Vivir es encontrarse con las cosas Ortega y Gasset

Enviado por Chuletator online y clasificado en Filosofía y ética

Escrito el en español con un tamaño de 4,59 KB

 

1."La tradición moderna nos ofrece..." o "el conocimiento es la adquisición"

2.B) Intro: El fragmento objeto de comentario se extrae de la obra "El tema de nuestro tiempo" escrito en 1923 por José Ortega y Gasset (en concreto, forma parte de el X capítulo "la doctrina del punto de vista"). El sentido de dicha obra hace que Ortega considere que el concepto de generación es el más importante para entender la historia. Una generación es el conjunto de seres humanos de un omento histórico que comparten una sensibilidad. Por eso, cada generación empieza y termina con un cambio de la sensibilidad. 
"Nuestro tiempo" es una expresión con la que Ortega se refiere a la época que con él y su generación (la del 14) empieza. Su generación tiene como lema "Sustituir la razón pura por una razón vital", formulada x Ortega de varios modos a lo largo de la obra. Ahora bien, cumplir con este tema implica enfrentarse a dos errores de la Modernidad: el Racionalismo y el relativismo. Para superarlos, Ortega propone la doctrina del punto de vista.

Desarrollo:


La unidad del yo con las cosas es defendida en este texto, donde para Ortega, el Realismo da por supuesto que la verdadera realidad son las cosas mismas con independencia de yo que las conoce. El idealismo, por el contrario, sostiene que las cosas, independientemente de mi, me son ajenas y desconocidas: no sé nada de ellas, ni siquiera si existen, pues las cosas son para mi o en mi, son ideas mías. Para el idealismo la auténtica realidad es el yo o el pensamiento, independientemente de las cosas, mientras que las cosas son dependientes o derivadas del yo que piensa. Para Ortega, el idealismo tiene razón al señalar que no se puede afirmar (como hace el Realismo) la existencia de las cosas con independencia de mi pensamiento: solo yo puedo saber de ellas en tanto en cuanto las pienso. El idealismo pierde la razón cuando afirma la independencia del sujeto y reduce las cosas a meros contenidos de mi pensamiento. La realidad radical no son las cosas ya que las encuentro siempre conmigo. Pero tampoco es el yo independiente de las cosas para que pueda distinguirse como tal. No puedo hablar de cosas sin yo, ni de yo sin cosas. Solo nos queda como realidad primaria y verdadera la coexistencia del yo con las cosas, con el mundo que no soy yo. Surge el "vivir" como dato radical. La verdad primera ya no es el "yo pienso, luego existo" cartesiano sino "yo vivo, luego pienso" que clarifica la realidad auténtica y primaria como la vida que engloba a ambos.
2.C) La vida y sus atributos: Su frase "yo soy yo y mis circunstancias"  es una descripción certera de la vida como realidad radical. Mi vida, mi realidad, me incluye a mí y a todo lo que no soy yo, todo lo que me rodea. La vida es realidad radical porque en ella radican todas las demás realidades; el yo y las cosas son algo radicado en la vida.
Entendíó el término circunstancia en dos sentidos. En un sentido general que hace referencia a la filosofía griega y a la tradición judeocristiana. Pero en un significado más concreto, expresa multitud de circunstancias pequeñas que son las que realmente confieren sentido a lo que nos rodea. Ortega sostuvo que la vida es una realidad dinámica. Yo actúo sobre el mudo y el mundo actúa sobre mí. La vida es un quehacer y una constante actividad; no es una cosa, sino lo que hacemos con las cosas. No consiste solo en lo que hacemos, sino en lo que las cosas hacen con nosotros, lo que nos sucede.
Ortega pensó que era necesario dar con algunos atributos o categorías que ayudasen a identificar y comprender bien la vida: vivir es sentirse vivir (la vida es un descubrirnos a nosotros mismos y a la circunstancia que nos rodea; vivir es saberse existiendo); Vivir es acción y proyecto (la vida consiste en convivir con lo que me rodea en un intercambio entre lo que me pasa y lo que hago con las cosas. La vida no es cosa, sino relacionarse con las cosas para interpretarlas, actuar y definir los proyectos que van a constituirla; La vida es problemática y está cargada de posibilidades (la vida es algo imprevisto que no ha sido prefijado ni preparado de antemano, la vida resulta incierta y llena de posibilidades); la vida es libertad (la vida es decidir  

Entradas relacionadas: