Individuo y sociedad: el proceso de socialización

Enviado por Javi y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 7,12 KB

 

1. La sociabilidad del ser humano

Desde la Antigüedad, se ha considerado que existe en el ser humano una tendencia a vivir en sociedad. Esta tendencia se denomina sociabilidad, y consiste en vivir compartiendo con el resto de individuos, para asegurar y garantizar la supervivencia de cada miembro.

1.1 Fundamentos biológicos de la sociabilidad

El hecho de que el ser humano sea un ser biológico, un ser vivo, le hace poseer una serie de características:

· Indeterminación instintiva: a pesar de que casi todos los animales lo poseen, el ser humano carece de un mecanismo de adaptación y reacción a la realidad. El ser humano debe aprender para poder sobrevivir, y éste aprendizaje solo es posible gracias a la permeabilidad, la inteligencia y a un cuerpo social.
· Largo período de inmadurez: las nuevas generaciones de seres humanos necesitan un largo período para alcanzar la plenitud de facultades y la autonomía necesaria para poder vivir sin sus progenitores.
· Inexistencia de cualidades físicas destacables: el ser humano no posee rasgos que le hagan destacar físicamente entre el resto de animales.

1.2 Cooperación y agresividad

Junto a las relaciones armónicas y cooperativas, el ser humano también establece con el resto de individuos de la sociedad relaciones de competencia, rivalidad, tensión, etc.

Existen tres posibles explicaciones sobre este hecho:
· Agresividad y violencia: elementos propios de la naturaleza humana. Algunos autores consideran que el ser humano es egoísta por naturaleza.
· Darwinismo sociológico: defiende que no solo las especies evolucionan, sino que también lo hacen sus individuos. Según eso, sólo sobreviven los más preparados, y por ello, la agresividad es imprescindible para el progreso humano.
· Factores externos: defiende que el ser humano es agresivo por necesidad.

1.3 Armonía y desarmonía social

El ser humano posee una doble vertiente: por un lado, es esencialmente sociable: necesita a los otros; pero por otro lado, también necesita momentos de individualidad e intimidad.



2. El proceso de socialización

2.1 Definición de socialización

La socialización es el proceso de aprendizaje mediante el que nos integramos en la comunidad de la que formamos parte, adquiriendo sus reglas, costumbres, etc.

Gracias a la socialización adquirimos conocimientos de lo que nos rodea, estableces vínculos afectivos, y modelamos nuestra personalidad y conducta. Es un proceso humanizador.


2.2 Mecanismos

Durante la infancia el ser humano está mejor dotado para el aprendizaje. A causa de esta diferencia, se habla de dos tipos de socialización:

· Primaria: durante la infancia, se adquieren los conocimientos básicos (lenguaje, costumbres), se crean vínculos afectivos, y se inicia la base de la personalidad.
· Secundaria: a lo largo de toda la vida, es más consciente y deliberada, permite una readaptación a cambios del entorno.

2.3 Agentes de socialización

Son aquellos elementos que hacen efectiva la socialización. Los principales son:

· La familia: el primer y más importante agente, el único contacto social los primeros años de vida.
· La escuela: aporta los conocimientos necesarios para formar a nuevos miembros de la sociedad.
· El grupo de iguales: el grupo de individuos de la misma edad con los que el niño entrará en relación en la escuela y en otros ámbitos.
· Los medios de comunicación: a través de los cuales el niño accede a nuevas experiencias y conocimientos.

2.4 Repercusiones

El principal efecto de la socialización es la formación de la personalidad, la forma de ser, y el carácter. Además la socialización asegura que los rasgos y la cultura de una sociedad no se pierden, pues se transmiten a las nuevas generaciones.



3. Las relaciones individuo-sociedad
3.1 Definición de conceptos

· Individuo: unidad menor que compone la sociedad, el ser humano.
· Sociedad: grupo humano, unido e independiente respecto a otros. Se caracteriza por tener una continuidad temporal que supera la de sus integrantes.
· Sociología: ciencia social que se ocupa de la sociedad y de los individuos que la integran.

3.2 Valoración de la relación

Colectivismo

Concepción social que defiende que el individuo es sólo una pieza más del engranaje social, sustituible y reemplazable.

Individualismo

Opuesto al colectivismo, valora por encima de todo al individuo y sus necesidades y preferencias.

Humanismo

Es un punto medio entre ambas teorías, apunta por el equilibro entre el interés colectivo y el respeto por la individualidad. Es el común en las sociedades democráticas.

3.3 Tensiones en la relación individuo-sociedad

Las tensiones producidas entre el individuo y la sociedad se pueden deber a:

· El rechazo: se produce cuando el grupo mayoritario no acepta a algunos miembros como miembros de pleno derecho.
· Autoexclusión: se produce cuando el individuo no se identifica con su sociedad, y vive ignorando sus normas y costumbres.

Estas tensiones tienen numerosas consecuencias, algunas como:

· La marginación: aquel que es rechazado por la sociedad se aísla del resto de individuos, y puede llegar a sufrir deficiencias afectivas, económicas y culturales.
· La violencia: el marginado por la sociedad recurre a la violencia para reivindicar sus necesidades básicas, tales como alimento, higiene, vivienda,…

3.4 Armonía en la relación individuo-sociedad

Cuando la sociedad respeta al individuo y le favorece, éste se siente satisfecho con su entorno y asume todo lo que esto comporta, como las normas y costumbres de la sociedad. El individuo también debe promover el bien social, responsabilizándose con la sociedad.