Porque allende le dice insensato a Juan Pablo castel

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 6,54 KB

 
Capitulo X 

María y Pablo quedaron en que se verían de nuevo, pero Pablo por dentro deseaba verla y seguir viéndola y no separarse ya. 
Luego ella le dijo que se tenía que ir. 
Por la noche, cuando Pablo llego a su taller llamo a María y le dijo que necesitaba verla, y ella le dijo que esperara un momento y descargo la bocina del teléfono, cuando María volvíó al teléfono Pablo le dijo que el no había dejado de pensar en ella, y ella le dijo que también había pensado mucho en el y en todo y también le dijo que todo eso le había parecido muy extraño y que ella estaba muy perturbada. 
Luego María le dijo que ya debía colgar y el le dijo que la llamaría al otro día y ella dijo que bueno. 

Capitulo XI 

Esa noche fue muy agitada para el y decidíó salir a la calle a caminar, ya que no podía pintar. En la calle miraba con simpatía a la gente y eso no era común en el, ya que de por si generalmente miraba a la gente con antipatía, sobretodo a las multitudes. 
En esa noche su desprecio por la humanidad parecía haber desaparecido por completo y decidíó ir al café Marzotto a escuchar tangos. 

Capitulo XII 

En la mañana Pablo llamo a María y le dijeron que ella no estaba, que se había ido a la estancia pero que le había dejado una carta. Lo de la carta lo había dejado pensativo y pensó en ir inmediatamente por ella. Cuando llego a la casa de María, que quedaba en un quinto piso, toco el timbre y le abríó un criado y le dijo que podía pasar a la sala. En la sala Pablo sentía que atrás de el había alguien e inmediatamente voltio para mirar y vio a un hombre alto y flaco que tenia los ojos bien abiertos pero que era ciego, ese tipo le pregunto que se el era el señor Castel y pable le respondíó que si y el señor se presento y le dijo que el se llamaba Allende, y que María era su esposa. Allende le dijo a Pablo que María hablaba mucho de el y de su pintura, y luego saco la carta que María había dejado para el de su bolsillo, Pablo la abríó y la leyó y decía: 
“Yo también pienso en usted” 
María. 

Cuando Allende sintió doblar el papel le pregunto a Pablo que si la carta decía algo urgente, pero Pablo le respondíó que no. 
Allende le dijo a Pablo que María se había ido a la finca de su familia (la estancia), pero que en estos momentos estaba en manos de su primo Hunter. 
Pablo le dijo a Allende que ya se tenía que ir y se retiro. 

Capitulo XIII 

Después de esta conversación con Allende, Pablo necesitaba meditar bien las cosas. 
Pablo se preguntaba cosas como por que María no le había dicho que era casada, y por que tenia que ir a la estancia a estar con Hunter. Estas y otras preguntas daban vueltas en la cabeza de Pablo. 
A Pablo todavía le seguía pareciendo extraño el por que se encerraba María para hablar por teléfono. Creía que ella también hablaba con otros hombres como lo hacia con el, ya que a la mucama le parecíó extraño cuando Pablo llamo a su casa preguntando por la señorita Iribarne, cuando los demás le decían solo María. 
Volviendo al tema de la carta, Pablo reflexiono y saco mas deducciones como la forma en como le hizo llegar la carta. 
Pablo olvido mas bien su razonamientos y se dedico mejor a tratar de recordad que era lo que tenia su rostro, ya que le hacia recordar algo de su pasado. 
Sintió que el amor que el había alimentado durante años se había concentrado en María. 
En fin, Pablo trato de dejar atrás sus tontas deducciones acerca de Hunter, la Estancia, el teléfono, etc. 


Entradas relacionadas: