Dasdassda

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Otras materias

Escrito el en español con un tamaño de 9,75 KB

 
-¿Qué es el aparato circulatorio?
El aparato circulatorio es el encargado de transportar nutrientes y gases absorbidos en el aparato digestivo y en el respiratorio hasta cada una de nuestras células. El medio de transporte más importante es la sangre.
Su punto de partida y final es el corazón.
El aparato circulatorio recoge de cada célula los productos de deshecho de su metabolismo, para que los expulsen los órganos correspondientes.
2-Componentes del aparato circulatorio.
2.1-Sistema cardiovascular.
•El corazón:
Anatomía y fisiología.
El corazón es un órgano muscular hueco, compuesto de cuatro cavidades y especializado en el bombeo de la sangre. Su tejido muscular es tan especializado que, aunque es un músculo de movimiento involuntario (musculatura lisa), se le da el nombre de musculatura cardiaca.
Esta dividido en dos mitades por un tabique longitudinal oblicuo. Cada una de esas mitades se divide en otras dos, aurícula y ventrículo derechos e izquierdos.
Las aurículas: son las cavidades superiores del corazón, separadas entre si por el tabique interauricular, de naturaleza muscular.
Los ventrículos: son las cavidades inferiores, están separadas por el tabique interventricular.
La aurícula y ventrículo derecho están separados por la válvula tricúspide. La aurícula y ventrículo izquierdo están separados por la válvula mitral.
La actividad del corazón consiste en la alternancia sucesiva de contracción (sístole) y relajación (diástole) de las paredes musculares de las aurículas y los ventrículos. Las válvulas mitral y tricúspide se abren con la corriente de sangre y se cierran a continuación, al inicio de la contracción ventricular.
El ciclo completo se puede dividir en tres periodos:
1. las aurículas se contraen.
2. se produce la contracción de los ventrículos.
3. aurículas y ventrículos permanecen en reposo.
Enfermedades.
Infarto de miocardio: consiste en la muerte de una parte del músculo cardiaco por la falta de riego sanguíneo debido a la obstrucción de una de las arterias que irrigan el miocardio (denominadas arterias coronarias). El taponamiento se produce por un coagulo sanguíneo o por el estrechamiento provocado por una placa de ateroma. El enfermo experimenta dolor intenso y sensación de compresión en el pecho, palidez, sudoración y angustia. Si la zona afectada es grande se produce la muerte.
Angina de pecho: se denomina así a la falta de oxígeno en el miocardio cuando se hace un esfuerzo o ejercicio. Se debe a la existencia de placas de ateroma en las arterias coronarias que, sin embargo, no provocan la muerte de las células del miocardio. Los síntomas son dolor y palidez.
Insuficiencia cardiaca: es la incapacidad del corazón para proporcionar un flujo de sangre adecuado a las necesidades del organismo. Al ser insuficiente el riego sanguíneo, los síntomas característicos de esta enfermedad son sensación de ahogo color azulado de los labios y de las extremidades fatiga, debilidad y acumulación de líquidos en los tejidos (edema).
Endocarditis: Consiste en una inflamación del endocardio por una infección bacteriana. Aparece malestar general, fatiga y falta de apetito.
Alteraciones de las válvulas cardiacas: las causas de estas anomalías pueden ser congénita o derivarse de algunas infecciones, como la fiebre reumática. Pueden ser de dos tipos:
- Estrechamiento (estenosis): la sangre pasa con dificultad por las válvulas cardiacas y una parte del corazón debe realizar un esfuerzo mayor.
- Cierre defectuoso: una parte de la sangre refluye hacia atrás, con lo que la contracción del miocardio resulta menos efectiva. Sus síntomas característicos son ahogo fatiga, edemas, arritmias y soplos.
•Sistema arterial.
Arterias y arteriolas.
Las arterias elásticas, es decir, la aorta y sus ramas principales, son de grueso calibre, lo que permite el flujo libre de la sangre. Además tienen robustas paredes musculares entramadas con una serie de capas concéntricas de elastina, una proteína elástica. Cuando el ventrículo izquierdo impulsa la sangre a estas arterias, se expanden, atenuando así la elevada presión, y entonces conducen la sangre al siguiente grupo de arterias: las musculares o distribuidoras, que también poseen elastina. Gracias a estas funciones, la presión del flujo sanguíneo es constante al llegar a los delicados capilares.
Al dilatarse o contraerse por orden de unas fibras nerviosas especiales, las arterias contribuyen a regular el flujo sanguíneo. En caso de un traumatismo los sensores de presión en las capas arteriales envían una señal al cerebro, que, a su vez, ordena a las arterias indicadas que reduzcan el fluido sanguíneo a las partes del organismo menos importantes, como la piel, y lo desvían a los órganos vitales.
Cuando la sangre abandona las arteriolas -las arterias más pequeñas-, mantienen una presión constante y baja, lo cual es imprescindible puesto que estas se ramifican en los capilares, los vasos de menor tamaño del organismo.
Tensión arterial.
Es la resultante de la presión ejercida por la sangre sobre las paredes de las arterias. La tensión arterial es un índice de diagnóstico importante, en especial de la función circulatoria.
Cualquier trastorno que contraiga o dilate los vasos sanguíneos, o afecte a su elasticidad, o cualquier enfermedad cardiaca que interfiera con la función de bombeo de corazón, afecta a la presión sanguínea.
En las personas sanas la tensión arterial varía desde 80/45 en lactantes, a unos 120/80 a los 3 años, y hasta los 140/85 a los 40 o más. Suele ser más elevada en los hombres que en las mujeres y los niños; es menor durante el sueño y esta influida por una gran variedad de factores.
Enfermedades.
Shock circulatorio: esta enfermedad es común al sistema venoso, se caracteriza por una insuficiencia de la circulación en general, una disminución del rendimiento del corazón y el descenso de la presión arterial. Puede ser causados por hemorragias intensas, deshidratación o, incluso, dolores muy agudos, por lo que se produce frecuentemente después de un accidente o una lesión importante. Entre sus síntomas mas comunes cabe mencionar la palidez de la piel, fría y húmeda al tacto, una gran debilidad muscular y la pérdida de conocimiento.
Hipertensión arterial (tensión alta): la presión arterial sobrepasa los valores que se consideran normales. Aunque en la mayoría de los casos se desconoce la causa que la motiva, si se ha demostrado la influencia del tabaco y del consumo excesivo de sal en la aparición de esta enfermedad. No suele producir síntomas, pero puede favorecer las hemorragias y enfermedades como las trombosis.
Arteriosclerosis: es un endurecimiento de las arterias. Al perder éstas parte de su elasticidad, la presión sanguínea se eleva, por lo que la arteriosclerosis es una enfermedad que guarda relación con la hipertensión.
Aterosclerosis: consiste en el depósito de placas de colesterol (placas de ateroma) en la pared interna de las arterias, lo que provoca el engrosamiento de la parte afectada. La disminución del diámetro interior de la arteria puede obstaculizar el paso de la sangre hacia las arteriolas, impidiendo de esta manera que el riego sanguíneo llegue a los tejidos afectados, y favorece, además, la aparición de coágulos, que bloquean igualmente el paso de la sangre.
Aneurisma: se trata de la dilatación anormal de un vaso sanguíneo, generalmente de una arteria importante, cuya rotura produce un derrame que puede tener consecuencias fatales. Los aneurismas pueden ser causados por ateromas
•Capilares. 
Son vasos sanguíneos microscópicos que se ramifican a partir de las arteriolas y que se encuentran por todos los tejidos del organismo. Su pared está formada únicamente por una capa de células planas que permite el fácil y rápido intercambio de sustancias entre la sangre que circula por ellos y las células de los tejidos que irrigan.
•Sistema venoso.
Venas y vénulas.
La red de capilares desemboca en las vénulas, conductos de entre 8 y 100 micras de diámetro que van confluyendo hasta formar venas por las que la sangre regresa al corazón. Para cuando esta llega alas venas, ya ha perdido casi toda la presión, por lo que las paredes venosas son mas delgadas y pobres en elastina que las arterias. En cambio, su calibre es mayor, lo que hace que el sistema venoso contenga por lo menos el 65% de la sangre del organismo.
Para compensar la poca presión, las venas están provistas de válvulas semilunares especiales para impedir que la gravedad provoque un reflujo sanguíneo. También utilizan los músculos esqueléticos de l cuerpo. Y la presión ejercida en el abdomen y el diafragma durante la respiración ayudan a que las venas vacíen su contenido en la aurícula derecha.