Autores representativos de la sátira

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Latín

Escrito el en español con un tamaño de 5,87 KB

 

Sátira LATINA

Es un género literario de creación propiamente romana. El término designa un género misceláneo  que reunía obras muy variadas sin un contenido especifico: no obstante, se observa un rasgo común a todos las composiciones como puede ser la crítica social y de las costumbre o personal ya sea de todo mordaz y agresivo o con un carácter más bien burlesco.

Autores:

1-Lucilio (168-103 aC) escribíó 30 libros de sátiras, se conservan 1400 versos en una seria de fragmentos transmitidos a nos de cita por varios autores. Fue el 1º que utilizo el metro hexámetro. Lo que le caracteriza agresividad. Desempeña un papel importante en sus composiciones, como el tono áspero, irónico o indignado depende de lo que pasaba a su alrededor. Sus sátiras tiene como tema principal la política, también la superstición, afectación y vanidad de otras clases sociales. Su estilo no denota una excesiva preocupación por la fama. Suele improvisar.

2-Varrón (116-27 aC) escribíó 150 libros de sátiras menipeas que se conservan solo de forma fragmentaria. La obra está compuesta a imitación del autor griego Menipo. Se caracteriza por mezclar prosa y verso. En la obra se realiza una crítica conservadora y moralizante: fustiga especialmente la degeneración de la costumbre tradicional, austera y modesta, predicando la vuelta a las virtudes de los antepasados. Critica el lujo desmedido.

3-Horacio (65-2 aC) además de su obra lírica, escribíó 2 libros de sátiras, a los que llamo Sermones que se caracterizaban por un tono conversacional, alejado de la agresividad. En sus obras encontramos un retrato crónico de la vida cotidiana y de los defectos humanos. Los tipos humanos aparecen en lugar de servir de blanco una sátira mordaz son objeto de ridiculación. A pesar del tono menos elevado del género, su obra se caracteriza por la perfección formal.

4-Persio (siglo I dC) es el autor de la obra Sátiras. Su objetivo es cambiarlo todo. Las carácterísticas de su sátira son: desabrida, despiadada, expresada con Realismo brutal, exento de adorno, oscuro y conceptista.

5-Séneca (siglo I dC) su única obra es Apolocyntosis. Se trata del emperador Ilandio recién fallecido envenenado por su esposa Agripa. El emperador aspira a su conversión en dignidad, después de muerto, para poder recibir el culto imperial. En el proceso que se celebra en el cielo, Claudio acaba convirtiéndose en un simple criado de un liberto. La calabaza es desde la antigüedad símbolo del simplismo y estupidez. La obra esta escrita en verso y prosa, constituye una venganza personal de Séneca.

6-Juvenal (50-130 dC) se conservan 5 libros de Saturar, que manifiesta la amarga protesta contra la sociedad en la que le toco vivir. Confiesa su poesía satírica es fruto de la indignación que siente ante la corrupción que lo rodia. En sus sátiras vemos reflejados las protestas de quien contempla apestumbrado como los ídolos de los juegos y espectáculos masas fortunas, mientras otros sectores menos favorecidos se ven condenados a malvivir, todo ello con la complacencia en incluso el apoyo de Estado que aprovechaba la situación para dominar el pueblo y sacar el máximo partido de la corrupción pública y privada.

En la famosa Sátira
VI, la mujer se convierte en el principal objeto de sus mordaces invectivas. Se muestra decididamente contrario al matrimonio puesto que la mujer es un ser casi diabólico de todos los males que asolan al mundo.

Existe gran diferencia con respecto al equilibrio de Horacio, porque de la indignación del poeta procede el desorden tumultos de pensamiento e imágenes, el patetismo, las frecuentes repeticiones y la acumulación de efectos retóricos de su obra.

EPIGRAMA

Originalmente se trataba de una inscripción en verso sobre piedra que poseía un finalidad funerica o votiva. Más tarde se introdujo en contenido erótico, descriptivo o sentencioso, en época Alejandrina se convirtieron en composiciones de exhibición de ingenio y agudeza verbal. Están escrita en distintos elegíacos. En literatura latina la producción de epigramas se inicia a finales del siglo II aC. Catulo se sirvió de este tipo de composición para expresar su pasión amorosa y para atacar al resto de los amantes de su amada y a sus enemigos personales, con un tono agresivo y un lenguaje a menudo obsceno.

Más tarde en el siglo I dC el epigrama mordaz, de critica personal o social, con tono festivo prevalecíó sobre el tema amoroso. El escritor que le Dios forma como composición breva, mordaz e ingeniosa fue el hispano Marcial.

MARCIAL: 40 al 104 dC escribíó 14 libros de epigramas, los que destacaban Xenia y Apopherea por breves composiciones destinadas a acompañar los regalos que se le ofrecías en las fiestas saturninas y los obsequios que los anfitriones de un banquete entregaban a sus comensales.

La finalidad es divertir al lector y para ello el autor hace uso de la obscenidad y el humor. Sus epigramas suelen contar con dos partes: 1º- presenta objetivamente el hecho y 2º- ofrece la opinión personal de autor sobre este.

Destaca la parte final caracterizado por su efecto humorístico.

El Realismo destaca en sus epigramas, se suelen reflejar la vida, en ellos aparecen escritos los distintos sectores de la sociedad romana. Su finalidad es ludia y burlesca.

La lengua que emplea Marcial caracteriza por la libertad de expresión. Rechaza el estilo empuloso y llama a las cosas por su nombre. Usa palabras con doble sentido, para crear la sorpresa típica de estas composiciones.

La obra y estilo de Marcial fueron muy ilimitados ya desde la Edad Media. En España se inspiran directamente en el Garcilaso de la Vega, aunque quien mejor se identifica es Quevedo.

Entradas relacionadas: