Veto suspensivo de la constitución de 1837

Enviado por Chuletator online y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 7,78 KB

 
La Primera Restauración (1874-1902) Constitución de 1876 

Resumen.- El texto recoge la fórmula inicial y una selección de artículos de la Constitución de 1876, la de más larga vigencia hasta el Momento de la Historia de España (de 1876 a 1931). Y ello en parte porque es una constitución corta (noventa artículos) y, por Tanto, flexible, con sentido práctico, que deja a regulaciones posteriores aspectos como los derechos y libertades o el sufragio (art.
28); al tiempo, supone una vuelta a principios de la Constitución de 1845, como la soberanía compartida (art. 18) o la Preeminencia de la religión católica (art. 11)…

Términos.- POR LA GRACIA DE Dios, REY CONSTITUCIONAL DE ESPAÑA. La Constitución da al “Rey constitucional”, a la Corona, una Legitimidad por encima de la propia Constitución, atribuyéndola a la voluntad divina y, por tanto, no sujeta a la soberanía nacional. Se justifica en la tradición, o existencia de una ´”constitución histórica” o constitución “interna” independiente del texto Constitucional que asume esa circunstancia. Además el “rey legítimo” es Alfonso XII de Borbón (art. 59… no cabe otra dinastía, no Se puede repetir lo de Saboyá)… CUERPOS COLEGISLADORES. Son el Congreso de los Diputados y el Senado, en esta C. Con idénticas facultades (bicameralismo “perfecto”), pero de los cuales sólo el primero salía del sufragio. Como ambas cámaras tenían derecho de veto (además del Rey), la composición conservadora del Senado contrarrestaría cualquier veleidad del Congreso fuera del marco del Liberalismo doctrinario que inspiraba el sistema político de la Restauración. MANTENER EL CULTO Y SUS MINISTROS. Como en las constituciones anteriores, el Estado se obliga a correr con los gastos Del culto y del clero, pero se opta en el artículo 11 por una solución intermedia (y ambigua) entre la libertad de cultos de la C.69 y La religión única de la C.45, religión oficial como en ésta; sin embargo, a diferencia de la C.45, se permite la práctica privada de Otras religiones. En todo caso, la ambigüedad sobre la religión no contentó ni al clero ni a los liberales. SENADORES POR DERECHO PROPIO. Ver art. 21: hijos del rey, grandes de España, altos cargos de la Iglesia, del Ejército, del Poder Judicial… SENADORES VITALICIOS. Nombrados por el Rey para toda su vida, debían reunir unos requisitos profesionales y de renta. Formaban la mitad de la cámara junto con los senadores por derecho propio (hijos del rey, grandes de España, altos cargos de la Iglesia, del Ejército, del Poder Judicial… La otra mitad de los senadores eran de elección indirecta, con lo cual también defendían Intereses particulares o de grupos de poder. Como consecuencia, y dado que el Senado tenía las mismas facultades que el Congreso, se aseguraba el control del poder legislativo por la Corona (que tenía además derecho de veto absoluto) y la oligarquía. 

Autores e ideología El texto constitucional es, como el de 1845, fruto del liberalismo doctrinario, cuyo discurso (elaborado en la primera mitad del XIX) justificaba la adecuación del sistema político liberal a los intereses de la clase dominante. Promovida por el conservador Cánovas del Castillo, se asentaba en los valores históricos tradicionales (monarquía de derecho divino, religión, propiedad). El Anteproyecto, redactado por Alonso Martínez, fue debatido y aprobado por unas Cortes constituyentes votadas todavía por Sufragio universal y de mayoría “canovista”. Se inspira en el modelo británico, cuya estabilidad y bipartidismo era del agrado de Cánovas, quien pretendía con sentido práctico Facilitar el turno pacífico de los dos partidos de la burguésía dominante (o dinásticos) y, por medio del “pacto constitucional”, frenar Los avances “desestabilizadores” del movimiento obrero y los movimientos regionalistas y nacionalistas emergentes, a la vez que Devolver el poder político a la oligarquía que lo había visto mermado durante el Sexenio. Para facilitar el juego político de los dos partidos dinásticos y sus programas, la C 76 es corta, abierta y flexible (como ocurría en Todas las impulsadas por los moderados –Estatuto Real, C. 1845) y la progresista de 1837, derivando a leyes de menor rango la Concreción de muchos de los aspectos del marco legal [revisar tabla de síntesis de las Constituciones, e incorporar las de 1931 y 1978]… 4 de 5 El sujeto de la soberanía, como en la C 45 de la que esta C es heredera, vuelve a ser Rey y Cortes (soberanía compartida, Negando por tanto la soberanía nacional). De hecho, el poder de la Corona resulta reforzado, no sólo por su carácter sagrado e Inviolable (también no responsable) sino por ostentar el poder ejecutivo (art. 50, con designación de ministros) sino por su derecho De veto absoluto (en la C 12 era suspensivo) sobre las Cortes (como en las tradicionales), pudiendo además convocarlas, Suspenderlas y disolverlas sin contar con el gobierno (la relación entre poderes indica que la C 76 no reconoce la separación). El tipo de sufragio no se especifica, quedando abierto a la regulación posterior. De hecho, en 1878 se restablece el sufragio Censitario (el preferido por el liberalismo doctrinario), restringíéndolo a propietarios y “capacidades” (personas con título Académico). En 1890 se reconocería de nuevo el sufragio universal masculino para mayores de 25 años. Los derechos y libertades están reconocidos teóricamente, aunque en la práctica fueron limitados o aplazados (durante los Gobiernos de Cánovas). De nuevo la religión católica es declarada religión oficial del Estado, lo que implicaba un recorte de la libertad religiosa; se Toleraban otros cultos, con limitaciones (art. 11). Finalmente, el art. 75 establece la unidad de códigos, en la línea del liberalismo de todo el siglo, suprimiendo los derechos civiles Forales del País Vasco. En los años siguientes se aprobaron las leyes que daban cuerpo al único fuero para todos los españoles En los juicios comunes, civiles y criminales (Leyes de Enjuiciamiento Civil, 1881, y Criminal, 1882, Código de Comercio, 1885, y Código Civil, 1889), leyes subsistentes al menos en parte.… Contexto.- Fin del Sexenio Democrático con el pronunciamiento de Martínez Campos (dic. 1874) y restauración borbónica, Restauración que Durará hasta la proclamación de la Segunda República en 1931… - El nuevo sistema se asienta en la Constitución de 1876, que facilita el bipartidismo y el turno entre los partidos dinásticos [págs. 199 y 201 del libro], subordinando el ejército al poder civil.
-En la práctica, el turno político se hace mediante el falseamiento electoral y el caciquismo [págs. 234-235]. -Las prácticas electorales fraudulentas aseguran la pervivencia del “pacto constitucional” (Pacto del Pardo, 1885, a la muerte de Alfonso XII) entre las facciones de la oligarquía [Cánovas-Sagasta] incluso después del Desastre del 98, con la larga crisis del Sistema de la Restauración marcada por la necesidad de proceder a reformas políticas y sociales del país (1898-1931, desde el Turno Maura-Canalejas hasta la abdicación de Alfonso XIII, pasando por la Dictadura de Primo de Rivera). -Asimismo mantienen en minoría o fuera del sistema a las demás fuerzas políticas, desde el integrismo católico (carlismo) hasta el PSOE (no logra la primera acta de diputado hasta 1910) y el anarcosindicalismo, pasando por el republicanismo y los Nacionalismos y regionalismos emergentes (Uníó Catalanista y Lliga Regionalista en Cataluña, PNV, etc.) 

Entradas relacionadas: