Variedades del castellano

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Español

Escrito el en español con un tamaño de 5,72 KB

 

Lengua 3. Variedades geográficas del español: los dialectos del castellano


El castellano no se habla igual en todas las áreas geográficas de su dominio.  Estas diferencias, que no dificultan la comunicación, son las peculiaridades lingüísticas de cada comunidad lingüística, cuando se consolidan y generalizan en una determinada área geográfica surgen los dialectos. ->
En el español se distinguen dos grandes variedades:

1. El español septentrional es la variedad que se habla en el centro y el norte

2. El español meridional: Andaluz, canario, extremeño y murciano

ANDALUZ

Se extiende por toda la Comunidad de Andalucía, Gibraltar, Ceuta y Melilla. El castellano llega a la regíón andaluza durante el Siglo XIII, cuando el reino de Castilla inicia la reconquista de los territorios andaluces. El proceso de implantación no terminará hasta 1492, año en que Granada entra a formar parte del reino de Castilla.

El andaluz empieza a gestarse en el Siglo XIII, e irá consolidando sus diferencias respecto al castellano septentrional a lo largo de los siglos siguientes, hasta que en los siglos XVII y XVIII quedará configurado tal y como lo conocemos en la actualidad.

Rasgos lingüísticos:


- Seseo y ceceo: zapato /sapato/ ; cosa /kóza/

- Aspiración de la consonante -s al final de sílaba o palabra. Este rasgo se exportó al canario y al español de América. Puede llegar a alterar la pronunciación de la consonante siguiente: las botas /labbótas/.

- Empleo de los pronombres personales átonos (le, la, lo) frente al laísmo, leísmo o loísmo castellanos.

- Desaparición del pronombre de segunda persona plural (vosotros) sustituido por ustedes

CANARIO

Comparte sus rasgos lingüísticos con las otras variedades meridionales y con el español de América. La lengua hablada por los nativos, el guanche, desaparecíó con la llegada del castellano en el Siglo XV. La castellanización del archipiélago fue llevada a cabo por pobladores de origen andaluz, lo que explica las semejanzas del canario con las variedades meridionales, por lo que a estos rasgos hay que añadir:

- Presencia de palabras procedentes del guanche

- Personalización frecuente del verbo haber:
Habían veinticinco alumnos.

- Utilización del pretérito perfecto simple en vez del compuesto: ¿Te caíste, mi niño?

EXTREMEÑO

Variedad de tránsito entre el castellano y el andaluz, con influencias del catalán del leónés. Su origen se relaciona con su localización geográfica y con el desarrollo de ciertos acontecimientos históricos. Después de la Reconquista, las tierras extremeñas fueron ocupadas por pobladores de origen castellano y leónés. Durante el Siglo XVI, Extremadura recibirá la influencia desde Sevilla, desde donde le llegarán los rasgos del andaluz. Rasgos:

- Aspiración de la –s al final de palabra o sílaba

- Presencia de las vocales i, u en vez de e, o:
nochi, solu

- Pérdida de –d- intervocálica. He comío

- Diminutivos en –ino, -ina

MURCIANO

Variedad de tránsito entre el castellano y el andaluz, aunque con influencias del catalán y del antiguo dialecto Aragónés. Como en el caso del extremeño, su situación lingüística aparece determinada por sus circunstancias históricas. La reconquista de las tierras murcianas es el resultado de la colaboración entre el rey de Castilla Alfonso X y el rey de Aragón Jaime I. La presencia aragonesa en la repoblación de las tierras conquistadas explica la influencia lingüística del antiguo dialecto Aragónés en el castellano de estas tierras.

- Conservación de las consonantes sordas intervocálicas: acachar por agachar.

- Confusión de r/l:
alta/arta,

- Pérdida de –b-
Y –
d- intervocálicas: piazo (pedazo), bandá  (bandada)

- Diminutivo en –ico: pajarico

DIALECTOS HISTÓRICOS

Son variedades derivadas directamente del latín y simultáneas del castellano primitivo que no se convirtieron el lenguas propiamente dichas, sino que fueron absorbidas por la influencia castellana. Son básicamente dos:

Asturleonés


Surgido en el antiguo Reino de León y del que hoy perviven algunos rasgos fónicos y morfológicos de carácter arcaizante, distribuidos en Asturias, centro y oeste de Cantabria, León y Zamora. En la actualidad, la Academia de la Llingua Asturiana reconoce el bable y fomenta su uso en la enseñanza y en ciertos ámbitos públicos.

- Mantenimiento de f- inicial

- Diminutivos en –ín/ -ina

- -e, -o finales cierran en u, i: vasu 

Aragónés o fabla aragonesa:


fue junto al catalán la lengua de la Corte de la Corona de Aragón hasta Fernando el Católico. Se conserva en algunos valles pirenaicos aunque entidades como el Consello d’a Fabla Aragonesa abogan en ciertos ámbitos públicos. El resto de Aragón emplea un castellano vulgar con rasgos de Aragónés arcaico: el baturro.
El Aragónés medieval debíó tener rasgos comunes con el leónés, adquiridos probablemente en época visigoda.

- Conservación de f- inicial: fablar

- Permanencia de –d- intervocálica: viedes, paradiso.

- El grupo ct-
evoluciona a –it:
directam> dreita

Entradas relacionadas: