Teatro

Enviado por Chuletator online y clasificado en Español

Escrito el en español con un tamaño de 7,7 KB

LA NOVELA ESPAÑOLA DE 1975 A NUESTROS DÍAS

Introducción: tras la muerte de Franco, el ambiente de libertad, con la desaparición de la censura, permitíó la recuperación de la obra de los autores exiliados así como un mayor conocimiento de la narrativa de escritores extranjeros. Autores que habían triunfado previamente, como Cela o Delibes, continúan con su labor literaria y conviven con los nuevos novelistas de la democracia.

Carácterísticas: la falta de perspectiva histórica, la enorme variedad de la producción de este periodo, la negativa generalizada de la mayor parte de los escritores a ser clasificados en un grupo y la intrusión de elementos comerciales por parte de las editoriales hacen que resulte muy difícil clasificar la novela de las últimas décadas. Es muy carácterístico de esta época encontrar tanto obras en las que perviven las vanguardias como novelas que desean recuperar el placer de la narración y el interés por la trama. No podemos olvidar el incremento del número de escritoras, la vinculación entre la labor literaria y la periodística y el gusto creciente por el relato corto, influido por las redes sociales.

Clasificación por temas: 

  • Novela intimista y lírica: Carmen Martín Gaite (Nubosidad variable) da más relevancia en sus novelas a la vida interna de los personajes que a la trama.

  • Novela experimental: en La verdad sobre el caso Savolta, Eduardo Mendoza (premio Cervantes) integra los elementos más dispares, todos ficticios, como artículos periodísticos, transcripciones de interrogatorios… pero sin renunciar a la narratividad.

  • Novela intelectual: el texto recibe muchas influencias literarias externas que quiere reflejar a propósito, como en Todas las almas, de Javier Marías.

  • Novela histórica: el autor debe documentarse escrupulosamente, por lo que su mérito reside en conseguir el equilibrio entre información histórica y calidad literaria. Dos buenos ejemplos son Almudena Grandes (Inés y la alegría) o Arturo Pérez-Reverté, con su serie de novelas sobre el capitán Alatriste.

  • Novela de tintes cervantinos: aborda temas de alcance universal desde una profunda empatía hacia el ser humano y el afán que le lleva a emprender hazañas imposibles. Luis Landero o Luis Mateo Díez son dos de sus mejores representantes.

  • Novela negra: de gran éxito entre los lectores, no presenta solo la resolución de un caso criminal, sino que la narración persigue realizar un retrato profundo de las taras sociales. Lorenzo Silva o Antonio Muñoz Molina son buenos ejemplos de autores de este tipo de novelas.

  • Novela fantástica: poco habitual en nuestra literatura, conoce cierto auge gracias a Olvdado rey Gudú, de Ana María Matute y al éxito de Laura Gallego en la novela infantil y juvenil.

  • Novela poemática: en La lluvia amarilla, Julio Llamazares nos ofrece una prosa muy cuidada que hereda el ritmo de la poesía al combinar los elementos líricos con los narrativos.

  • Generación X: Historias del Kronen, de José Ángel Mañas, muestra una juventud de clases medias y altas, sin ningún problema material, pero falta de valores, que ha renunciado a buscarle sentido a la existencia. Sus vidas transcurren entre las drogas, el sexo y el desafío a las normas.

Conclusión: en los últimos años ha crecido espectacularmente el número de publicaciones, también a causa de la gran cantidad de premios literarios que existen actualmente, del comercio que las editoriales han instaurado a través de las grandes cadenas de distribución y de la proliferación de los soportes electrónicos.

Entradas relacionadas: