El teatro y la lengua

Enviado por Chuletator online y clasificado en Griego

Escrito el en español con un tamaño de 4,25 KB

 

TEATRO, PATRIMONIO DE LA POLIS


El Dios 


Dionisio hijo de Zeus fue un personaje 


primordial dentro de el Olimpo de los dioses. 


Aunque existían varios festivales en los que se 


le rendía culto y en los que es el celebran 


agones teatrales, eran las grandes Dionisia es 


en las que el Dios era celebrado de forma 


multitudinaria. Jóvenes en edad militar, junto a 


muchachas portadoras de ofrendas, 


escoltaban a la estatua del Dios hasta su 


santuario al sur de la acrópolis. Allí se 


pronunciaban los nombres de aquellos que 


habían destacado por sus actividades a favor 


de la ciudad, hecho que indicaba el grado de la 


implicación de la ciudadanía con este festival. 


LOS TEMPLOS DE LA ESCENA


 Los primeros 


teatros estaban hechos de madera y eran 


móviles, pero a partir del siglo IV a. C. 


proliferaron los construidos en piedra. 


- graderío: era un hombre o semicírculo que se 


extendía, repartíéndose en sectores por la 


pendiente de una colina. El de Dionisio en 


Atenas tenía capacidad para 15.000 


espectadores, entre los que se contaba 


mujeres, niños, métecos y visitantes. 


- Orchestre: era el espacio circular ante la 


escena donde bailaba y cantaba el coro.


-Escena: ir al espacio reservado a los actores, 


en la época clásica su número si fijo en tres 


para la tragedia. En la comedia participo más. 


Un mismo actor podido interpretar varios 


personajes mediante el uso de máscaras.


-decorados: eran muy sencillo, muchas veces 


será la fachada de un palacio con varias 


puertas pintadas.


EL PUBLICO


 En la Grecia clásica como a la  


ciudadanía acudía al teatro.
El precio de la 


entrada era de dos óbolos y existía un fondo 


para espectáculos para proporcionar la entrada 


aquellos ciudadanos que no lo podían pagar. 


Asistían a un total de 17 representaciones, y 


recuperaban fuerzas con alimentos que, 


llegado el caso, tiraban a los actores en señal 


de descontento. Los espectadores 


argumentales de cada obra. El público conocía 


la acción de la historia pero el protagonista no 


lo que daba lugar a la llamada ironía trágica. 


La Katharsis o purificación. 

Entradas relacionadas: