Adoctrinamiento fascista en Italia

Enviado por Chuletator online y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 5,37 KB

 

POLÍTICA EXTERIOR, el estado fascista desarrolló al principio una política de entendimiento, en la que participó en la Conferencia de Locarno en 1925, aunque los acuerdos concertados no garantizaban la frontera italiana con Austria; y de acuerdos con la Iglesia, donde en 1929 se firmaron los Pactos de Letrán, un tratado que regulaba la situación jurídica de la Santa Sede, y un Concordato que establecía las relaciones de la Iglesia con el Estado italiano.
Posteriormente, los fascistas violaron esos tratados y desataron una implacable persecución contra la Iglesia. En los años 30, el Estado promovíó la expansión territorial en Europa (Albania) y en África (Libia, Somalía y Etiopía). Además, apoyó a Franco en la guerra civil española enviando bombarderos, y mantuvo un trato de amistad con la Alemania de Hitler, quien deseaba contar con aliados en Europa , con el objetivo de desanimar a Francia y Reino Unido de declararle la guerra.

ÁMBITO SOCIAL, el Estado fascista implantó un régimen totalitario que ejercía un fuerte control social e ideológico en todos los sectores. En 1927, se fundó una policía política (OVRA) con la que todos los partidos políticos, asociaciones y organizaciones opuestas al régimen fascista, fueron disueltas. El adoctrinamiento fascista se impartíó a través de la educación y de organizaciones para todos los públicos como la Opera Nazionale Balilla. La ONB se creó el 3 de Abril de 1926. Mediante esta se establecíó una división interna en función de la edad y el sexo. El primer contacto de los niños con el fascismo debía hacerse a temprana edad, ya que con 6 años eran denominados "Hijos de la Loba", en alusión al mito de la Loba. Los Balillas eran chicos de entre 8 y 14 años y las Piccole Italiane eran las chicas de edades similares. Despúes estaban los Avanguardisti, que eran los chicos de entre 15 y 18 años y las Giovani Italiane eran las chicas con esta misma edad. En cada nivel existían personas encargadas de organizar intensas sesiones y jornadas de deportes, ejercicios físicos, actividades culturales...En 1928 se prohibieron todas las organizaciones juveniles pero el fascismo italiano no se atrevíó con las católicas. Además, hubo una sección femenina fascista, que educaba a las mujeres dentro de una visión tradicional, incluyendo campañas de aumento de la maternidad. El control social también se realizó a través del deporte, el ocio y el control de los medios de comunicación (radio, prensa…).
ÁMBITO ECONÓMICO, se establecieron los sindicatos verticales, que agrupaban a trabajadores y empresarios por sectores o ramas de actividad económica de forma conjunta. Las políticas económicas del fascismo italiano se dividen en tres etapas:

1. Fase liberal (1922-1929): Durante la fase liberal se implanta un sistema capitalista, con una mínima intervención del Estado, que garantiza el libre mercado.

2. Gran Depresión y la introducción de la autarquía (1929-1940): Con Mussolini en el poder, comienza la crisis de 1929. El régimen puso en práctica una política autárquica (políticas proteccionistas), que intervénía en la economía para que elpaís pudiera autoabastecerse sin depender del exterior. Para que funcionara esta, era necesario atraer y movilizar a la población en torno al Partido y al Duce (Mussolini) por tanto se realizaron las batallas económicas para incentivar e incrementar la producción y evitar las importaciones. Tomó además algunas medidas económicas, como la poca intervención del Estado, dejando la autoridad a los líderes fascistas que controlan partes de los campos rurales. Durante la Gran Depresión, el Estado fascista tomó la iniciativa en la mayoría de las actividades productivas con la creación del Instituto para la Reconstrucción Industrial o la reducción del paro a través de la obra pública.

3. Colapso económico durante la Segunda Guerra Mundial: Italia no estaba lista para participar en la Segunda Guerra Mundial económicamente, y menos después de haber pasado por la Depresión. Sin embargo, su participación fue obligatoria ya que el acuerdo establecía que si Alemania decidía ir a la guerra, Italia se vería obligada a apoyarla. Los recursos Italianos no duraron por mucho tiempo y el pueblo empezó a morir de hambre.

Entradas relacionadas: