Trastorno emocional

Enviado por Chuletator online y clasificado en Psicología y Sociología

Escrito el en español con un tamaño de 11,87 KB

 
TRASTORNOS SOMATOMORFOS  Consideraciones En la práctica médica el clínico se encontrará frecuentemente con un grupo de pacientes Portadores de múltiples síntomas (desde simples dolores o molestias hasta síntomas que Recuerdan graves alteraciones neurológicas) en que la exploración médica no podrá Determinar causa orgánica de sus molestias. Muchos de estos pacientes verán afectada importantemente su vida, consultando Reiteradamente a servicios de salud donde, lamentablemente, no pocos serán estigmatizados y Mal atendidos. Los trastornos somatomorfos incluyen un grupo de condiciones en que las funciones o Sensaciones corporales no son explicables ni por hallazgos anatómicos ni de laboratorio, y Donde la base de la sintomatología estaría influenciada por una alteración mental.  F45 TRASTORNOS SOMATOMORFOS – CIE 10 F45 Trastornos somatomorfos F45.0 Trastorno de somatización F45.1 Trastorno somatomorfo indiferenciado F45.2 Trastorno hipocondríaco F45.3 Disfunción vegetativa somatomorfa F45.30 Del corazón y sistema cardiovascular F45.31 Del tracto gastrointestinal alto F45.32 Del tracto gastrointestinal bajo F45.33 Del sistema respiratorio F45.34 Del sistema urogenital F45.38 De otros órganos o sistemas F45.4 Trastorno de dolor persistente somatomorfo F45.8 Otros trastornos somatomorfos F45.9 Trastorno somatomorfo sin especificación  F45 TRASTORNOS SOMATOMORFOS El rasgo principal de estos trastornos es la presentación reiterada de síntomas somáticos Acompañados de demandas persistentes de exploraciones clínicas, a pesar de repetidos Resultados negativos de exploraciones clínicas y de continuas garantías de los médicos de que Los síntomas no tienen una justificación somática. Aún en los casos en los que realmente estuvieran presentes trastornos somáticos, éstos no Explican la naturaleza e intensidad de los síntomas, ni el malestar y la preocupación que Manifiesta el enfermo. Incluso cuando el comienzo y la evolución de los síntomas guarda una Apuntes Psiquiatría y Salud Mental – Terapia Ocupacional T.O. Germán Cortés Estay 2 | P á g i n a Estrecha relación con acontecimientos biográficos desagradables, o con dificultades o Conflictos, el enfermo suele resistirse a los intentos de someter a discusión la posibilidad de Que las molestias tengan un origen psicológico, lo que puede incluso suceder aún estando Presentes síntomas depresivos y ansiosos evidentes. El grado de comprensión sobre los síntomas, ya sean somáticos o psicológicos, es con Frecuencia insuficiente y frustrante, tanto para el enfermo como para el médico. En estos Trastornos aparece con frecuencia un comportamiento de demanda de atención (histriónico), En particular en enfermos resentidos por su fracaso a la hora de convencer a los médicos de Que su enfermedad es de naturaleza fundamentalmente somática y de la necesidad de realizar ExáMenes o exploraciones adicionales.  F45.0 Trastorno de somatización El rasgo más destacado de este trastorno es la existencia de síntomas somáticos múltiples, Recurrentes y, con frecuencia, variables, que por lo general han estado presentes durante Varios años antes de que el enfermo haya sido remitido al psiquiatra. La mayoría de los enfermos han seguido un largo y prolongado camino a través de servicios de Medicina primaria y especializados en los que se han llevado a cabo múltiples exploraciones Con resultados negativos o intervenciones infructuosas. Los síntomas pueden afectar a cualquier parte o sistema corporales, pero los más frecuentes Son molestias gastrointestinales (dolor, meteorismo, regurgitación, vómitos, náuseas, etc.) y Dérmicas (prurito, quemazón, hormigueo, entumecimiento, comezón, dolorimiento, Enrojecimiento, etc.). Las quejas sexuales y menstruales son también frecuentes. En muchas ocasiones están presentes síntomas depresivos o ansiosos, tan importantes que Pueden justificar un tratamiento específico. El curso del trastorno es crónico y fluctuante y suele acompañarse de interferencias duraderas De la actividad social, interpersonal y familiar. En algunos países el trastorno es mucho más frecuente en mujeres que en varones, y por lo General comienza al principio de la edad adulta. Como consecuencia de los frecuentes tratamientos medicamentosos, suele presentarse Dependencia o abuso de fármacos (habitualmente sedantes y analgésicos).  Pautas para el diagnóstico Para un diagnóstico preciso es necesaria la presencia de todos los requisitos siguientes: A) síntomas somáticos múltiples y variables para los que no se ha encontrado una adecuada Explicación somática que han persistido al menos durante dos años Apuntes Psiquiatría y Salud Mental – Terapia Ocupacional T.O. Germán Cortés Estay 3 | P á g i n a B) la negativa persistente a aceptar las explicaciones o garantías reiteradas de médicos Diferentes de que no existe una explicación somática para los síntomas y C) cierto grado de deterioro del comportamiento social y familiar, atribuible a la naturaleza de Los síntomas y al comportamiento consecuente.  F45.1 Trastorno somatomorfo indiferenciado Esta categoría debe ser tenida en cuenta cuando las quejas somáticas sean múltiples, variables Y persistentes, pero todavía no esté presente el cuadro clínico completo y carácterístico del Trastorno de somatización. Por ejemplo pueden faltar la forma insistente y dramática de Quejarse, los síntomas pueden ser relativamente escasos o faltar el comportamiento individual O familiar carácterísticos. Puede o no haber motivos para sospechar la existencia de un motivo Psicológico, pero no debe existir una base somática que justifique los síntomas en los que se Basa el diagnóstico psiquiátrico. Si existe la posibilidad clara de un trastorno somático Subyacente, o si la evaluación psiquiátrica no es completa en el momento de llevar a cabo la Codificación del diagnóstico, debe recurrirse a otras las categorías diagnósticas.  F45.2 Trastorno hipocondríaco La carácterística esencial de este trastorno es la preocupación persistente de la posibilidad de Tener una, o más enfermedades somáticas graves progresivas, puesta de manifiesto por la Presencia de quejas somáticas persistentes o por preocupaciones persistentes sobre el aspecto Físico. Con frecuencia el enfermo valora sensaciones y fenómenos normales o frecuentes como Excepcionales y molestos, centrando su atención, casi siempre sólo sobre uno o dos órganos o Sistemas del cuerpo. El enfermo puede referirse por su nombre al trastorno somático o a la deformidad, pero aun Cuando sea así, el grado de convicción sobre su presencia y el énfasis que se pone sobre un Trastorno u otro suele variar de una consulta a otra. Por lo general, el enfermo puede tener en cuenta la posibilidad de que puedan existir otros Trastornos somáticos adicionales además de aquél que él mismo destaca. Suelen estar presentes ansiedad y depresión intensas, lo que puede justificar diagnósticos Adicionales. Estos trastornos rara vez comienzan después de los 50 años de edad y tanto el curso de los Síntomas como el de la incapacidad consecuente son por lo general crónicos aunque con Oscilaciones en su intensidad. No deben estar presentes ideas delirantes persistentes sobre la función o la forma del cuerpo. Deben clasificarse aquí los miedos a la aparición de una o más enfermedades (nosofobia). Apuntes Psiquiatría y Salud Mental – Terapia Ocupacional T.O. Germán Cortés Estay 4 | P á g i n a Este síndrome se presenta tanto en varones como en mujeres y no se acompaña de Carácterísticas familiares especiales (en contraste con el trastorno de somatización). Muchos enfermos, en especial los que padecen las variedades más leves de la enfermedad, Permanecen en el ámbito de la asistencia primaria o son atendidos por especialistas no Psiquiatras. Frecuentemente se toma a mal el ser referido al psiquiatra, a menos que se lleve a cabo al Comienzo del trastorno y con una colaboración cuidadosa entre el médico y el psiquiatra. El grado de incapacidad que deriva del trastorno es variable, y así mientras que unos enfermos Dominan o manipulan a su familia y a su entorno social a través de sus síntomas, una minoría Mantiene un comportamiento social virtualmente normal.  Pautas para el diagnóstico Para poder hacer un diagnóstico preciso, es necesario la presencia de: A) creencia persistente de la presencia de al menos una enfermedad somática grave, que Subyacen al síntoma o síntomas presentes, aun cuando exploraciones y exáMenes repetidos No hayan conseguido encontrar una explicación somática adecuada para los mismos o una Preocupación persistente sobre una deformidad supuesta y B) negativa insistente a aceptar las explicaciones y las garantías reiteradas de médicos Diferentes de que tras los síntomas no se esconde ninguna enfermedad somática.  F45.4 Trastorno de dolor somatomorfo persistente La queja predominante es la persistencia de un dolor intenso y penoso que no puede ser Explicado totalmente por un proceso fisiológico o un trastorno somático. El dolor se presenta con frecuencia en circunstancias que sugieren que el dolor está Relacionado con conflictos o problemas, o que da lugar a un aumento significativo del apoyo y La atención que recibe el enfermo, por parte del médico, de otras personas, pero no siempre Es así.  Trastorno de conversión El síntoma esencial de este trastorno es la presencia de síntomas somáticos o alteraciones Funcionales que afectan las funciones motoras o sensoriales. Los factores sociológicos están Asociados a la aparición de la sintomatología; no tienen causa médica ni son producidos en Forma voluntaria. Apuntes Psiquiatría y Salud Mental – Terapia Ocupacional T.O. Germán Cortés Estay 5 | P á g i n a El término conversión deriva de la hipótesis de que el síntoma somático representa la Resolución simbólica de un conflicto psicológico inconsciente, que alivia la ansiedad y permite Mantener el conflicto fuera de la conciencia (“ganancia primaria”). También el paciente puede Obtener una “ganancia secundaria” con el trastorno, tales como beneficios externos o evitar Responsabilidades y tareas peligrosas.  Trastorno dismórfico corporal Se caracteriza por la preocupación excesiva del individuo por algún defecto en su aspecto Físico, donde este es imaginario o no significativo. Esta entidad se conoce también como Dismorfofobia. Los síntomas más comunes se refieren a defectos imaginarios en la cara o en la cabeza, ej. Acné, arrugas, manchas, cicatrices, desproporción facial. También les preocupa el aspecto y Tamaño de su nariz, ojos, párpados, cejas, boca, orejas, dientes, mandíbulas. El motivo de preocupación puede ser también otra parte del cuerpo: pechos, nalgas, abdomen, Piernas o todo el cuerpo. La mayoría de los sujetos experimentan un malestar genuino en Relación con el supuesto defecto y esto les preocupa en forma “dolorosa y/o torturante”, Pudiendo pasar horas pensando en su “defecto”, e incluso transformándose en el Pensamiento dominante de su vida. Estos pacientes se miran constantemente en el espejo, otros pueden tener comportamientos De limpieza y aseo excesivo. El objetivo es aliviar la ansiedad, pero a veces esta se exacerba. Otros más oscilan entre períodos de observación intensa y períodos de evitación (ej. Tapan los Espejos). Creen además que el resto habla y ríe de su defecto, llegando a veces a “esconderlo”. Los Pacientes buscan y reciben tratamientos médicos generales, odontológicos y quirúrgicos con el Fin de corregir su defecto, sin que esto los alivie. Es comprensible que se produzca un deterioro significativo de sus relaciones interpersonales Ya que tienden a evitar las situaciones sociales o laborales. Las personas con este trastorno Pueden llegar a un aislamiento social extremo, quedarse en sus casas, no trabajar, alejarse de Los amigos, tener conflictos conyugales. Incluso pueden presentarse ideas de muerte y

Entradas relacionadas: