Vida amor y muerte en la poesía de Miguel Hernández selectividad

Enviado por Chuletator online y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 17,79 KB

 

LA VIDA Y LA MUERTE EN LA POESÍA DE Miguel HERNÁNDEZ. La poesía de Miguel Hernández comienza con un canto a la vida, una vida casi festiva que, poco a poco, conforme se va desarrollando la funesta y dolorosa historia personal del poeta, acaba por convertirse en trágica. Con esto podemos comprobar que la vida y la obra de Miguel Hernández son inseparables.

Los primeros poetas de MH son profundamente vitalistas. En ellos aparece la alegría de vivir y el disfrute de todo cuanto rodea al poeta. La experiencia de la culturización y el abandono del espacio natural que le ofrece la experiencia madrileña suponen la aparición de la pena y la ruptura con lo que hasta ese momento han sido su mundo y sus creencias. Pero también es, la confirmación del amor.La experiencia de la guerra da la expresión del compromiso con los ideales defendidos y la construcción de un nuevo futuro para quienes llegan a la vida.

Toda esta concepción viene representada por varios símbolos:

  • La tierra.

    • Sustenta y da vida.

    • De ella nacen las cosechas.

    • A ella se vuelve cuando se muere.

  • La mujer.

    • De ella venimos y gracias a ella nacemos.

    • Es su vientre lo que nos hace crecer.

    • Lleva la semilla y el germen del futuro, y la esperanza que MH tanto ansíó.

    • El vientre y la Tierra Madre se fusionan: <<Madre España>>.

      • Nos hace a todos hermanos en la lucha por un ideal.

      • Se identifica con:

        • La sangre que es capaz de revivir a sus muertos en las elegías de Sijé y Lorca.

        • En Cancionero y romancero de ausencias, el vientre será consuelo y refugio de los afligidos.

  • La lluvia.

    • Representada como la amada.

    • Es esperanza y fecundidad.

  • El rayo.

    • Es amor descarnado, fatalidad, dolor.

  • La sangre.

    • Representa la paradoja de la vida y del dolor.

    • Sin ella se muere y por ella se mata.

    • Es la fuerza que mana del pueblo, es la hermandad.

La expresión de la muerte comienza a intuirse en El rayo que no cesa:

  • A través de imágenes que manifiestan la experiencia existencial de la que habla la poesía impura, a la que el poeta se suma.

  • El poemario deja constancia de:

    • La ruptura con una cosmovisión religiosa que lo arranca de sus raíces

    • La experiencia de muerte de Ramón Sijé.

      • Su elegía supone la honda expresión de la pérdida de quien fue su mentor.

La muerte se hace sentir a partir del ciclo bélico, con Viento del pueblo, tras el estallido de la guerra. Aparecen el miedo, la inseguridad y el dolor.

Los muertos se consagran como una única familia. Dan fuerza a los vivos, son la esencia del pueblo.


En Cancionero y romancero de ausencias:

  • Conoce la vida de la cárcel, cae gravemente enfermo y vive en la más absoluta soledad. Ahora canta a la agonía, a la tristeza de las armas y los hombres.

  • Los muertos sienten a pesar de estar vivos.

  • Los niños mueren de hambre, frío, enfermedad, sin descansar en paz.

  • Los huesos representan la muerte, y aparecen como símbolo de la esencia del amor en el ser humano.

No obstante, se cierra el ciclo de vida y muerte, volviendo al amor, porque no hay salvación si no se ama. Por encima de todas las calamidades quedan el amor y la libertad.

Vida, amor y muerte, las heridas del poeta, cierran el círculo en su cancionero final para hacerlo inmortal.


Entradas relacionadas: