Aristóteles | Contexto

Enviado por Javi y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 4,17 KB

 
La vida de Aristóteles transcurrió en un marco de conflictos entre las polis de Atenas (civilizadas y democráticas) y Macedonia, una pequeña pero ambiciosa potencia, prepotente y poco culta. Su padre, Nicómaco, era médico de la familia real del rey Amintas de Macedonia, y su madre también procedía de una familia de médicos, por lo que Aristóteles recibió una formación especial de descendientes de médicos. De hay deriva ese carácter empírico y práctico propio de Aristóteles.
En el año 367 a.C. ingresó en la Academia de Platón y fue profesor de retórica. Este período de su vida está marcado por un pensamiento muy platónico, distanciándose posteriormente del pensamiento del maestro, ya que incluso llega a hacer una dura crítica al mundo de las ideas. Además, Aristóteles es el fundador del Realismo, corriente opuesta al Idealismo platónico.
Posteriormente, inició un duro peregrinaje que le llevó a Aso y a Mitilene, donde se dedicó a observar, catalogar y describir animales, plantas y fenómenos meteorológicos, es decir, realizó importantes estudios de ciencias naturales, por lo que empezó a distanciarse de muchas de las posiciones platónicas, cogiendo una línea ya más empirista y biológica. En el año 342 a.C. se hizo cargo de la educación de Alejandro, hijo del rey Filipo II, hasta que se vio interrumpida cuando el propio Alejandro tuvo que hacerse cargo de la regencia. La educación del muchacho fue un tanto difícil, pues tenía un gran temperamento. Además, carecía de un valor que para Aristóteles debía tener todo buen gobernante, que era la prudencia.
Entonces, volvió a Estagira, su tierra natal, y vivió unos años de concentración intelectual en los que sistematizó sus observaciones y reflexiones. Mientras tanto, la situación socio-política griega era cada vez más comprometida, ya que la hegemonía macedonia había deshecho el sistema de polis característico de Grecia. Así, Aristóteles rompió la amistad con Alejandro, pues criticaba sus pretensiones de divinidad y la destrucción del modelo griego de polis.
En su vuelta a Atenas, Aristóteles fundó una nueva escuela, el Liceo, como ya hiciera su maestro con la Academia. Fueron años de gran actividad científica y teórica, y de observación empírica. Éstos fueron los años en los que Aristóteles desarrolló un pensamiento propio que no tenía ya casi nada que ver con el de Platón. Falleció en la isla de Eubea en el año 322 a.C., tan solo un año después de Alejandro.
En cuanto a sus repercusiones, Aristóteles da una solución distinta al problema del cambio planteado por Heráclito y Parménides, la actualización de potencias. Por otra parte, critica a Platón en la teoría de las Ideas por medio de varios enunciados: en primer lugar es inadmisible la existencia de ideas perfectas de todo lo malo y negativo que hay en el mundo; y en segundo lugar, la esencia de una cosa, su causa, no puede existir separada de esa misma cosa. Por otra parte, el pensamiento Aristóteles (junto con el de Platón) ha estado presente en toda la evolución cultural de occidente, tanto cristiana (Sto. Tomás), como musulmana (Avicena y Averroes), como judía. Muestra de ello es la cristianización de ambos: Platón por San Agustín y Aristóteles por Sto. Tomás.
Este fragmento pertenece a los capítulos tercero, cuarto y quinto del libro VI de su obra “Ética Nicomáquea”, de tema ético y político. Se puede decir que este libro junto con “Crítica a la razón práctica” de Kant son las dos obras más grandes de ética de toda la historia. Otras obras de esta temática son: “Ética a Eudemo” y “Gran Moral”. Estas obras corresponden a sus escritos esotéricos, que son transcripciones o apuntes de las lecciones que Aristóteles impartía a los estudiantes del Liceo, y que junto a los escritos exotéricos (diálogos de carácter lúdico y divulgativo) forman el Corpus Aristotelicum, ordenado y publicado por Andrónico de Rodas.

Entradas relacionadas: