Variedades del castellano

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Español

Escrito el en español con un tamaño de 11,88 KB

 

Los dialectos del castellano  Las variedades del español


Las lenguas históricas son consideradas diasistemas, se dan cita en una misma lengua como entidad histórica varios sistemas correspondientes a coordenadas diferentes:-El tiempo: que distingue el desarrollo diacrónico de una lengua o sus distintas etapas consideradas sincrónicamente, es decir, en su época. -El lugar: que distingue los dialectos de una lengua en función de la variación geográfica. -El nivel social y cultural: que distingue variedades diastráticas en función de las diferencias sociales en una colectividad. -El nivel individual: que distingue la capacidad de una persona de cambiar de registro o estilo según el uso y las circunstancias lo exijan.  El concepto de dialecto, hace referencia tanto a la variación diacrónica como diatópica, podemos denominar dialecto a una variedad lingüística que provenga de otra o según la variación por el lugar o regíón. Por tanto un dialecto es la manera peculiar que se tiene de hablar una lengua en un determinado territorio. No existen criterios universalmente aceptados para distinguir las lenguas de los dialectos, aunque existen parámetros. Se distinguen las lenguas de los dialectos según los siguientes criterios: -El reconocimiento propio y ajeno, la diferenciación con otras lenguas vecinas, la existencia de una normativa, el uso normalizado: en todos los ámbitos y niveles sociales, la posesión de una literatura de prestigio. En el castellano, se distingue entre dialectos históricos los que fueron dialectos del latín y dialectos propios son los que provienen directamente del castellano en su proceso de colonización histórica..

La Reconquista: núcleos políticos y lingüísticos

Los dialectos peninsulares surgen en relación con los distintos núcleos de la Reconquista: el reino asturleonés constituyó el primer núcleo de resistencia y de él surgieron tres dialectos del latín: gallego, asturleonés y castellano. En los Pirineos, el reino de Navarra forma posteriormente el reino de Aragón y da lugar al dialecto Aragónés, también surgido del latín. Cataluña, unida en principio a Francia, se independiza y surge el dialecto catalán. Junto a estos dialectos, los cristianos que vivían en territorio árabe hablaban el mozárabe. Algunos de estos primitivos dialectos del latín se convirtieron, con el paso del tiempo en lenguas: castellano o español, gallego y catalán. El asturleonés y el Aragónés son dialectos históricos del latín. 

Las Lenguas romances

A medida que avanzaba la Reconquista, el castellano fue extendíéndose hacia el sur de la Península y hacia los territorios donde se hablaba el asturleonés y el navarroaragonés, el castellano pasó de ser solo una lengua oral y familiar a tener el prestigio suficiente para convertirse en vehículo de expresión de los textos literarios, históricos, científicos y jurídicos. El gallego y el catalán adquirieron gran prestigio literario.

Las variedades geográficas del español o dialectos históricos

 
los dialectos históricos, que son el asturleonés y el navarroaragonés, nacieron de la evolución del latín en las zonas peninsulares correspondientes a los reinos de León y de Aragón resp. No son dialectos del castellano, sino del latín. Se los denomina históricos porque, por el empuje del castellano, estos quedaron relegados a sus territorios y no evolucionaron a lenguas como el castellano. El asturleonés es un dialecto que se conserva actualmente en Asturias en el norte y oeste de León y Zamora. Algunos de sus rasgos lingüísticos son: Conservación de la f- inicial latina, la l- inicial se hace ll y la n- inicial palatalizó en ñ, los grupos latinos, pl-, cl- y fl- evolucionaron a ch-,
artículo + posesivo, El navarroaragonés  sufríó la imposición del castellano como lengua de cultura. Hoy permanecen los rasgos de esta variedad en las zonas rurales del norte de Aragó, muchos de sus rasgos se deben al contacto con la lengua catalana. Rasgos: -Conservación de la f- inicial, conservación de -p-, -t-, -k- intervocálicas, diminutivo en -
ico, x
onservación de los grupos pl-, cl-, fl.

Las variedades dialectales del español:

Los dialectos meridionales: variedades que surgieron, a partir del Siglo XVI, en la mitad sur de la Península y en Canarias. Los dialectos meridionales son cuatro: el extremeño, el andaluz, el murciano y el canario. Rasgos lingüísticos comunes:
-Pérdida de la d intervocálica, confusión r y l al final de sílaba, aspiración de sfinal de sílaba, aspiración de h inicial, supresión de sonidos y sílabas finales.

El extremeño:

el castellano se introdujo en Extremadura con la ocupación de estas tierras por caballeros leoneses y castellanos, por lo que tiene rasgos con el leones pero también con el andaluz. Con el leónés comparte los siguientes rasgos: conservación del grupo -mb, preferencia de los diminutivos en -ín e -ino, el cierre de las vocales finales: i por e, u por o. Rasgos comunes con el andaluz: La confusión de -r y -l en final de sílaba, La pérdida de -d- intervocálica, la aspiración de h- inicial.
Otros rasgos son la conservación de la -e tras r, d, z,la pérdida de -e en la 3.ª persona del singular del presente y la conservación de dialectalismos léxicos.

El andaluz

  El castellano se generalizo al conquistarse el reino de Granada.  Tiene abundancia del léxico procedente del árabe. Rasgos: seseo, en algunas zonas el ceceo,pérdida de la -d- intervocálica o -r, confusión de -r y -l en posición final de sílaba, articulación relajada de la ch, pérdida de la -s al final de palabra, aspiración de la h- inicial, aspiración de la g y la j,
9. Se suelen distinguir dos zonas: la occidental caracterizada por el emplear la forma de tratamiento ustedes: ustedes tenéis; y la oriental (Jaén, Granada y Almería), donde se prefiere el uso de vosotros: vosotros tenéis.
10. Dialectalismos léxicos: chícharo (guisante), chumbera (higuera), calesita (tiovivo).

4.1.3. El murciano
En el murciano (también denominado panocho) se encuentran carácterísticas castellanas, aragonesas, andaluzas y valencianas:
1. Al andaluz le debe la articulación relajada de las consonantes, caeza por cabeza. La presencia de sonidos nasales: muncho (mucho).
2. Pérdida de la -d- intervocálica: ha salío.
3. También le debe la aspiración de la -s en posición final de sílaba. La confusión de -r y -l en esa misma posición: calne por carne.
4. El seseo, sobre todo al final de sílaba: gaspacho por gazpacho, crus por cruz.
5. También es muy corriente el sufijo diminutivo más típico Aragónés: -ico: cansaíco.
6. Dialectalismos locales, como albercoque (albaricoque), corvilla (hoz), mindango (despreocupado).

4.1.4. El canario
El castellano se introdujo en Canarias muy tardíamente, en el Siglo XV, y parece ser que la repoblación de las islas fue dirigida desde Andalucía, por lo que el fondo tanto fonético como léxico de la variedad lingüística que se llevó allí debíó de tener muchos de los rasgos carácterísticos del andaluz. Entre los rasgos que identifican al canario sobresalen:
1. La aspiración de la h- inicial: jablar.
2. Confusión -r y -l al final de sílaba: talde (tarde). La aspiración de la -s final de sílaba: máh.
3. El yeísmo: aniyo, caye.
4. El seseo generalizado (nunca ceceo): cansión.
5. La pronunciación sonora de la ch casi como y: muyayo (muchacho). Diminutivo en -ito: viajecito.
6. Uso de ustedes en lugar de vosotros en todas las situaciones con 3.ª persona del plural: ustedes tienen (no ustedes tenéis).
7. Uso de haber en plural: Habían muchos niños.
8. Preferencia del pretérito perfecto simple (comiste) frente al compuesto (has comido).
9. Se han introducido gran cantidad de americanismos y de lusismos: papa (patata), guagua (autobús), garuja (llovizna), fechar (cerrar).
10. Dialectalismos léxicos: perenguén (lagarto), milara (especie de cuchara), cigarrón (saltamontes).

4.2 Las variedades septentrionales. Principales rasgos de las variedades septentrionales
El español actual muestra también variedades importantes en el norte de la Península: en la parte oriental, el español de La Rioja, Navarra y Aragón; en la parte occidental, las variedades del español en León, Zamora, Salamanca y, especialmente, en Asturias.
Estas variedades se deben en gran medida a la influencia de los dialectos medievales navarroaragonés y asturleonés, procedentes del latín. Muchos rasgos dialectales han penetrado en el castellano hablado en estas zonas.
4.2.1 Algunas de las carácterísticas del castellano de la parte oriental (La Rioja, Navarra y Aragón) son: Acentuación de las esdrújulas como llanas: pájaro (pájaro)
La confusión de la -r y -l en posición final: salil (salir)
Utilización de -ico como diminutivo: poquico.
Uso del condicional por el pretérito imperfecto de subjuntivo: Si llegarías pronto… (por: Si llegaras pronto). Restos de -f latina: fenojo (hinojo).
4.2.2 En la zona Occidental (Asturias, León, Zamora y Salamanca), el castellano presenta algunas particularidades: Los diminutivos en -ín, -ina: muchachín, pequeñina.
El empleo de verbos pronominales sin pronombre: ¿Marchas ya? (¿Te marchas ya?) El cierre de las vocales finales de la palabra: amigu (amigo).
La posposición del pronombre personal ¿Fuistete? (¿Te fuiste?).
4.3 El castellano hablado en las zonas bilingües
En este apartado se tratan las carácterísticas del castellano que se habla en zonas donde también se hablan las otras lenguas peninsulares. En este caso, influenciado por ellas, el castellano adopta alguna de sus carácterísticas.
El castellano hablado en Galicia se caracteriza por los siguientes rasgos:
? Entonación carácterística del gallego.
? Cierto tipo de seseo en la zona occidental.
? Tendencia a cerrar las vocales.
? Reducción de los grupos cultos consonánticos: retor manífico.
? Uso del diminutivo -iño.
? Uso de la forma de subjuntivo von valor de pretérito pluscuamperfecto: marchara por había marchado.
? Uso del verbo tener como haber en los tiempos compuestos.

El castellano hablado en Cataluña presenta los siguientes rasgos:
? Pronunciación de -l como velar.
? Plurales de en -es.
? Uso del artículo ante nombres propios.
? Pronunciación cerrada de la -d.

El castellano hablado en el País Vasco presenta estos rasgos:
? Seseo.
? Confusión en las formas verbales de las condicionales: Si habría llovido, se mojaría.
? Alteración en el orden de la oración Sujeto+Verbo.

Entradas relacionadas: