Técnica empleada en la virgen y el niño leonardo da vinci

Enviado por Programa Chuletas y clasificado en Plástica y Educación Artística

Escrito el en español con un tamaño de 3,79 KB

 

1.-Leonardo Da Vinci


Nace cerca de Florencia. Fue pintor, arquitecto, ingeniero, biólogo, músico y escritor. Estuvo al servicio de Ludovico el Moro, en Milán, al final de su vida, entró al servicio de Francisco I de Francia.Por su notable deseo de saber y de dominar todas las técnicas y de inventar, es, quizás, el genio más representativo del Renacimiento. Como artista le interésó especialmente conocer el cuerpo humano, tanto en su estructura interna,como en su aspecto expresivo y en sus movimientos. El interés por el movimiento le lleva a preocuparse por el arte de enlazar unas figuras con otras. Paralelo a este interés por el movimiento es el que siente por la luz y la sombra. El tránsito suave dando lugar al sfumato
.
nos dejó expuestas sus doctrinas en su Tratado de la Pintura. b) La obra pictórica de Leonardo: Evolución cronológica Entre las obras más significativas de la producción pictórica de Leonardo destacan  las siguientes:

1


. La Virgen de las Rocas

Pintado en 1483, este óleo sobre lienzo se encuentra en el Museo del Louvre realizó una variación muchos años después que se encuentra en Londres. Es su primera gran obra milanesa. En ella las figuras de la Virgen, Jesús, San Juan y el ángel una composición piramidal. Utiliza la técnica del sfumato. En este cuadro nos habla de la belleza ideal. El tema es San Juan niño, adorando a Jesús, que está situado en el centro y bañado de luz en presencia de un ángel y de María. Las figuras miran hacia el centro. Pinta a las figuras emergiendo en una atmósfera de humedad.

2. La Última Cena.Fue pintada en 1495-1498 en el Refectorio del Convento dominico de Santa María de
las Gracias, en Milán. La técnica utilizada es óleo y temple sobre muro. Es una obra
monumental (4,20 x 9,10 ms.). A Leonardo no le interesaba el procedimiento del fresco ya
que su rápido secado exigía prontitud de ejecución y el artista necesitaba tiempo para
estudiar cada detalle. Ante esta circunstancia trató de inventar un sistema que le permitiera
pintar al temple en la pared. El resultado fue poco afortunado y la obra se deterioró
rápidamente.
Leonardo, siguiendo las leyes de la perspectiva lineal, agranda ópticamente el muro
frontal del refectorio con un cenáculo (comedor) fingido. El recurso utilizado consiste en
hacer converger las líneas de fuga hacia las tres ventanas abiertas a las espaldas de Cristo,
que dan profundidad y luz natural a la estancia. La posición de los discípulos detrás de la
mesa y agrupándose en tríos, es nueva. Hasta entonces solía situarse a Judas aislado en
frente del resto de los comensales.
La escena recoge le momento en que Jesús comunica a sus discípulos que uno de ellos le
va a traicionar y entregar. El artista tiene que plasmar dos aspectos (según explica en su
Tratado della pintura): el hombre físico y los movimientos del alma; lo primero es fácil, lo
segundo no, porque tiene que representarlo a través de las actitudes y los gestos de los
personajes. Leonardo visualiza este movimiento del alma en el dramatismo de los
discípulos y sus reacciones de incertidumbre e interrogación ante el anuncio de la traición.
Sólo uno comprenderá las palabras de Cristo: Judas, que se siente descubierto y exterioriza
la conciencia del peligro, estrujando con inquietud la bolsa de monedas. Las palabras de
Jesús hacen reaccionar a sus discípulos y sus caras expresan sorpresa, incredulidad,
estupor, indignación, dolor, amor...

Entradas relacionadas: