Transición democrática / historia /

Enviado por Chuletator online y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 13,57 KB

 

El gobierno de Suárez articuló un proyecto de reforma política:se propónía realizar el paso a la democracia mediante un proceso de cambios políticos de acuerdo con la legalidad.

Se procedíó al desmantelamiento de las instituciones del régimen, fundamentalmente las Cortes, entrando en el proceso de transición democrática.

El gobierno trató de conseguir el apoyo de la oposición y forzar el abandono de la línea rupturista. Para ello, intentó aislar a la extrema derecha y trató de conseguir el respaldo del mayor número posible de franquistas y de los poderes fácticos. Pidió al ejército un compromiso con la democracia, gran parte aceptó por lealtad al rey. También ayudó la gestión del teniente general Gutiérrez Mellado como vicepresidente del Gobierno. Sin embargo, la persistente acción del terrorismo agravaba el descontento militar.

Torcuato Fernández Miranda redactó la Ley para la Reforma Política e introdujo en las Cortes un Procedimiento de Urgencia para la tramitación de las leyes. La Ley para La Reforma Política reconocía la soberanía popular, reconocía los derechos fundamentales como inviolables y creaba unas Cortes de carácter bicameral. Las Cortes actuaron según el trámite de urgencia. La votación fue nominal y la ley fue aprobada.

El triunfo de la ley se debíó a que algunos ministros provenientes del franquismo aseguraron a los procuradores una transición sin riesgo y al carácter nominal de la votación.

La Ley para la Reforma Política fue posteriormente ratificada en referéndum por la inmensa mayoría, excepto socialistas, comunistas y nacionalista, quienes plantearon la abstención, y la extrema derecha y extrema izquierda, quienes plantearon el voto negativo.

  1. La crisis de 1973 y sus consecuencias

La transición política se llevó a cabo mientras se iniciaba una crisis económica mundial. La subida del precio del petróleo desencadenó una recesión. En España, la gravedad de la crisis se hizo notoria a partir del 75,a partir del 79 se agudizaba aún más la involución.

La crisis fue fundamentalmente industrial, su fuerza se debíó a dos causas:

  • El elevado consumo de energía, lo cual elevó mucho los costes y los precios de venta.

  • El elevado peso de las actividades de poco contenido tecnológico, como siderurgia, construcción naval o material de transporte, donde la crisis fue más grave.

El paro aumentó a un ritmo anual muy elevado.

Los errores en la lucha contra la crisis fueron muy importantes: la expansión del gasto público tuvo efectos negativos sobre la tasa de inflación.

En 1977 se empezaban a tomar medidas. Se firmaron los Pactos de la Moncloa (principales partidos, organizaciones empresariales, sindicatos), cuyos objetivos fueron:

  • Reducir la inflación (moderación del gasto público) y el consumo de energía.

  • Poner en práctica un conjunto de reformas para repartir equitativamente los costes de la crisis (IRPF, aumentos de salarios según la inflación prevista).

  1. La oposición y la movilización popular

La oposición optó por agruparse en alianzas: la Asamblea de Cataluña, constituida por la oposición catalana; la Junta Democrática, en torno al PC; y la Plataforma de Convergencia Democrática, en torno al PSOE. Tras la muerte de Franco, estas dos últimas alianzas formaron Coordinación Democrática.

La oposición deseaba una ruptura democrática. Hubo un enfrentamiento entre el gobierno y la oposición, entre reformistas y rupturistas. De este enfrentamiento se llegó a la fórmula de la reforma pactada. Suárez comenzó un proceso de legalización de los partidos políticos y concedíó una amnistía general para todos los delitos políticos.

Así, el gobierno intensificó los contactos con la oposición, que acepta la reforma y renunciaba a la ruptura democrática (política de consenso).


Entradas relacionadas: