Antígeno lgE

Enviado por Chuletator online y clasificado en Biología

Escrito el en español con un tamaño de 5,32 KB

 

INMUNIDAD ADQUIRIDA


La inmunidad adquirida es específica y se basa en la capacidad que tiene el hospedador de reconocer y destruir un microrganismo o sus toxinas. Los linfocitos son las células especializadas en la respuesta específica y están programados para reconocer un antígeno en el patógeno.

ESPECIFICIDAD, LOS Antígenos

Un antígeno es una molécula extraña que es reconocida de forma específica por los linfocitos generando una respuesta inmunitaria.

MEMORIA INMUNOLOGICA:

Después de producirse la primera exposición  y respuesta del sistema inmunitario contra un determinado antígeno, el sistema inmunológico lo recuerda y en una exposición posterior al mismo antígeno la después es más rápida y más intensa. La memoria inmunológica permite al hospedador resistir a los patógenos con los que ya ha tenido contacto, evitando que vuelva a padecer la misma enfermedad. La vacunación contra las enfermedades se basa en que el sistema inmunitario recuerda los antígenos con los que ya ha estado en contacto. El sistema inmunitario de un individuo reconoce los antígenos propios y no los ataca. Cuando un organismo fracasa en esta distinción y, considera lo propio como extraño, su sistema de defensa ataca a su propio cuerpo, desencadenándose una enfermedad llamada autoinmune. Durante la primera fase del desarrollo embrionario el sistema inmune aprende a diferenciar sus marcadores de los ajenos de ese modo no ataca a sus células.

LOS ANTICUERPOS

Son proteínas sintetizadas por los linfocitos B que se unen específicamente a los antígenos: cada antígeno tiene su anticuerpo específico. Los anticuerpos son proteínas del grupo de las globulinas de la sangre, llamadas también inmunoglobulinas (Ig). Las moléculas de Ig están formadas por una unidad que puede repetirse dos o cinco veces, o no repetirse.

ESTRUCTURA

La unidad estructural de un anticuerpo está forma por cuatro cadenas proteicas, dos ligeras y dos pesadas, unidas por puentes disulfuro, que adoptan la forma de una Y. Las dos cadenas ligeras, llamadas L, son idénticas y lo mismo ocurre con las dos cadenas pesadas, llamadas H. Cada una de las cuatro cadenas tiene una regíón constante y una regíón variable. La regíón variable de una cadena ligera se une a la regíón variable de una cadena pesada constituyendo el lugar de uníón del antígeno. Por tanto, cada molécula de anticuerpo tiene dos lugares de uníón del antígeno. La base de la Y determina el tipo de anticuerpo y los extremos de la cadenas determinan los dos lugares de uníón con el antígeno.Las IgM son los anticuerpos producidos por los linfocitos B después del primer contacto con un antígeno. En los sucesivos contactos con el antígeno, los linfocitos B segregan IgG. Estos dos tipos de anticuerpos son los que forman aglomeraciones con las células infecciosas.

Reacción Antígeno-ANTICUERPO:

Cada antígeno provoca la secreción de un anticuerpo específico que se une selectivamente a él por las regiones variables de su molécula. La uníón del anticuerpo al antígeno marca a los agentes patógenos para inactivarlos y que sean destruidos.

SISTEMA DEL COMPLEMENTO

Ayuda o complementa, la acción inmunitaria de los anticuerpos. Es un conjunto de una veintena de enzimas que se producen  en el hígado y circulan por la sangre. Se encuentran en estado inactivo y se activan por la presencia del agente invasor. Se considera el componente humoral de la respuesta imnata. Estas proteínas actúan en cascada, cada una activa a la siguiente. La reacción inflamatoria se produce cuando en el inicio de la respuesta inflamatoria se produce la liberación de histamina por los mastocitos, y provoca un aumento de la permeabilidad de los capilares de la zona infectada.

Selección CLONAL

El sistema inmunitario está formado por muchos clones de linfocitos B y T diferentes. Los de un mismo clon tienen idéntico tipo de receptores en su membrana y se unen al mismo antígeno específico. Durante el proceso de maduración de los linfocitos B y T en la médula ósea y en el timo, aquellos que reaccionan con los antígenos propios son eliminados. Cuando luego los linfocitos maduran emigran a los órganos linfáticos secundarios siguen manteniendo la capacidad de distinguir lo propio de lo no propio. Por eso el sistema inmunitario responde sólo contra los antígenos extraños. Cuando un antígeno penetra en el organismo se encuentra con muchos clones de linfocitos B diferentes, pero sólo se une y activa a aquel clon que tiene los receptores específicos. La selección de un linfocito
B por un antígeno hace que dicho linfocito se active y prolifere dando lugar a dos clones de células. La teoría que explica este proceso se denomina selección clonal, ya que es el antígeno el que selecciona y activa sólo a un clon de linfocitos que además ya estaba destinado a responder ante él. La selección clona explica también la memoria inmunológica debido a que, tras la primera exposición a un antígeno se forman células memoria de vida larga que responderán con rapidez en las siguientes exposiciones al mismo antígeno.

Entradas relacionadas: