante esta situación la Reina se vio obligada a entregar el poder a Espartero.
Tras la celebración de nuevas elecciones, que dieron la victoria a los progresistas, el nuevo gobierno progresista intentó reponer alguno de sus principios ideológicos. Uno de sus grandes propósitos fue la preparación de la Constitución de 1856 llamada “non nata” porque no llegó a publicarse. Esta constitución, de carácter progresista, establecía una soberanía nacional, completaba la reuníón automática de las Cortes, la abolición de la pena de muerte y la libertad de consciencia. Pero el Bienio destacó sobre todo por su legislación económica, destacando 2 pilares fundamentales: -La desamortización general de Madoz (1855), en ella se pusieron en venta 2 tipos de bienes, los eclesiásticos y los municipales. –La regulación del transporte ferroviario que tuvo como fin permitir la circulación de capitales a través de varias medidas como la aprobación de la Ley de Ferrocarriles (1855).
A pesar de todas estas medidas, el gobierno progresista acabó entrando en crisis por la creciente conflictividad social, la hostilidad de la Corona y los grupos moderados. La influencia de estos factores hizo que se produjera la caída del gobierno progresista y la dimisión de Espartero, que fue sustituido por el general O’Donnell.
VUELTA AL MODERANTISMO (U.L) (1856-1868)Con la caída del régimen progresista, los moderados intentaron volver a la política anterior. Tras un breve gobierno de O’Donnell, la reina entregó la presidencia del Consejo de Ministros a Narváez que trató de eliminar el progresismo del periodo anterior y volvíó a la constitución de 1845. En este periodo también se aprobó la Ley Moyano. Sin embargo las continuas disputas internas en los gobiernos moderados, las malas cosechas que unidas a un comercio que se centraba únicamente en las exportaciones, provocaron una crisis que dio lugar a la caída de Narváez y al regreso de O’Donnell. El principal objetivo de este partido fue lograr mantener el orden y llevar a cabo nuevas reformas. España vivíó una expansión económica y además se llevó a cabo una importante política de obras públicas. España participó en expediciones militares fuera de nuestro territorio. Esta política trataba de recuperar el prestigio de España como potencial internacional. Sin embargo este gobierno no estuvo libre de problemas y tuvo que hacer frente a nuevas sublevaciones carlistas. Desde 1863 hasta 1868, los últimos años del reinado de Isabel II estuvieron caracterizados por la sucesión de numerosos gobiernos moderados y unionistas. Fueron 2 las causas que dieron lugar a la revolución de 1868 en política los gobiernos extremadamente moderados de Narváez y González Bravo que actuaron muchas veces ignorando la función de las Cortes y contando con el consentimiento de la Reina llevando a cabo una fuerte represión como la realizada tras la noche de San Daniel (1865) o tras el pronunciamiento de los sargentos del cuartel de San Gil (1866). El resultado de esto fue que se empezó a cuestionar la legitimidad de la monarquía, se formó una oposición política en la que destacó la figura del general Prim que desde el exilio reorganizó esta oposición mediante el Pacto de Ostende (1866).


Entradas relacionadas: