Contexto histórico y filosofico marx

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 3,74 KB

 
CONTEXTO HISTÓRICO MARX. El siglo XIX, de Marx y Engels, es el siglo de las revoluciones en Europa, que proceden de impulsos liberales, democráticos, socialistas o anarquistas, y que son frenadas por la Iglesia, el tradicionalismo y la burguesía conservadora. La agitación de esta época proviene de las transformaciones económicas y sociales producidas por el hundimiento del Antiguo Régimen, la Revolución Industrial, la Revolución Francesa y las campañas napoleónicas. La Europa estamental pasará a dividirse en clases, con su consiguiente enfrentamiento.Este siglo, se inició con el inmediato triunfo de la Revolución Francesa, en 1789. Esta revolución se conoce también como revolución burguesa, porque la burguesía, que hasta entonces había sido una clase social irrelevante en la toma de decisiones políticas, adqui­rió una posición dominante. Si bien los ideales de libertad, igualdad y fraternidad, inspira­dos en la Ilustración, habían impulsarlo la Revolución France­sa, no se cumplieron, lo que generó frustraciones y desajustes sociales que explican, en parte, la inestabilidad política (el XIX es un siglo revolucionario) de este siglo tan turbulento. El triunfo político de la burguesía se asienta sobre su poder económico, que alcanzó un nivel hasta entonces desconoci­do por la implantación de un nuevo sistema económico, el capitalismo, y el desarrollo de la producción industrial (conocido) como Revolución Industrial), que fue sustituyendo al sistema agrícola y artesanal. Este proceso cambió radical­mente las condiciones económicas de las personas y la es­tructura de los grupos sociales. La acumulación progresiva de capital en manos de una burguesía _ ascendente impulsó el avance científico, que se tradujo en la aparición de nuevas tecnologías capaces de modificar el modo de producir y, consiguientemente, la vida social. La ciencia, pues, se orientó hacia la producción. En el ámbito artístico, el Romanticismo significó la ruptura con la exaltación de la razón y la búsqueda de la universalidad propias de la Ilustración en favor de la irracionalidad del sen­timiento y del individualismo. El gusto por lo exagerado, por lo apasionado, por lo exótico define el arte en esta época.En el ámbito de la filosofía, por su parte, en este siglo predominan dos corrientes que derivan de la Ilustración: el idealismo alemán y el positivismo. El idealismo se caracteri­za por intentar evitar el dualismo entre el sujeto y la cosa en sí, la realidad exterior, el objeto, que Kant no pudo superar. Este problema se concibió en términos de conciliación entre la naturaleza y el espíritu. Hegel, el principal representante del idealismo alemán, concibe la realidad como espíritu, un espíritu que alcanza su despliegue al final de un proceso dialéctico en el que el espíritu se realiza en la naturaleza. El positivismo, por su parte, lleva a su extremo la confianza en la razón de la Ilustración, y espera que mediante la cien­cia el hombre pueda dominar la naturaleza y perfeccionar el sistema social.