Texto-lingüística

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Magisterio

Escrito el en español con un tamaño de 5 KB

 

Intervención educativa en la expresión escrita. Modelo de Flower y Hayes: 1. El problema retórico:


Es el elemento fundamental del proceso de composición de un texto
. Está formado por el emisor, receptor, canal, código, mensaje, etc. 

2.Proceso de escritura: Hacer planes:

Se trata de formular objetivos que el emisor se tiene que plantear antes de comenzar a realizar el texto.

Redactar:

El escritor tiene que dar forma a un discurso verbal con lo anteriormente mencionado viendo el contenido del texto.

Revisar:

Una vez producido el texto, es necesario establecer una comparación entre los objetivos que se establecieron y el texto realizado. En caso de haber objetivos que no se cumplan, hay que adecuarlos. 3.

El Monitor:

Se encarga de revisar el buen funcionamiento y la planificación del proceso de composición de un texto.

4. La memoria a largo plazo:

Es la encargada de retener en la memoria del individuo ideas y recuerdos a lo largo de su vida para que pueda formular expectativas e hipótesis que le ayuden a producir textos.

. El modelo interactivo

La lectura y su comprensión se conciben como un proceso complejo e interactivo, a través del cual el lector construye una representación del significado poniendo en relación las ideas del texto con sus conocimientos previos. Para articular todos estos procesos nuestra mente utiliza un modelo interactivo, que enfatiza el uso que quien lee hace de sus conocimientos previos para la comprensión del texto. La automatización de procesos como la codificación o la decodificación, compensan la capacidad limitada del sistema de procesamiento de la información. Ello permite dirigir la atención del lector a procesos de comprensión de alto orden. El sujeto hábil lee con un objetivo determinado a la vez que controla de forma continua su propia comprensión. El proceso de lectura se inicia antes de empezar a percibir propiamente el texto, cuando el lector empieza a plantear sus expectativas sobre lo que va a leer mediante el uso de la memoria a largo plazo.
Previamente al inicio de la lectura, el individuo fija también mentalmente unos objetivos determinados. La esencia de la comprensión, radica en la aptitud de formular y verificar hipótesis, y en la capacidad de interrelacionar lo nuevo con lo sabido. Es un proceso instantáneo y activo que se desarrolla durante toda la lectura


Modelo compositivo de aplicación en el aula


1)

Planificación:

Aquí el alumno plantea y decide el contenido de su texto, a partir de un tema acordado por el grupo, o propuesto por el profesor. Puede tener las siguientes fases: torbellino de ideas,  desarrollo en redes, y trama conceptual. 2)

Primera redacción o borrador:

Aquí el alumno pone en práctica sus habilidades. No puede olvidar ninguna de las propiedades del texto (adecuación, coherencia, cohesión, gramática, estilística y presentación). 3)

Revisión del alumno y entrevista con el profesor:

Aquí el alumno procede a revisar su texto, este puede consultar las dudas que le plantea la revisión de su borrador, en una entrevista con el profesor. El profesor sólo debe atender a las dudas que el alumno le plantee, remitirlo a alguna fuente de documentación, o indicarle un tratamiento de la frase o palabra para que él mismo las resuelva. Después, el alumno debe comprobar si su actuación ha resultado positiva. Debe procurarse que el alumno solucione su problema por sí solo. 4)

Redacción provisional:

Una vez resueltas sus dudas, y en la fecha fijada para el texto de que se trate, el alumno entregará su escrito pasado a limpio. 5)

Revisión del profesor:

Aquí el profesor revisa los textos de los alumnos, señalando en rojo los errores y aciertos mediante unas claves acordadas, referidas a distintos aspectos de la expresión. A cada tipo de error o acierto corresponde una clave distinta. 6)

Nueva revisión del alumno: las fichas:

Más tarde, el profesor entrega el texto al  alumno, el cual debe advertir cada uno de los errores o aciertos señalados por el profesor, en segundo lugar, intentar solucionar dichos errores, y por último, clasificar sus errores y aciertos en fichas preparadas al efecto. Esto le proporciona información acerca de sus carencias y habilidades, que podrá consultar cuando quiera para mejorar la expresión escrita. 7)

Redacción definitiva

Una vez realizado todo lo anterior, el alumno deberá redactar de nuevo su ejercicio, rectificando los errores que hubiera contenido su redacción anterior. Así el alumno tiene conciencia de sus errores y aciertos, se adiestra en la solución de sus problemas, y encara con mayor garantía de éxito la siguiente composición.

Entradas relacionadas: