Tema 12 la segunda república española 1931-1936

Enviado por Chuletator online y clasificado en Historia

Escrito el en español con un tamaño de 8,25 KB

 
BLOQUE 10

LA II REPÚBLICA Y LA Guerra Civil EN UN CONTEXTO DE CRISIS INTERNACIONAL (1931-1939)

1. LA PROCLAMACIÓN DE LA SEGUNDA REPÚBLICA. LA CONSTITUCIÓN DE 1931. EL BIENIO REFORMISTA
(1931-1933).
1.1 La proclamación de la Segunda República
La II República se proclamó el 14 de Abril de 1931, tras el éxito republicano en las elecciones municipales. El nuevo
régimen fue recibido con grandes esperanzas, por los intelectuales, la clase media y el movimiento obrero; y con
desconfianza por la oligarquía (especialmente la agraria), el Ejército y la Iglesia. La tensión entre defensores y opositores
al sistema fue creciente a lo largo de toda la etapa, alentada por un contexto internacional desfavorable (Crack del 29,
crisis de las democracias y ascenso del fascismo).
Tras la marcha de Alfonso XIII al exilio se constituyó un Gobierno provisional presidido por Niceto Alcalá-Zamora
(conservador y católico), que contaba con representantes de todas las corrientes del Pacto de San Sebastián (1930):
republicanos moderados (Partido Radical, de Alejandro Lerroux) y de izquierdas (Acción Republicana, Manuel Azaña),
socialistas (Largo Caballero, Indalecio Prieto) y nacionalistas catalanes y gallegos. Alcalá-Zamora convocó elecciones a
Cortes Constituyentes, para elaborar una nueva Constitución y elegir un Gobierno que remplazase al provisional.
A pesar del inicial clima pacífico, el rechazo de los sectores monárquicos a los primeros decretos que sentaban las bases
de futuras reformas (agraria, militar, religiosa, etc.), provocó en Mayo varios incidentes que derivaron en la quema de
conventos y la expulsión del cardenal Segura, dejando la imagen de la II República muy deteriorada.
1.2. Constitución de 1931
Los partidos republicanos, el PSOE y los nacionalistas periféricos obtuvieron una amplia mayoría en las Cortes
Constituyentes de Junio de 1931, los anarquistas no participaron y los partidos extremistas de derecha e izquierda
fracasaron. La nueva Constitución, aprobada en Diciembre de 1931, recogíó las aspiraciones de los partidos reformistas,
mayoritarios en las Cortes:
a) Laicidad del Estado: se reconocíó la libertad de cultos y se establecíó una estricta separación Iglesia-Estado:
supresión de la financiación pública del clero, prohibición de la enseñanza a las órdenes religiosas, disolución
de la Compañía de Jesús, y aprobación del divorcio y matrimonio civil.
b) Jefatura de Estado: el Presidente de la República era elegido conjuntamente por las Cortes y por un número de
compromisarios igual al de diputados 1 . Ostentaba el cargo durante seis años. Actuaba como poder moderador,
siendo sus principales competencias la elección del Jefe de Gobierno (que debía ratificar las Cortes) y la
capacidad de disolver las Cortes hasta dos veces cada mandato 2 .
c) Legislativo: Cortes unicamerales (Parlamento), que legislaban y controlaban la acción del Gobierno.
d) Sufragio universal, que establecía por primera vez el derecho de voto de la mujer.

1 Los compromisarios se elegían mediante un complejo mecanismo
2 Aunque si en su primera sesíón las terceras Cortes estimaban que no había razones de peso para la segunda disolución, el Presidente de la República
era cesado del cargo.

e) Descentralización territorial: reconocimiento del derecho de autonomía de las regiones, dentro de un estado
integral. La aprobación definitiva de los estatutos de autonomía dependía de las Cortes.
f) Creación del Tribunal de Garantías Constitucionales: velaba por la constitucionalidad de las leyes.
g) Derecho a la educación: el Estado debía garantizar la educación primaria a toda la población. Además la
Constitución definíó un nuevo modelo de enseñanza pública, laica y mixta.
Aprobada la Constitución, las Cortes eligieron a Niceto Alcalá-Zamora como Presidente de la República y a Manuel
Azaña como Presidente del Gobierno.
1.3 El Bienio Reformista (1931-1933)
El objetivo del presidente y ministro de la guerra Manuel Azaña era modernizar el país resolviendo sus problemas
históricos. Para ello nombró a ministros socialistas buscando el apoyo de la clase obrera a su proyecto reformista:
Reforma del ejército
a) Reforma del Ejército: Azaña, promovíó una reforma militar con tres objetivos: subordinación del ejército a la
autoridad civil (supresión ley de jurisdicciones); lealtad institucional (nombramiento de oficiales fieles a la
República para los principales cargos y creación de la Guardia de Asalto 3 ); y profesionalización (reducción del
nº de oficiales mediante el retiro voluntario con mantenimiento de sueldo, a ella se acogieron 7.500 oficiales,
casi un 40% del total) 4
b) Reforma agraria: debía resolver la dramática situación de dos millones de jornaleros. La Ley de Bases de la
Reforma Agraria aprobó la expropiación con indemnización de grandes latifundios y su entrega a jornaleros. Sin
embargo, esta ley fracasó por la falta de financiación y la obstrucción judicial de los propietarios. La frustración
entre los campesinos desembocó en ocupación de tierras y protestas (Casas Viejas).
c) Reforma laboral: Largo Caballero, Ministro de Trabajo, aprobó la jornada de ocho horas en el campo, la
negociación colectiva y los Jurados Mixtos de Arbitraje.
d) Descentralización territorial: se aprobó el Estatuto de Cataluña que reconocíó la cooficialidad del catalán y
amplias competencias de autogobierno (parlamento y Generalitat). Poco después fue elegido como presidente
Francesc Macià de Esquerra Republicana
e) Reforma educativa: buscó reducir el analfabetismo mediante la apertura de escuelas, institutos y bibliotecas.
Se promovíó una educación pública, laica, obligatoria, gratuita y mixta. Se eliminó la asignatura de religión y se
prohibíó el ejercicio de la enseñanza por órdenes religiosas (Ley de Congregaciones Religiosas)
El Gobierno tuvo que enfrentarse a una durísima oposición a lo largo de todo el Bienio Reformista.
a) Para los sectores conservadores (Ejército, Iglesia, terratenientes e industriales) las reformas era inadmisibles
por la alteración del status quo. Por ello, primero intentaron liquidar el sistema por la fuerza (fallido golpe de
Estado del general Sanjurjo, Agosto 1932) y cuando esto fracaso alentaron el recurso a la vía política mediante
la creación de partidos como la CEDA (Confederación Española de Derechas Autónomas), liderada por Gil-
Robles bajo el lema “Religión, patria, familia, propiedad y orden”, y Falange Española, formación fascista
fundada por José Antonio Primo de Rivera.

3 Nuevo cuerpo de seguridad para garantizar el orden público en las ciudades
4 De esta forma se acabó con la hipertrofia de oficiales de ejército español que se arrastraba desde las guerras carlistas

b) Por el contrario para socialistas y anarquistas los cambios resultaban insuficientes. La crisis económica dificultó
la financiación de las reformas, desencadenando una fuerte conflictividad social (huelgas, ocupaciones, etc.) y
una dura represión. La izquierda comenzó a rechazar al gobierno de Azaña.
Finalmente, el asesinato de unos campesinos por la Guardia Civil en Casas Viejas (Cádiz, Enero 1933) acabó provocando
la dimisión de Azaña y del Gobierno republicano-socialista en el verano del 33. Alcalá-Zamora disolvíó las Cortes y
convocó elecciones, ganadas por amplia mayoría por la CEDA y el Partido Republicano Radical de Lerroux.

Entradas relacionadas: