Valle-Inclán obras teatrales

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Lengua y literatura

Escrito el en español con un tamaño de 9,28 KB

 
  1. El teatro hasta la Guerra Civil:


Estaba condicionado por las posibilidades de representación y el gusto del público burgués, que no deseaba ni experimentación formal ni crítica social. Esto lleva a un teatro que da la espalda a movimientos renovadores, aunque sí muestra novedad en el abandono del melodramatismo del Romanticismo. En este nuevo teatro destaca la obra de Jacinto Benavente.

  1. Jacinto Benavente:


    Fracasó con su obra El nido ajeno, que analizaba el papel de la clase media. Esto le llevó a cambiar su fórmula teatral hacia un desarrollo de la trama donde el conflicto es inocente y de poca gravedad. El diálogo es natural, elegante e ingenioso. No obstante, su obra no está exenta de cierta crítica social disfrazada por una fina ironía que supo apreciar la Academia Sueca concedíéndole el Nobel. Su obra más conocida es Los intereses creados.
    1. Carlos Arniches:


      Compuso varios sainetes caracterizados por el reflejo de las costumbres madrileñas en los barrios populares. A partir de 1916 abraza la tragicomedia grotesca, donde abunda la caricatura de tinte trágico.

    2. Eduardo Marquina:

      En su obra histórica En Flandes se ha puesto el sol elabora un teatro modernista de corte conservador que evoca un pasado glorioso.

    3. Otros autores:

      Marginados de los escenarios por sus innovaciones formales, también hemos de mencionar al noventayochista Jacinto Grau y al vanguardista Ramón Gómez de la Serna.
  1. El teatro de la Generación del 98:


Los autores más renombrados de la Generación del 98:
AZORÍN, BAROJA, Unamuno y VALLE-INCLÁN. Destacan en el género narrativo, pero tanto Unamuno con obras como Fedra, como Valle-Inclán con los esperpentos escriben también obras dramáticas, siendo este último el más destacado e innovador. Reflejan los grandes temas que preocupaban a estos autores, sobre todo los problemas existenciales, como la lucha por la supervivencia o la fugacidad de la vida.
Apuestan por estructuras atípicas alejadas del Realismo tradicional.
Los personajes serán antihéroes marcados por su pesimismo enfrentados al absurdo de la existencia. El estilo de estos autores es, como en otros géneros, sobrio y antirretórico.

  1. El teatro de la Generación del 27:


Intentan encontrar un nuevo público llevando el teatro al pueblo gracias a las Misiones pedagógicas o a compañías como La Barraca, fundadas por García Lorca. Destacan estos autores:

  1. Alejandro Casona:


    En su obra se mezcla realidad y fantasía con un lenguaje sencillo y poco retórico. Su título más conocido es La dama del Alba.
    1. Max Aub:


      Su obra está llena de elementos vanguardistas y antirrealistas. Escrita en el exilio, destaca su tragedia San Juan, que narra la odisea de un grupo de emigrantes judíos escapando del nazismo a bordo de un buque al que no dejan atracar en ningún puerto.

4. Federico García Lorca:

  1. Biografía:


    Nacíó en Fuente Vaqueros (Granada). Estudió derecho, filosofía y música, pero también se interésó por el dibujo y la pintura. En la Residencia de estudiantes conocíó a Dalí, Buñuel, Juan Ramón Jiménez y otros miembros de la generación. Su estancia en Nueva York lo marcó profundamente. A su vuelta, fundó la Barraca, compañía de teatro itinerante que pretendía acercar a la España rural los grandes clásicos de nuestra escena. Fue fusilado en su Granada natal en el primer año de la Guerra Civil.
    1. Temática:


      Para Lorca, la muerte es un destino ineludible que frustra los impulsos del amor.
      Sus historias acaban generalmente en tragedia. A Lorca le atormentaba la imposibilidad de comprender el mundo, la soledad y la pasión que no se alcanza.

           El tema omnipresente en su teatro es el enfrentamiento entre el individuo y la autoridad, entre el deseo y el amor y el sometimiento a la tradición y el orden.

C) Etapas: En su obra se suelen distinguir dos etapas:

1ª)

La primera abarca desde 1921 a 1928 y en ella se perciben influencias del Modernismo y la tradición popular, aunque no renuncia a la influencia vanguardista en la creación de imágenes.

2ª)

Su segunda etapa comprende los años de Nueva York y el retorno a España.

D) Clasificación de sus obras:


Sus obras se clasifican en cuatro grupos: farsas de guiñol, dramas líricos (Mariana Pineda), piezas de corte surrealista (El paseo de Búster Keaton) y la trilogía rural, que contiene sus obras más importantes.

      Esta consta de Bodas de sangre, Yerma y La casa de Bernarda Alba. Las tres nacen de un conflicto de índole sexual, tienen a mujeres como protagonistas, se ambientan en el campo andaluz y son de desenlace trágico. La primera narra la historia de un matrimonio frustrado y una huida posterior de la novia y su amante, que termina en muerte. La segunda retrata el drama de una mujer estéril. Finalmente, La casa de Bernarda Alba, historia de una tiránica mujer que mantiene a sus hijas prisioneras en su casa, es su obra más reconocida. Destaca por reflejar las grandes obsesiones del autor con un lenguaje poético de gran altura.

  1. Ramón María del Valle- Inclán:


    1. Introducción:


      Su audaz originalidad, sus planteamientos radicales, la riqueza de su lenguaje y lo diferente de sus temas condenaron a sus obras a ser "teatro para leer" y solo recientemente se han comenzado a estrenar; creando, eso sí, montajes memorables. Nacíó en Villanueva de Arosa, pero se asentó en Madrid, donde fue conocido por sus excentricidades. Perdíó el brazo izquierdo por una riña con un compañero de la Generación del 98. Fue encarcelado por su oposición a Primo de Rivera. Después de su liberación fue nombrado director de la Academia española de Roma. Muere en 1936.
  1. Los ciclos del autor de acuerdo con sus tipos de obras y sus etapas:



  2. Ciclo modernista:

    Abrazó el Modernismo más decadente en sus inicios, como se observa en sus novelas, las Sonatas y en la obra El Marqués de Bradomín, que comparte protagonista con las anteriores.

  3. Ciclo mítico:

    Destaca su trilogía de las Comedias bárbaras, que retratan personajes primarios a la par que grandiosos en una Galicia de carácterísticas casi feudales; a la vez mítica y épica.

  4. Las farsas:

    Compuestas al mismo tiempo que el ciclo mítico, lo grotesco y la caricatura ridiculizan a los personajes.

  5. El ciclo esperpéntico:

    Adelantado ya por las farsas, el esperpento es una perspectiva ante el mundo más que un género literario. Se trata de una deformación y distorsión sistemáticas de la realidad que busca presentarnos la imagen real de dicha realidad, oculta en principio por la apariencia.

Luces de Bohemia: La primera versión de Luces de Bohemia, su obra más célebre, inaugura este ciclo. La crítica social, despiadada y sarcástica, adscribe al autor a la Generación del 98. Narra la última noche del poeta en desgracia Max Estrella, inspirado en su amigo Alejandro Sawa. Acompañado de su lazarillo, don Latino de Hispalis, Max recorre un Madrid absurdo, brillante y mísero a la vez. Al final, desesperanzado, el protagonista se deja morir y su mujer e hija se suicidan.

Carácterísticas del esperpento


En el esperpento, los personajes son seres grotescos en un mundo grotesco, marionetas ridículas y de pesadilla. Destaca el uso constante de contrastes entre lo doloroso y lo jocoso, lo trágico y lo cómico, etc. El lenguaje está cuidadosamente elaborado y muestra el personal estilo del autor, mezclando el habla popular con un lenguaje literario en ocasiones herméticos. Las acotaciones tienen valor estilístico por sí mismas, sin ser nunca meras anotaciones.

  1. Conclusión:


    El valor literario del esperpento está en la ruptura que, paralela a las Vanguardias, representa frente a la tradición. Su entronque con el expresionismo europeo y su nexo con el teatro del absurdo nos presenta a Valle como precursor y guía del moderno teatro crítico.

Entradas relacionadas: