El turno pacifico de los partidos

Enviado por Chuletator online y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 4,56 KB

 

1) EL ESTABLECIMIENTO DE Alfonso XII COMO REY Y EL FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA CANOVISTA; LA RESTAURACIÓN EN Castilla LA MANCHA

Tras el fallido intento de instaurar un régimen democrático durante el Sexenio, se instauró la monarquía borbónica La restauración duró más de 50 años (1874-1931) terminando con la proclamación de la II República y con una parada en 1898, año de la pérdida de las últimas colonias españolas (Cuba, Puerto Rico y Filipinas), lo que llevó a la Restauración a una gran crisis política y moral (“el desastre”).

Este período comprende los reinados de Alfonso XII, la regencia de Mª Cristina de Habsburgo y Alfonso XIII, el régimen político de la restauración nunca llegó a ser plenamente democrático

Con el paso del tiempo, los dos partidos hegemónicos, ambos liberales, el liberal conservador y el liberal fusionista se fueron descomponiendo y no fueron capaces de dar entrada a fuerzas como el obrerismo , el republicanismo: posibilistas, Castelar, progresistas, Zorrilla, unitarios: Salmerón y federales, Pi y Margall, nacionalistas: catalanes y vascos y ultra católicos: carlistas, integristas y uníón católica

1. Un nuevo sistema político

El pronunciamiento de Martínez Campos, en 1874, significó la proclamación de Alfonso XII como rey de España (restauración de la monarquía). Ésta sería aceptada por la mayoría de los españoles.

La restauración, preparada por el político Cánovas del Castillo, pretendía establecer en España un régimen constitucional, pero respetando la tradición española (monarquía y religión católica)

Cánovas tenía dos objetivos:

− Elaborar una constitución, que vertebrase un sistema político basado en el bipartidismo.

− Y pacificar el país (poner fin a la guerra de Cuba y al conflicto carlista).

2. La constitución de 1876

Tendría una gran duración, pues llega hasta la Dictadura de Primo de Rivera 1923,

- La monarquía, “La potestad de hacer las leyes reside en las Cortes con el rey”.

- El monarca tiene la potestad de nombrar al jefe de gobierno

- Las Cortes bicamerales: Senado y Congreso

- Importancia del diálogo entre los partidos, hay que ponerse de acuerdo con lo que tienen en común.

− Amplia declaración de derechos (de propiedad, de libertad de reuníón, de expresión)

− Respecto al derecho al voto, salvo la excepción inicial comentada anteriormente, será censitario y, a partir del 1890, universal

- Al final la Constitución establecíó un Estado confesional, permitíó el ejercicio privado de otras religiones.

3. Bipartidismo y turno pacífico

Cánovas introdujo un sistema de gobierno basado en el bipartidismo y en la alternancia en el poder de los dos grandes partidos, conservador y el liberal, que renunciaban a los pronunciamientos para acceder al gobierno, se aceptaba el turno pacífico de partidos, lo que aseguraría la estabilidad institucional y pondría fin a la intervención del ejército en la vida política. El ejército quedó subordinado al poder civil, en contrapartida se les otorgaba de cierta autonomía para sus asuntos y se les daba un presupuesto.

Ambos partidos defendían la monarquía, la Constitución, la propiedad privada y la consolidación del Estado liberal, unitario y centralista. Ambos eran partidos de minorías, de notables, que contaban con periódicos, centros y comités distribuidos por el territorio español

El Partido, Conservador, de Antonio Cánovas del Castillo, y aglutinó a los sectores más conservadores y tradicionales de la sociedad: liberales moderados, unionistas y parte de los progresistas. Partido Liberal, tenía como principal dirigente a Práxedes Mateo Sagasta y reuníó a antiguos progresistas, unionistas, demócratas y ex republicanos moderados.

En cuanto a su actuación política, las diferencias entre los partidos eran mínimas. Los conservadores se mostraban más proclives al inmovilismo político y a la defensa de la Iglesia y del orden social, mientras los liberales estaban más inclinados a un reformismo de carácter más progresista y un cierto laicismo.

Para el ejercicio del gobierno se contemplaba el turno pacífico o alternancia regular en el poder entre las dos grandes opciones dinásticas,

El fraude en los resultados y los mecanismos caciquiles aseguraban que estas elecciones fuesen siempre favorables al gobierno que las convocaba.

Entradas relacionadas: