Que es el teatro poético

Enviado por Chuletator online y clasificado en Español

Escrito el en español con un tamaño de 17,27 KB

 

La primera etapa de Ramón del Valle-Inclán inicia en el terreno del Modernismo y se manifiesta en una serie de obras narrativas en las que se percibe la influencia de poetas franceses y del decadentismo D’Annunzio. Esta etapa se cerrará con las Sonatas, cuatro novelas cortas en las que se describe un mundo decadente con un marcado refinamiento léxico y formal, y una relevante presencia de lo sensual destacada en la primera de ellas. Las Sonatas son: Sonata de otoño (1902), Sonata de estío (1903), Sonata de primavera(1904) y Sonata de invierno(1905). El subtítulo que reciben el conjunto de todas ellas es Memorias del marqués de Bradomín.

La segunda etapa se encamina ya decididamente hacia el teatro. En el teatro es la época de las Comedias bárbaras: trilogía de Ágüila de blasón (1907), Romance de lobos (1908) y Cara de plata (1922). También cabe destacar Divinas palabras (1920).

La etapa final se estructura en torno al esperpento, que aparece definido y desarrollado en Luces de bohemia (1924). Es el momento en que el autor es consciente plenamente de los problemas de España y plasma todo el malestar y la amargura que le producen. El resto de esperpentos forman parte de la trilogía Martes de carnaval; compuesta por Los cuernos de don Friolera (1921), Las galas del difunto (1926) y La hija del capitán (1927)

Las carácterísticas del esperpento son: Presencia de lo grotesco, con un léxico degradante Animalización Hominización.Los animale actúan y se comportan como personas Muñequización y cosificación de personajes Personajes convertidos en fantoches, títeres, peleles, meras sombras, bultos o siluetasEl contraste entre la luz y la oscuridad, entre lo lírico y lo grotesco, siempre en una línea cercana a la estética expresionista.

En esta última etapa debemos destacar una de sus novelas más importantes, Tirano Banderas 1926.


En este periodo distinguimos,en los años sesenta un teatro de orientación realista en el que imperan la reflexión sobre la sociedad, la protesta y la denuncia de las desigualdades. Por otra parte, los setenta será un periodo de experimentación formal y temática que desembocará también en el teatro independiente. Al mismo tiempo se mantiene el teatro comercial.

La comedia burguesa.

Es un teatro de evasión, dirigido a un público despreocupado, con tramas cómicas que a menudo reflejan el vacío de las clases acomodadas durante la dictadura.

El teatro social de protesta y denuncia.

Tomando como punto de partida los inicios teatrales de Antonio Buero Vallejo y de Alfonso Sastre, se consolida una generación de dramaturgos que mostrarán en sus obras la preocupación por la injusticia social y el descontento político. Su teatro es comprometido y testimonial, de corte realista, en el que emplean técnicas propias de los sainetes grotescos, el expresionismo e incluso el esperpento valleinclanesco.


Entradas relacionadas: