Comentario de texto histórico - Manifiesto de Sandhurst

Enviado por Javi y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 3,61 KB

 

El texto analizado es el denominado Manifiesto de Sandhurst, que fue redactado por el político Antonio Cánovas, y firmado por Alfonso XII,  antes de ser rey, el día 1 de diciembre de 1874.

El manifiesto es una fuente histórica, pues influyó directamente en el desarrollo de la España de finales del siglo XIX. Posee carácter político, pues marca el programa de actuación que, el entonces príncipe Alfonso, quería llevar a cabo cuando llegase al poder. Por el hecho de estar dirigido a toda la nación española, se puede considerar un texto público.

El texto se redactó en 1874, en plena Restauración. Tras seis años de inestabilidad política, en el que se habían sucedido una regencia, una monarquía democrática y una república, además de varias guerras como la de Cuba, la carlista, o el conflicto cantonal; la agitación era tal que las clases más conservadoras  apostaron por una reinstauración de la monarquía. El elegido para llevar a cabo esta reinstauración fue el político Antonio Cánovas, que decidió a Alfonso como el mejor candidato para ser rey de España. Tras la publicación de este manifiesto, y el pronunciamiento del general Martínez Campos, el príncipe fue proclamado rey.

El manifiesto fue redactado por el político malagueño Antonio Cánovas del Castillo, uno de los políticos más destacados de finales del siglo XIX, líder del partido conservador y miembro de la Unión Liberal, y fue varias veces presidente del consejo de ministros durante el reinado de Alfonso XII, y jefe de Estado durante la regencia de María Cristina.

En el manifiesto, el príncipe  comenta la opinión de muchas personas que ven sólo en su figura la única capaz de acabar con la inestabilidad que sufría el país, y su consentimiento para ser rey e intentar calmar la situación. También cita la abdicación de su madre, Isabel II, que según él fue de manera deshonesta e ilegal, y que por ello el es el único que representa el derecho monárquico de España. Por último, afirma que la única opción que permite a la nación asegurar sus derechos y libertades es la instauración de una monarquía hereditaria y representativa.

El texto está muy influido por el interés del príncipe para obtener el reinado, por lo que presenta un carácter subjetivo y manipulador de la realidad, modificando o recordando a su favor algunos de los hechos destacados de la historia más reciente del país.

Por último, cabe destacar que este manifiesto tuvo una gran aportación al desarrollo de los acontecimientos que se sucedieron en esa época, pues marcó el inicio de la defensa de la monarquía borbónica, que luego se vio precipitada con el pronunciamiento en Sagunto del general Martínez Campos.