Las tendencias de la ciudad española

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Geografía

Escrito el en español con un tamaño de 4,57 KB

 

En los últimos 20 años España ha ido experimentando una importante planificación de ciudades y barrios y una remodelación urbanística que traen consigo una serie de consecuencias. Así, se han ido formando numerosas áreas urbanas, ciudades rodeadas de una extensa periferia edificada, dependientes económicamente de la ciudad central.
Actualmente, algunas zonas envejecidas de buena accesibilidad han sido modernizadas y embellecidas con el fin de atraer a las actividades más especializadas en el sector terciario. Además, con el crecimiento urbano, las antiguas zonas industriales y barrios obreros han quedado en una posición más cerca, revalorizando el suelo que ocupan. Las grandes ciudades tienen un ritmo de crecimiento menor debido a la difusión de parte de su población y de su actividad económica hacia periferias más alejadas. Surge así la llamada ciudad difusa, formación de áreas periurbanas o rural-urbanas, en las que se mezclan los usos del suelo y la forma de vida del campo y la ciudad.


 



Del mismo modo, algunas ciudades han crecido hasta conectar con otros núcleos de población, creando así aglomeraciones urbanas diferentes. Las áreas metropolitanas, formadas por una ciudad principal y por varios municipios de su entorno, que mantienen importantes realciones socioeconómicas y cuya red de transportes y comunicaciones debe garantizar las relaciones con la ciudad central y entre los núcleos que forman el área(mayor desarrollo en España). La conurbación, formada a partir del crecimiento paralelo de 2 o más ciudades hasta unirse, en España la mayoría se debe al turismo, a la fusión de ciudades especializadas o a la conexión ciudad-puerto(Málaga-Marbella). Las regiones urbanas integradas por ciudades dispersas(nebulosas urbanas) densas, suelen crearse por el crecimiento paralelo de varias ciudades con tamaño y funciones distintas(centro de Asturias). La megalópolis, de extensión suprarregional constituida por distintos elementos urbanos con funciones distintas que crecen y forman un área urbana discontinua pero sin fracturas importantes.



Desde 1980 el sistema urbano español está experimentando estos cambios por la implantación del Estado autonómico, la integración en la comunidad europea, los cambios en la economía mundial y la globalización. A pesar de que estos avances presentaran un desarrollo español, la producción y ordenación del espacio urbano ha producido una serie de problemas: la edificación eliminó en muchos casos elementos valiosos del patrimonio, creando edificios altos de baja calidad favoreciendo el deterioro, muchos barrios tuvieron carencias de espacios verdes y de equipamientos y estuvieron mal conectados entre sí ; y aumentó la congestión urbana y el deterioro al medioambiente( contaminación atmosférica y de aguas). En 1970, para luchar contra este crecimiento se crearon polígonos de descongestión en las principales vías de acceso, pero dada la alta edificabilidad autorizada, incrementaron aún más la congestión.
Actualmente España sufre un gran problema por dicho desarrollo urbanístico: se trata de la burbuja inmobiliaria( subida generalizada del precio de la vivienda nueva) que hace referencia a la burbuja especulativa del mercado de bienes inmobiliarios.



Su principal causa fue el alto incremente de los precios muy por encima de las rentas, principalmente aludiendo a factores externos como son : la falta de suelo edificable, la inmigración, la especulación… cabe a destacar que la burbuja inmobiliaria comenzó en 1977 debido al anterior boom inmobiliario finalizado en 1991. El resultado de esta ha sido la brusca caída de la demanda y los precios provocado por incapacidad del mercado de absorber la enorme oferta de vivienda construida.
Con respecto a las causas de la burbuja podemos destacar factores macroeconómicos ( aportación masiva de liquidez, dinero para nuevas hipotecas con intereses bajos… ), demográficos( mayor demanda extranjera, aumento de la población inmigrante…) económico financieros ( pocos intereses y Euribor por debajo de la instalación), normativos y estructurales ( excesivas regulaciones del suelo, alquileres y competencias urbanísticas) y sociales ( tendencia social a la propiedad inmobiliaria)
Por lo tanto, España ha experimentado un desarrollo importante que ha dado lugar a nuevas tendencias en el espacio urbano. Muchos han favorecido a la sociedad española y otros han provocado problemas difíciles de solucionar.

Entradas relacionadas: