Reproducción asexual y vegetativa

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Biología

Escrito el en español con un tamaño de 2,42 KB

 
Reproducción asexual. Una de las funciones que caracteriza a un ser vivo es su capacidad para originar copias idénticas o similares de sí mismo. Esta función se conoce como reproducción. La reproducción de los organismos unicelulares. Los seres unicelulares, se reproducen asexualmente por bipartición, gemación o esporulación Bipartición: El núcleo se divide en dos núcleos idénticos. Después se divide en dos células de aproximadamente el mismo tamaño, que crecen hasta transformarse en células adultas. Gemación: Se divide el núcleo en dos, uno de ellos se desplaza hacia la membrana y forma una especie de yema que se rodea de citoplasma, formándose dos células de diferentes tamaños. Esporulación: Consiste en una serie de divisiones del núcleo, dando lugar a numerosas células que se liberan al romperse la membrana de la célula original. Fragmentación: El animal se divide en dos o más fragmentos, cada uno de los cuales regenera un organismo completo. Así se reproducen algunos anélidos marinos. Gemación: En algunos pólipos y en las esponjas se forma una protuberancia o yema en la superficie del cuerpo por multiplicación de algunas células. Posteriormente, la yema se desprende y origina un nuevo individuo. La reproducción asexual es mucho más frecuente en las plantas que en los animales. Se distinguen dos tipos: La reproducción vegetativa y la reproducción por esporas. Reproducción o multiplicación vegetativa: Los nuevos brotes se forman a partir de una parte de la parte materna, que puede ser una raíz o un tallo. Reproducción por esporas: Es característica de los musgos, los helechos, y de otros organismos no vegetales como los hongos. Una espora es una única célula, rodeada de una resistente cubierta que, al caer al suelo, se multiplica un nuevo organismo. Las esporas se forman en órganos especiales llamados esporangios. En la reproducción sexual, el nuevo individuo se desarrolla a partir de una célula inicial, la célula huevo, formada por la unión de un gameto masculino y otro femenino.