Briofitas y pteridofitas

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Biología

Escrito el en español con un tamaño de 4,46 KB

 

2.-Ciclo de vida de los musgos (briofitas)
Los musgos son briofitas que necesitan el medio acuoso para reproducirse. Crecen en hábitats húmedos a modo de alfombras densas y miden unos pocos centímetros de longitud.


Los musgos desarrollan un ciclo vital con alternancia de generaciones en la que predomina la fase haploide.
En los musgos, el gametofito es la planta que podemos observar y que está formado por rizoides, cauloides y filoides.

Entre los filoides y los cauloides se encuentran unos cuerpos mazudos, los anteridios, que contienen los espermatozoides o los anterozoides o los gametos masculinos; y unas estructuras en forma de botella, los arquegonios, que encierran la ovocélula o gameto femenino.

Los anterozoides se desplazan por sus flagelos hasta los arquegonios, penetran en su interior y fecundan la ovocélula.

La fecundación origina un cigoto, que se divide por mitosis hasta dar con un embrión o esporofito juvenil, que crece y se transforma en el esporofito que vive sobre el gametofito.

El esporofito está formado por el pie, una seta y el esporangio, este último producirá esporas por meiosis.
Las esporas se diseminan con el viento y, cuando germinan, originan el protonema. Después de un tiempo, formará yemas, cada una de ellas será un nuevo gametofito; el ciclo comienza de nuevo.


 

3.- El ciclo de vida de los helechos (pteridofitas)
Los helechos son pteridofitas que dependen del medio acuoso para llevar a cabo la fecundación.
Los helechos desarrollan un ciclo vital con alternancia de generaciones donde predomina la fase diploide.


El esporofito es la planta que observamos, está formada por un tallo subterráneo o rizoma, del que salen los frondes (raicillas y hojas grandes). Cada fronde esta dividido en unos foliolos, las pinnas.
En otoño e invierno, en el envés de las hojas aparecen esporangios, agrupados en soros. Al final del verano las esporas caen al suelo.

Cuando las condiciones son favorables, las esporas germinan y forman un filamento que pronto se convertirá en el protalo, cuando este se ha desarrollado, aparecen en su cara inferior los anteridios y los arquegonios. Los anteridios tienen forma mazuda contienen los espermatozoides, mientras que los arquegonios tienen forma de botella y encierran a la ovocélula.

Los espermatozoides se desplazan por sus flagelos hasta los arquegonios, penetran en su interior y uno fecundará a la ovocélula para formar un cigoto. Cuando se desarrolla, el cigoto, origina un pie que se hunde en el protalo.

Durante las etapas iniciales, el embrión recibe nutrientes del gametofito a través del pie.
Cuando el esporofito alcaza la madurez, en el envés de las hojas aparecen los esporangios, que a través de la meiosis producirán esporas, y así comienza de nuevo el ciclo.